La ONU aprueba una resolución que condena los delitos contra los lugares religiosos

Arabia Saudí, Pakistán y otros países propusieron una resolución para la promoción de una cultura de paz y tolerancia para salvaguardar los lugares religiosos
Atalayar_ONU

 -   La Asamblea General de la ONU adoptó por unanimidad una nueva resolución tras la iniciativa de Arabia Saudí, Pakistán y otros países islámicos

La Asamblea General de la ONU adoptó por unanimidad una nueva resolución tras la iniciativa de Arabia Saudí, Pakistán y otros países islámicos. Estos condenan los delitos contra los lugares religiosos y piden más esfuerzo para promover una "cultura de paz y tolerancia para salvaguardar los lugares religiosos". También denuncia “cualquier acto encaminado a eliminar o transformar por la fuerza cualquier sitio religioso”. 

Se planea organizar una conferencia mundial para apoyar este objetivo. El texto “insta a la comunidad internacional a redoblar sus esfuerzos para fomentar un diálogo a nivel mundial sobre la promoción en todos los niveles de una cultura de tolerancia y paz basada en el respeto de los derechos humanos y diversidad de religiones y creencias”.

El objetivo, según dice el texto, es “ayudar a movilizar el apoyo político para acciones encaminadas a hacer avanzar el plan de acción de las Naciones Unidas para la protección de los lugares religiosos”. 

António Guterres, el secretario general de la ONU, convocará una conferencia mundial, cuya fecha aún no se ha fijado, con entidades de las Naciones Unidas, Estados miembros, políticos, líderes religiosos, medios de comunicación, sociedad civil, organizaciones de inspiración religiosa y otras partes interesadas. 

El representante de Arabia Saudí, Abdallah al-Mouallimmi, dijo cuando se presentó la resolución titulada ‘Promoción de una cultura de paz y tolerancia para salvaguardar los lugares religiosos’, cuyo texto condena los delitos o las burlas contra los lugares y símbolos religiosos, rechaza el uso de la violencia para expresar cualquier punto de vista y tiene como objetivo desarrollar una cultura de paz como escudo contra el extremismo y la intolerancia.

Mencionó que los lugares religiosos representan la historia y son recintos de paz. Añadió que sentía dolor al ver estos lugares religiosos amenazados o destruidos, “ya sean mezquitas musulmanas, iglesias cristianas, sinagogas judías o templos sij o hindúes".

Atalayar_Antonio Guterres, ONU
AFP/ SALVATORE DI NOLFI - El Secretario General de la ONU Antonio Guterres

El embajador de Pakistán ante la ONU, Munir Akram, dijo que la adopción de esta resolución proviene de los esfuerzos de Imran Khan, el primer ministro paquistaní, para combatir la islamofobia y prohibir los ataques contra los santuarios, símbolos y personalidades sagradas en ciertos países. 

Añadió que la adopción de la resolución también es una reconvención a los extremistas hinduista en India que han lanzado un programa sistemático y respaldado por el Gobierno para eliminar la herencia y el legado del islam en India a través de la destrucción de santuarios islámicos. Además de la transformación de los musulmanes de India en ciudadanos de segunda clase o no ciudadanos.

El embajador menciona que la resolución ha generado la esperanza de que la comunidad internacional se unirá para denunciar los ataques violentos contra los lugares religiosos, promoviendo el respeto mutuo, la comprensión y la tolerancia. Agregó que “Pakistán seguirá desempeñando un papel de liderazgo en este esfuerzo”.

La Asamblea condena toda promoción del odio nacional, racial o religioso que constituya una incitación a la discriminación, la hostilidad o la violencia. Además instó a los Estados a que adopten medidas para combatir estos incidentes. 

El texto, asimismo, también enfatiza la libertad de religión y creencias, la libertad de opinión y expresión. Además del derecho a la libertad de asociación y el derecho de reunión pacífica.