La nueva obra de Banksy, un homenaje a los profesionales sanitarios

El misterioso artista urbano se une al reconocimiento de la labor de los profesionales que luchan contra la pandemia en su último cuadro, ‘Game changer’, donado a un hospital británico
Obra Banksy

 -  

“Gracias por todo lo que estáis haciendo. Espero que esto dé un poco de luz al lugar, aunque sea solo en blanco y negro”. Con estas palabras, el artista urbano Banksy acompañaba su última obra, donada al Hospital Universitario Southampton, al sur de Inglaterra. En ella, un niño elige como juguete la muñeca de una superenfermera, dejando apartados en el cesto a Batman y a Spiderman. A través de su cuenta de Instagram –en la que supera los ocho millones de seguidores y que suele utilizar para confirmar la autoría de sus obras–, ha compartido y bautizado esta pieza, a la que ha puesto por título ‘Game changer’.

Aunque es más reconocido por plasmar sus obras sobre las paredes, esta vez el graffitero anónimo más famoso del mundo ha utilizado un soporte un tanto más tradicional para demostrar su reconocimiento a los profesionales sanitarios, como también han hecho miles de artistas en las últimas semanas. El lienzo permanecerá expuesto de manera temporal en el centro de salud, como ha confirmado la directora ejecutiva del centro, Paula Head, a través de su cuenta de Twitter. “Estoy muy orgullosa de mostrar esta increíble obra de arte creada por Banksy como agradecimiento para los trabajadores del NHS y de nuestro hospital. Un telón de fondo inspirador para hacer una pausa y reflexionar en este tiempo sin precedentes”, escribía.

Cuando termine el confinamiento, el cuadro será subastado para recaudar fondos destinados al Sistema Nacional de Salud Británico, según han confirmado fuentes cercanas al artista al diario británico The Guardian. La suma, probablemente será cuantiosa: hace apenas un año, su polémica obra ‘Devolved Parliament’ –en la que se representa la Cámara de los Comunes como un conjunto de chimpancés– fue vendida por once millones de euros. En la misma puja, la primera que Sotheby’s le dedicaba al artista, uno de sus cuadros se autodestruyó justo después de que su comprador desembolsara 1,8 millones de euros.

Si ya era reconocido por su compromiso con los derechos humanos y las reivindicaciones sociales –desde la desigualdad o el cambio climático a la situación de los refugiados en Palestina, por ejemplo–, con la superenfermera de esta obra, Banksy se suma a los homenajes a los héroes sanitarios que, sin necesidad de capa ni superpoderes, están ya luchando por mejorar la salud pública y salvar al mundo de las peores consecuencias del coronavirus.