PUBLICIDAD

Iberdrola

La OTAN, débil ante la amenaza rusa y el reto chino

“Contra Rusia se vive peor”, según el coronel Santayana
 Combinaison d'images d'archives du président turc Recep Tayyip Erdogan et du président français Emmanuel Macron

PHOTO/OTAN  -   El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg

“Nos enfrentamos como Alianza a diferentes amenazas: una Rusia que se siente frágil, capaz de crear sinergias en el caos y a un excelente líder político, temible como enemigo, Vladimir Putin. Contra Rusia, se vive peor”. De esta manera, iniciaba su ponencia el coronel del IEEE, José Pardo de Santayana, para quien ahora es el momento idóneo de reflexión y replanteamiento del diálogo. Por lo visto, es difícil gestionar con el presidente de la Federación de Rusia y el grado de confianza se ha perdido, si bien, podemos reconducir la situación y retomar otros mecanismos de confianza mutua. “Rusia juega con una psicología colectiva compleja y los occidentales hemos de articular la coyuntura de la que hemos perdido el control”.

Por lo visto, Rusia, en las operaciones militares en las que ha intervenido recientemente, ha sabido crear sinergias en el caos, combinando elementos de sus Fuerzas Armadas, junto con milicias locales, población civil, compañías militares privadas y redes criminales. “Una maestría total en la creación de la concordancia dentro del desorden”, matiza Santayana.

En un acto, bajo el patrocinio del Ministerio de Defensa, sobre “la OTAN y la amenaza rusa, así como el reto de China”, celebrado en la Asociación de la Prensa de Madrid, Santayana, diplomado de Estado Mayor y Coordinador de Investigación y analista principal del IEEE (Instituto español de Estudios Estratégicos),  quiso ser optimista y aclarar que para poder abordar los grandes retos de nuestro tiempo, hay que contar con Rusia, quien desea enviar el mensaje a Occidente que “contra Rusia se vive peor”, sin obviar la idea de buscar una fórmula de convivencia y esfuerzo conjunto que respeten todos puntos de vista. “Urge reforzar el diálogo para evitar que la actual tensión siga creciendo, pero debe hacerse desde la unidad, desde la firmeza de la OTAN”, matizó el coronel Santayana.

En este sentido, para progresar en el ámbito internacional, a la espera de los resultados electorales norteamericanos, y tras una dura jornada de altercados y disturbios en las diferentes ciudades españolas, “una España inmersa en crisis arrojará frustrados y perdedores a las calles, en busca de culpables contra los que canalizar su ira”, el analista del IEEE advirtió que la clave de la seguridad de los países que conforman la Alianza es la solidez de nuestros propios sistemas, sin olvidar que Rusia es una gran potencia nuclear y energética y tiene presencia destacada en el espacio exterior.

Fotografia de archivo, elpresidente ruso Vladimir Putin, , y el presidentechino Xi Jinping
PHOTO/Fotografia de archivo, el presidente ruso Vladimir Putin, , y el presidente chino Xi Jinping

No hay que olvidar que, en la pasada reunión de jefes de Estado y Gobierno en Londres, durante el mes de diciembre del 2019, se dejó constancia que las acciones agresivas de Rusia constituyen una amenaza para la seguridad Euroatlántica y en este escenario de construcción de un nuevo orden mundial, la Alianza es más necesaria ahora que nunca, teniendo en cuenta que se requieren más ganas de contención y diálogo que de confrontación, hacia el rumbo que caminamos de colisión inmerso. “La agresividad es palpable y las relaciones son las que son, unas relaciones OTAN-Rusia difíciles y preocupantes”.

Por su parte, para Nicolás de Pedro, ‘senior fellow’ en el Institute for Statecraft de Londres (otro de los ponentes destacados del seminario de la OTAN), el planteamiento ruso y chino desborda el marco conceptual operativo, por lo que ambas juegan con un umbral de detención y respuesta rápida. Estos rivales autoritarios concentran todo el poder ejecutivo y las campañas de desinformación manejan el siguiente marco conceptual: lucha continua, conflicto constante, debilitación de la cohesión, erosión de lo económico y social, en definitiva: ganar sin ir a la guerra. “El mundo de hoy se descompone a ritmo acelerado, los acontecimientos nos superan con rapidez y nos encontramos ante una amenaza hibrida, zona gris, en medio de una pandemia que se transfiere con nitidez”.

Lo que queda claro es la máxima relevancia de ambas potencias para la Alianza, por lo que es necesario abandonar un lenguaje significativo, nivel “HOT”, dado que la actitud “trinchera” genera más trinchera. De esta manera, Georgina Higueras, directora del Foro Asia en la Fundación Foro de Foros y vicepresidenta de Cátedra China, anunció el mensaje de que China está dispuesta y desea un diálogo de igual a igual, en beneficio de ambas partes, pero nunca, bajo los parámetros occidentales y manejando el imperio chino los hilos de la economía mundial. Ser la primera potencia económica, tecnológica y, por qué no, militar a nivel mundial es lo que se llama “El Sueño Chino” y, para Higueras, Turquía es un aliado fundamental, que Bruselas ha de “mimar” e impedir lanzar a los brazos de Rusia y de China, porque ello significaría: la muerte de la Unión Europea.

Carmen Chamorro García es directiva del CIP/ACPE, diplomada en Relaciones Internacionales y Terrorismo Global por SEI