La OMS eleva de “alto” a “muy alto” el riesgo de expansión global del COVID-19

La BBC informa de que las víctimas mortales en Irán ascienden hasta 210, una cifra mucho mayor de la oficial
El coronavirus se ha cobrado ya más de 2800 vidas

AFP/ NICOLAS ASFOURI  -   El coronavirus se ha cobrado ya más de 2800 vidas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha elevado el riesgo de expansión global del coronavirus causante del COVID-19 de “alto” a “muy alto” tras detectarse el primer caso en el África subsahariana, la última región del planeta donde por ahora no se habían dado casos. 

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha hecho este anuncio en rueda de prensa, tras confirmar que fuera de China se han detectado hasta ahora 4.351 casos en 48 países, con primeros contagios en México, Nigeria, Nueva Zelanda, Dinamarca, Estonia, Lituania y Países Bajos, entre otros, en las últimas 24 horas.

El riesgo “muy alto” sólo había sido establecido hasta ahora en China, donde en los últimos tres días se han diagnosticado menos casos nuevos que en el resto del mundo. Tedros indicó que, en las pasadas 24 horas, China reportó 329 nuevos afectados, el número más bajo en más de un mes, pero “el continuo incremento de países afectados en los últimos días es una obvia preocupación”, que ha llevado a los epidemiólogos de la OMS a aumentar los niveles de riesgo.

En particular, preocupa a la OMS la expansión del brote en Italia, que según señaló Tedros se ha exportado con 24 casos en 14 países (entre ellos España y México, donde hoy se registró el primer caso) y en Irán, con 97 casos exportados a 11 países.

“Muchos casos pueden aún relacionarse con contactos con estos focos de epidemia, y por ahora no hay evidencia de que el virus se esté extendiendo libremente en comunidades”, ha asegurado el director general. El médico etíope ha insistido en que “todavía hay oportunidad de contener el virus si se toman acciones enérgicas para detectar los contagios con rapidez, los pacientes son aislados y tratados y sus contactos son monitoreados”.

Tedros ha recordado que se están desarrollando más de 20 vacunas contra el COVID-19 a nivel global, que continúan los tests clínicos de terapias contra la enfermedad, y se esperan los primeros resultados en “pocas semanas”. Preguntados en la rueda de prensa si con los nuevos casos se puede considerar que el COVID-19 es una pandemia, los responsables de la OMS insistieron en que ese es un término “coloquial” que prefieren no usar, ya que implicaría “aceptar que cualquier ser humano está expuesto al virus”, en palabras del director ejecutivo para Emergencias Sanitarias, Mike Ryan.

Ryan ha admitido que si la OMS utilizara los sistemas de medición de la pasada década, en la que sí declaró la gripe A de 2009 una pandemia, también nos encontraríamos actualmente con una, pero ha subrayado que en estos momentos lo importante es centrarse en prevenir nuevos contagiar, no sólo en curar los que haya. “Aceptar que la vía de la mitigación, en lugar de la contención, es la única salida es admitir que el virus no puede ser detenido, pero vemos que sí puede ser reducido si se toman las medidas necesarias”, ha señalado Ryan, poniendo el ejemplo de China.

Un enfermero atiende a los pacientes en una sala dedicada a las personas infectadas con el coronavirus, en el Hospital Forqani de Qom, a 125 kilómetros al sur de Teherán
PHOTO/Mohammad Mohsenzadeh/Mizan News Agency via AP - Un enfermero atiende a los pacientes en una sala dedicada a las personas infectadas con el coronavirus, en el Hospital Forqani de Qom, a 125 kilómetros al sur de Teherán
Irán, un nuevo foco

Irán es uno de los países que más preocupa. Al menos 210 personas han muerto en el país asiático a causa del COVID-19, y no 34 como sostienen las autoridades de ese país, según ha informado este viernes la cadena BBC Irán, que cita fuentes del sistema sanitario iraní. La mayor parte de esas víctimas mortales del virus proceden de la capital, Teherán, y de la ciudad de Qom.

De acuerdo con las fuentes citadas por el canal de televisión, la cifra de muertos en ese país sería unas seis veces mayor que la oficial de 34 que ha comunicado hoy el ministerio de sanidad iraní. Según recuerda la BBC, un parlamentario de Qom acusó a principios de semana a las autoridades de su país de estar encubriendo información con relación a la propagación del brote del nuevo virus chino.

Por su parte, Estados Unidos ha manifestado su inquietud por el hecho de que Irán pueda no estar compartiendo datos sobre la magnitud del problema. En este sentido, el secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo ha indicado hoy en un comité del congreso en Washington que su gobierno ha ofrecido “ayuda” a las autoridades iraníes.

Hasta la fecha, se han detectado más de 83.000 casos de afectados por el COVID-19 por todo el mundo y 2.800 personas han fallecido a consecuencia de la enfermedad, la mayor parte de ellas en China, donde se originó el brote.