La OMS confía en superar la crisis del coronavirus, aunque insta a no relajarse ante sus peligros

El director general Tedros Adhanom Ghebreyesus ha animado a aprovechar los esfuerzos actuales para erradicar el virus a pesar de haber empezado a combatirlo tarde
El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus

AFP/FABRICE COFFRINI  -   El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha manifestado su confianza en poder acabar con la lacra del COVID-19 tras haber explicado también que el mundo debería haber empezado a batallar contra el coronavirus un par de meses antes de cuando empezó la lucha efectiva contra el mismo. También ha animado a aprovechar la nueva oportunidad que se tiene para terminar con esta pandemia que ha dejado ya, de momento, más de 21.000 muertos y más de 475.000 contagiados en hasta 187 países.

“Vamos a superar esta crisis. La pregunta es, ¿a qué precio? Hemos superado muchas pandemias y crisis antes. Superaremos esta también. La cuestión es cuál será el precio que pagaremos”, ha señalado Ghebreyesus en una rueda de prensa realizada por videoconferencia desde la sede de su institución en la ciudad suiza de Ginebra. 

Desde la OMS se hace un llamamiento también a seguir respetando las normas de confinamiento y no relajarse sobre los consejos de protección de cara a evitar contagios a pesar de que se pueda desarrollar una próxima fase de caída del pico de fallecimientos y contagios gracias a las medidas impuestas a la sociedad, relacionadas con la restricción de movimientos para evitar el contacto con otras personas y vinculadas también a medidas de higiene y protección de manos y vías respiratorias para reducir al mínimo la posibilidad de contraer el virus de alguna manera en los casos de desplazamiento obligado. En situaciones como esta, “quedarse en casa y prevenir la movilidad de la población siempre funciona, siempre lleva al éxito y, al mismo tiempo, reduce la presión sobre el sistema sanitario”, reseñó el director general de la OMS en relación con la eficiente instrucción de recluirse en los domicilios y con la urgente necesidad de aliviar la situación en los centros hospitalarios ante el aluvión de personas afectadas en mayor o menor medida por el COVID-19.

Miembro de seguridad lleva equipo de protección contra el brote de coronavirus en el Aeropuerto Internacional de Pudong, Shanghái
AFP/HECTOR RETAMAL - Miembro de seguridad lleva equipo de protección contra el brote de coronavirus en el Aeropuerto Internacional de Pudong, Shanghái

Ghebreyesus también ha realizado un llamamiento a seguir buscando soluciones contra el coronavirus mientras se aplican las medidas de confinamiento destinadas a la protección de la ciudadanía. “Estas medidas suponen la mejor vía para evitar la propagación del virus, así no puede volver a surgir el coronavirus una vez que se levanten las restricciones”, ha aseverado el director general de la OMS, quien también lamentó el hecho de que se haya empezado a luchar algo tarde contra el coronavirus. Según sus estimaciones, se debería haber empezado a atajar la propagación del coronavirus hace ya un par de meses con las severas directrices que se están aplicando durante las últimas fechas, las cuales conducirán seguramente a ir solventado esta lacra.

Una pantalla muestra información sobre el coronavirus COVID-19 en una calle desierta de una de las zonas más turísticas de Bangkok, Tailandia
AFP/MLADEN ANTONOV - Una pantalla muestra información sobre el coronavirus COVID-19 en una calle desierta de una de las zonas más turísticas de Bangkok, Tailandia

Aunque el dirigente sanitario etíope también ha explicado que no puede haber una relajación de la disciplina aislacionista y proteccionista aplicada en la actualidad hasta que no esté controlada totalmente la problemática sanitaria desatada. Ha indicado que la amenaza del coronavirus debe desaparecer totalmente antes de retornar a un escenario de reapertura de centros públicos donde se puedan volver a congregar grupos de personas en gran número, como es el caso, por ejemplo, de centros educativos o comercios de todo tipo. El director general de la OMS ha remarcado que reabrir precipitadamente escuelas y negocios es “lo último que necesitan los países ahora”. Todo esto podría conducir a estas naciones a volver a tener que imponer soluciones drásticas de confinamiento por un más que posible repunte de los casos de afectados. 

El World Trade Center se levanta sobre una Séptima Avenida casi vacía en West Village el 25 de marzo de 2020 en Nueva York
AFP/BRYAN R.SMITH - El World Trade Center se levanta sobre una Séptima Avenida casi vacía en West Village el 25 de marzo de 2020 en Nueva York

De esta forma, se ha opuesto a opiniones vertidas por parte de mandatarios de varios países, encaminadas a señalar que se pretende volver a la normalidad a mediados de abril. Uno de los más claros aludidos por estas afirmaciones es Donald Trump; el presidente de Estados Unidos manifestó durante las horas previas a la comparecencia telemática de Ghebreyesus que su intención era que la nación norteamericana comenzase a funcionar con normalidad el 12 de abril para seguir evitando repercusiones económicas. A pesar de que los casos crecen por miles día a día en el territorio estadounidense. 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se dirige al grupo de trabajo sobre el coronavirus en la Casa Blanca, en Washington, el 25 de marzo de 2020
PHOTO/REUTERS - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se dirige al grupo de trabajo sobre el coronavirus en la Casa Blanca, en Washington, el 25 de marzo de 2020

Ghebreyesus ha asegurado que la detección del virus, el plazo pertinente establecido de reclusión ciudadana, los test sanitarios y el tratamiento y seguimiento de pacientes son las “mejores y más rápidas medidas” para poder acabar con el COVID-19 y poner punto final a las restricciones sociales y económicas que existen a día de hoy. 

Una sección transversal de calles desiertas de zona financiera en San Juan, Puerto Rico
AFP/RICARDO ARDUENGO - Una sección transversal de calles desiertas de zona financiera en San Juan, Puerto Rico

En esta línea, la OMS recomienda “expandir, entrenar y desplegar” al personal sanitario en el planeta, implementar un sistema de localización de casos sospechosos de contagio en las comunidades y aumentar el número de pruebas disponibles para la detección del virus; además de identificar, adaptar y equipar infraestructuras para tratamiento y aislamiento de pacientes, desarrollar un plan para tratar los contagios durante la cuarentena y potenciar acciones para eliminar el virus.