PUBLICIDAD

Iberdrola

La OMS concluye que el virus es de origen animal

La opción de que fuera desarrollado en un laboratorio se descarta por extremadamente improbable
Atalayar_Investigacion Wuhan OMS

REUTERS/ALY SONG  -   Marion Koopmans y Peter Ben Embarek, miembros del equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) encargado de investigar los orígenes de la enfermedad del coronavirus (COVID-19), Liang Wannian, jefe del panel de expertos sobre la respuesta al COVID-19 en la Comisión Nacional de Salud de China, y el portavoz de la Comisión Nacional de Salud de China, Mi Feng, asisten a la conferencia de prensa del estudio conjunto OMS-China

Las conclusiones de la OMS, pese al empaque con el que fue tratada la llegada de la delegación de científicos de la organización, no han traído nada que no se llevase meses defendiendo desde diferentes estamentos científicos: el virus es, casi con total probabilidad, de origen animal. Se descarta entonces, por extremadamente improbable, que su origen estuviera en un laboratorio, como han defendido algunos líderes mundiales instalados en el negacionismo.

De la misma forma, los estudios llevados a cabo por el equipo que ha dirigido el danés Peter Ben Embarek, en colaboración con la delegación de científicos china, ha considerado que la hipótesis más probable es que el virus saltara a los humanos "a través de una tercera especie". Sigue habiendo dudas por tanto al respecto de qué especie pudo ejercer de transmisora del virus, y de dónde se produjo el salto.

Atalayar_Transmision COVID
AFP/AFP - Cronología de los acontecimientos que condujeron a la visita de expertos en investigación de la Organización Mundial de la Salud a Wuhan, China

Peter Ben Embarek y el jefe de la delegación china, el epidemiólogo Liang Wannian, fueron los encargados de dar la rueda de prensa en la que se anunciaron las conclusiones preliminares de las investigaciones desarrolladas durante un mes en la ciudad china de Wuhan. Liang Wannian, además del jefe de la delegación del país asiático, pertenece a la Comisión Nacional de Salud china. 

Respecto a donde se produjo el traspaso del virus a los humanos, todas las miradas están puestas en el mercado de Huanan, pues durante mucho tiempo se ha considerado epicentro de la pandemia, debido a la venta no sólo de productos animales congelados sino también de animales vivos, tanto domésticos como salvajes. Se sigue considerando que el virus proviene probablemente de los murciélagos, pero se desconoce cuál podría ser el eslabón que lo conectaría con los humanos. Desde la propia delegación internacional, en concreto por parte de la viróloga Marion Koopmans, se ha señalado como posibles transmisores a los conejos, hurones o ratas de bambú, que son animales que han pasado por Huanan.

Atalayar_Liang Wannian Peter Ben Embarek
AP/NG HAN GUAN - Peter Ben Embarek, del equipo de la Organización Mundial de la Salud, a la derecha, estrecha la mano de su homólogo chino Liang Wannian tras una conferencia de prensa del estudio conjunto OMS-China celebrada al final de la misión de la OMS en Wuhan, China, el martes 9 de febrero de 2021

Sin embargo, Embarek ha indicado que "no está claro", que el mercado haya sido la zona cero de la pandemia, a pesar de que haya habido casos que se produjeran en ese lugar. Y en esta duda, ahonda la delegación china, que apunta a la presencia de este virus en restos congelados importados, incluso de envoltorios, como muestra de que el virus no dio el salto en su territorio, sino que lo hizo en otro lugar. Este hecho es la principal diferencia entre las conclusiones de cada una de las delegaciones.

Las dudas sobre el origen siguen por tanto sin ser plenamente resultas. Ahora toca investigar más a fondo, no sólo en Wuhan, y tirar del resto de hilos que permitan deshacer esta madeja. Queda estudiar, como dicen los chinos, la posible presencia del virus en otras zonas geográficas incluso antes de diciembre, cuando fue detectado en Wuhan. Mientras que el danés indica la necesidad de averiguar qué animales estuvieron presentes en el mercado por esas fechas, para tratar de averiguar cuál fue el enlace entre el virus presente en los murciélagos y su llegada al ser humano.

Atalayar_Mercado Huanan
REUTERS/ALY SONG - Personas con mascarillas caminan en un mercado callejero, tras un brote de la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en Wuhan, provincia de Hubei, China 8 de febrero de 2021

La comunidad internacional ha recogido esta noticia con escaso entusiasmo. Los países se encuentran enfrascados en sus campañas de vacunación y en la falta de vacunas ante las reducciones en la producción de varias farmacéuticas. La Unión Europea, por ejemplo, ha indicado que se ha subestimado la dificultad de producción de las vacunas, y ha elogiado que la ciencia haya ido más rápido que la industria. Sin embargo, también ha acusado a algunas farmacéuticas de haber inflado sus capacidades de producción para atraer compradores, y que ahora es evidente que no pueden cumplir con las demandas.

Atalayar_Tedros Adhanom Ghebreyesus
AFP PHOTO/ CHRIS BLACK/ ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD - Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS

Mientras tanto, los países en vías de desarrollo siguen sin preocuparse de si el virus es de origen animal o no, puesto que independientemente de él, sus dificultades para acceder a las vacunas son enormes, y advierten de que, si no se sale de la pandemia a la vez, en realidad no se va a dejar atrás al virus.

Para la OMS esta primera investigación era muy importante, debido a las críticas que sufrió la organización durante los primeros meses de la pandemia por su falta de contundencia contra las autoridades chinas por la opacidad y la escasa información al respecto de un virus que lleva provocados cientos de miles de muertes en todo el mundo, cuando apenas se ha iniciado la vacunación.