La OPEP+ mantendrá el plan de producción a pesar de las presiones estadounidenses

Los de Biden abogan por un aumento de la producción mientras que la OPEP+ no pretende variar su hoja de ruta
opep-petroleo-economia

 -  

La OPEP+ (Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados) ha hecho oídos sordos a las peticiones de Estados Unidos de aumentar el nivel de producción de barriles diarios. El plan que sigue la organización tiene previsto mantener este volumen de producción hasta finales de 2022, asegurando que no habrá problemas de abastecimiento, a pesar de la crisis energética que atraviesa el mundo. El viceministro ruso, Alexander Novak, respalda esta decisión asegurando que la intención es aumentar la producción de crudo para finales del año que viene, como se había fijado con anterioridad.

Washington no se termina de creer las palabras de los miembros de la OPEP+ y considera que se está reteniendo los suministros de forma deliberada. Desde la Casa Blanca piden que los 400.000 barriles actuales que se producen aumenten hasta los 600.000 como mínimo e incluso apuntan a los 800.000. El ministro de energía saudí, Abdulaziz bin Salman, defiende la gestión de la organización afirmando que es un productor de petróleo responsable y un regulador cuyo trabajo está teniendo buenos resultados. Mantiene que “la OPEP + asegurará suficiente suministro al mercado de forma oportuna”, respondiendo a las acusaciones norteamericanas.refineria-petroleo

Y es que la Administración Biden no ve buenas intenciones en la negativa a aumentar los niveles de producción. El crecimiento de la demanda y, consecuentemente, del precio del resto de energías, es realmente preocupante, y más cuando desde China informan de los primeros apagones, que se espera lleguen a Occidente en los próximos meses. La inflación amenaza las aspiraciones económicas de la Casa Blanca que sigue ejerciendo presión para incrementar el número de barriles de crudo diarios, algo que, por el momento, no parece cercano a producirse. A esta petición se han sumado Japón e India que, al igual que Estados Unidos, temen una posible escasez de abastecimiento.

crudo-refineria

El medio norteamericano Bloomberg avisa de los riesgos que podría traer consigo la decisión de no aumentar la producción por parte de la OPEP. Señalan que la agenda económica podría verse gravemente afectada por los problemas de suministro. No obstante, la posición de la Organización de Países Exportadores de Petróleo no parece que vaya a variar mientras siguen pidiendo calma y asegurando que no existe riesgo de un ceso del abastecimiento de petróleo durante las próximas fechas. Kuwait e Irak se mantienen alineados con esta postura y siguen inclinados por mantener los planes de aumento de producción para finales del año que viene.

El grupo de inversión Goldman Sachs apoya la posición de la OPEP+ y ve con optimismo los próximos meses de invierno: “La demanda se mantendrá cerca de los niveles anteriores al Covid este invierno, incluso con temperaturas promedio de invierno”. La posición de algunas empresas es cambiar el gas natural por el petróleo crudo como solución al aumento de los precios de la energía, lo que, en cualquier caso, no sería muy favorable al objetivo de lograr un descenso del precio de la gasolina en Europa, Asia o Estados Unidos.