La nueva era del Barça se rinde a Messi

El argentino fue MVP de la final de la Copa del Rey y el club certifica en las redes sociales que llegan nuevos tiempos
Real Madrid CF ante FC Barcelona, con el Atlético de Madrid en la atalaya pendiente del resultado

 -  

“La primera de una nueva era”. Una foto con ese texto acompañaba al primer tuit del Barcelona tras proclamarse campeón de la Copa del Rey de la temporada 20-21. Un 0-4 ante el Athletic de Bilbao en La Cartuja con goles de Griezmann, De Jong y dos de Leo Messi. 

#SinPitos

El fútbol español vivió su particular fiesta. No es la que hubieran querido las dos aficiones porque las gradas del estadio sevillana estaban vacías y eso evitó que se pitara el himno nacional, pero sí había algo que celebrar. La RFEF de Luis Rubiales y LaLiga de Javier Tebas habían firmado una tregua en su guerra para dar a este partido rango de gran partido. Sin fútbol en Primera división en la jornada de sábado para que todas las miradas se centrasen en la gran final de Copa. Con Pedro Sánchez y Felipe VI en el palco tras jugar una partida de futbolín con Rubiales y Juanma Moreno presidente de la Junta de Andalucía en el Museo del Deporte que hay dentro del inmenso estadio olímpico. 

#SinPúblico

Era un partido de aficiones. La RFEF quiso jugar las dos finales de Copa con seguidores en las gradas, pero fue imposible. No es solo la pandemia, es la imagen. El fútbol profesional es un reclamo social. Un producto que hasta se puso al servicio de la olvidada aplicación Radar Covid. El motor de la sociedad para los que lo siguen y para los que no. Era el momento de que La Cartuja tuviera la gran foto de la vuelta de espectadores a los estadios. Del gran tanto de Rubiales, por qué no. Pero la Junta de Andalucía y Sanidad no fueron valientes. Será LaLiga la que presione y lo consiga en el mes de mayo. Real Madrid CF ante FC Barcelona, con el Atlético de Madrid en la atalaya pendiente del resultado

#Marcelino

El partido no tuvo misterios para el Barça. Lleva meses sabiendo a qué jugar. Koeman ha encontrado el equilibrio entre los jóvenes y los veteranos. Ha sabido devolverle a Messi la sonrisa y hasta Piqué volvió a ser titular para dejar la portería a cero. Enfrente estaba un Athletic perdido. La derrota en la anterior final de Copa ante la Real Sociedad le seguía pesando. Las ocasiones que tuvo fueron más por errores de la zaga azulgrana que por acierto propio. La flor de Marcelino se ha secado en dos malas tardes. De poder sacar la Gabarra a hundir la flota en la ría. La buena prensa le montó un pedestal del que te apea el fútbol. 

#ConMessi

La nueva era del Barça pasa por Messi. Aunque el jugador se burlase en la cara de Bartomeu cuando le dijo que el futuro Barça se construiría sobre él. Laporta sabe que es imposible pagarle una nómina más, pero también sabe que hay algo más fuerte que el dinero dentro del argentino. Su respeto al Barça evitó un desfile por los juzgados para irse del club y ese “seny” puede acercarle a su equipo. El mensaje de las redes sociales era para Messi. Dedicado al “10”. Que sepa que desde que ha levantado la Copa del Rey del 17 de abril de 2021 empieza una nueva era. Un nuevo presidente al que conoce bien y una forma de entender el fútbol que le puede ilusionar. Real Madrid CF ante FC Barcelona, con el Atlético de Madrid en la atalaya pendiente del resultado

#Koeman

La Copa del Rey de Koeman es un espaldarazo a un entrenador que pasaba por allí y que puede ser la horma del zapato culé. Sus permanentes quejas arbitrales le restan mucha credibilidad, pero a nadie se le escapa su capacidad para gestionar bien una plantilla descompensada y bisoña. Su segunda Copa en España. La primera fue en aquel polvorín que era el Valencia de 2008. La de Sevilla es el refuerzo positivo a un trabajo exigente con un equipo descosido. 

#Doblete

El Barça ha ganado la Copa del Rey en el momento más delicado de la temporada. La Champions está olvidada, pero la liga es posible. Los de Koeman pueden hacer doblete si ganan todos los partidos. El 8 de mayo se enfrentan al Atlético de Madrid en el Camp Nou para recortarle los dos puntos de diferencia. Quién sabe cómo llegaran los tres grandes de España a esa jornada, pero el Barça depende de sí mismo para ganar la liga. El primer título de jugadores como Pedri o Dest es un premio a su corto recorrido y un aliciente de cara al final de temporada. 

Una cosa es segura, el Barça ya no acabará la temporada en blanco.