La OMS declara la emergencia sanitaria internacional por el coronavirus de Wuhan

El organismo internacional cambia de criterio después de los contagios registrados fuera de territorio chino
Un hombre utiliza una cámara termográfica para examinar la cabeza de las personas en el aeropuerto internacional de Calcuta en relación con el nuevo problema del coronavirus

AFP/MINISTERIO DE AVIACIÓN CIVIL (MOCA)  -   Un hombre utiliza una cámara termográfica para examinar la cabeza de las personas en el aeropuerto internacional de Calcuta en relación con el nuevo problema del coronavirus

El coronavirus ya es, de forma oficial, una enfermedad mundial. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado la emergencia sanitaria internacional después de que se hayan registrado casos de contagio entre humanos fuera de territorio chino. En su comunicado, el organismo de la familia ONU aplaude los esfuerzos realizados por el Gobierno del gigante asiático para frenar la expansión del virus.

El doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, ha manifestado que la principal preocupación reside en evitar la llegada del coronavirus a aquellos territorios que tienen sistemas sanitarios más débiles. “Debemos actuar ahora para ayudar a esos países a prepararse para esa posibilidad”, ha instado Ghebreyesus, que aseguró que su entidad está trabajando diligentemente con socios nacionales e internacionales del campo de la salud pública para controlar el brote tan rápido como sea posible.

El paso emprendido por la OMS llega de resultas de la reunión convocada por el Comité de Emergencia para última hora de la tarde de este jueves. Pese a la declaración de la alerta, el Comité no consideró necesario recomendar restricciones a los viajes o el comercio internacionales. En consecuencia, no se ha adoptado, por el momento, ninguna medida firme encaminada a la limitación de la circulación de personas o mercancías. No obstante, a nivel privado, muchas aerolíneas, como Iberia, Lufthansa y British Airways, ya han optado por suspender temporalmente sus vuelos a China como precaución.

No obstante, el comunicado ya ha advertido a todos los países de que es previsible que, en los próximos días aparezcan nuevos casos en cualquier lugar del mundo. Se conmina a las autoridades públicas a seguir los protocolos de detección precoz y aislamiento de los pacientes contagiados e, igualmente, se les recuerda que deben mantenerse, en todo momento, en contacto con los representantes de la OMS para informar puntualmente de cualquier novedad.

Los últimos datos indican que ya se ha superado la barrera de los 9.000 casos confirmados de personas infectadas dentro de China. La cifra de víctimas mortales continúa aumentando; el virus se ha cobrado ya 213 vidas. Fuera del gigante asiático, ya hay más de 100 contagiados. Por el momento, se han detectado casos en otros 18 países fuera de China; entre todos ellos, reúnen 98 víctimas. En Alemania, Japón, Vietnam, Estados Unidos y Tailandia, ya han sido verificados casos de transmisión entre humanos.

Sí ha descendido la tasa de mortalidad, desde un 3% de hace unos días hasta algo más de un 2,3% en la actualidad. El último brote en haber sido declarado emergencia internacional por la OMS es la cepa de ébola que continúa causando estragos en las provincias orientales de República Democrática del Congo.

Miembros del personal médico llevan a un paciente al hospital Jinyintan, donde están siendo tratados pacientes infectados por el virus, en Wuhan, en la provincia central china de Hubei
PHOTO/STR via AFP - Miembros del personal médico llevan a un paciente al hospital Jinyintan, donde están siendo tratados pacientes infectados por el virus, en Wuhan, en la provincia central china de Hubei
Traslado en avión hasta Reino Unido

Los últimos casos fuera de China se han conocido en Reino Unido, donde dos personas de una misma familia han dado positivo en las pruebas que se les han practicado. Se trata de los primeros infectados en ese país. Precisamente, está previsto que un avión fletado por Londres aterrice a primera hora de la tarde de este viernes en la base militar de Brize Norton, cerca de la capital, con 200 pasajeros a bordo procedentes de Wuhan. La mayor parte son británicos, pero también se encuentran en la aeronave 20 españoles que habían quedado atrapados en la zona cero de propagación del coronavirus.

La ministra de Asuntos Exteriores Arancha González Laya ha asegurado que el dispositivo para acogerlos en España está en marcha de acuerdo con lo establecido por la OMS. Así lo ha expresado también el titular de Sanidad Salvador Illa. Aunque ninguno de los ciudadanos repatriados a España ha presentado síntomas, todos serán internados, de forma preventiva, en el Hospital Gómez Ulla de Madrid.

El coronavirus de Wuhan se manifiesta de forma similar a una gripe o una neumonía. A lo largo de las últimas semanas, profesionales de la sanidad han insistido en que no debe generarse alarmismo innecesariamente. A pesar de que todavía no se ha desarrollado una vacuna, científicos chinos que se han trasladado al epicentro del brote por orden del presidente Xi Jinping trabajan contrarreloj para encontrar un remedio. En principio, podría estar listo en el plazo de 40 días, según ha manifestado Li Hangwen, director ejecutivo de la compañía Stermirna Therapeutics.