La pandemia se recrudece en Argelia ante la falta de oxígeno

Pese a la adquisición de las dosis, la campaña de vacunación impulsada por Argelia avanza con lentitud
Tiendas de campaña instaladas durante una campaña de vacunación contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19) que se está llevando a cabo fuera de las mezquitas, después de las oraciones del viernes en Argel, Argelia, 9 de julio de 2021 PHOTO/REUTERS

PHOTO/REUTERS  -   Tiendas de campaña instaladas durante una campaña de vacunación contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19) que se está llevando a cabo fuera de las mezquitas, después de las oraciones del viernes en Argel, Argelia, 9 de julio de 2021

La situación sanitaria es crítica en Argelia, desde hace semanas, el país registra un aumento significativo de casos positivos y fallecidos. Según el Ministerio de Sanidad en las últimas 24 horas sumó 1.537 nuevas infecciones y 28 muertes, lo que eleva a 168.668 los casos, a 4.189 las muertes y a 113.707 las recuperaciones desde el comienzo de la pandemia. Ante el aumento significativo de los casos positivos y el número de víctimas mortales en los hospitales la falta de oxigeno para ayudar a los pacientes con dificultades respiratorias es, uno de los problemas más graves que atraviesa el país más poblado del Magreb. 

A pesar de las medidas tomadas para frenar el avance de la pandemia, algunos hospitales carecen de oxígeno debido a problemas de gestión y distribución de existencias. Los voluntarios han empezado a distribuir gratuitamente bombonas de oxígeno en Blida, cerca de Argel, una de las prefecturas más afectadas por la pandemia. Una empresa privada de gases industriales ha decidido dedicar una parte de su fábrica de Blida a la producción y el llenado de botellas de oxígeno médico. Frente a la fábrica, ciudadanos de todas las edades, esperan con la esperanza de obtener al menos la mitad de la prescripción de oxígeno. Las bombonas son gratuitas, pero se racionan para ayudar al mayor número posible de familias en apuros. "Aunque sea por ración, nos permite aliviar lo que podemos", dijo a la AFP Farouk Touileb, conductor de ambulancia de 36 años.

Médicos argelinos administran una dosis de la vacuna COVID-19 a personas frente a la mezquita El-Kebir en la capital Argel, el 9 de julio de 2021 AFP/RYAD KRAMDI
AFP/RYAD KRAMDI-Médicos argelinos administran una dosis de la vacuna COVID-19 a personas frente a la mezquita El-Kebir en la capital Argel, el 9 de julio de 2021

Según los especialistas en salud entrevistados por la AFP, que desean permanecer en el anonimato, "la producción industrial de oxígeno medicinal en Argelia cubre ampliamente las necesidades hospitalarias", incluso en tiempos de COVID-19. "Pero las tensiones (en el suministro) se deben a una mala gestión del circuito de distribución y a la falta de previsión de las necesidades derivadas de la tercera ola" de la pandemia. Y los grandes hospitales públicos no se han beneficiado de un plan de futuro para reiniciar o adquirir generadores de oxígeno medicinal, subrayan las mismas fuentes.

Por su parte, el primer ministro y ministro de Finanzas, Aimen Benabderrahman anunció medidas para asegurar la disponibilidad de oxígeno en hospitales ante el aumento preocupante de los casos positivos en el país desde la segunda semana del mes de agosto. "El aumento brusco de la demanda del oxígeno ha llevado a tomar decisiones y tomar medidas en apoyo para esta producción", dijo Benabderrahman a la televisión estatal antes de recordar que "la producción nacional fluctuó entre 400.000 y 420.000 litros". Del mismo modo, Benabderrahman señaló que el Estado argelino importará 15.000 concentradores de oxígeno de los que 1.800 ya fueron recibidos y otros 750 se espera que lleguen en los próximos días.

Tebboune que ordenó el lanzamiento inmediato de una operación a gran escala para mantener y renovar la infraestructura y los equipos de oxígeno en los hospitales informó que se esperaba la llegada el domingo de un primer lote de 1.050 concentradores de oxígeno para uso personal y se recibirán un total de 9.000 concentradores durante las próximas dos semanas AFP/ RYAD KRAMDI
AFP/ RYAD KRAMDI-Tebboune que ordenó el lanzamiento de equipos de oxígeno en los hospitales 

Pese a la adquisición de las dosis, la campaña de vacunación impulsada por Argelia avanza con lentitud tan solo se han inoculado 3,5 millones de dosis desde el inicio de la operación de vacunación lanzada en finales del pasado mes de enero en el país magrebí, de 44 millones de habitantes. Ante esta situación, las autoridades han optado por imponer restricciones limitadas a un total de 35 wilayas -regiones administrativas-, entre ellas las de Argel y Orán, con un toque de queda desde las 20.00 hasta las 06.00 horas. Entre las provincias afectadas- más de la mitad del país- figura la capital, Argel. 

Benabderrahman, informó que el Estado argelino adquirió hasta la fecha más de 9 millones de dosis de vacunas rusas (Sputnik), sueco-británicas (Astra Zeneca) y chinas (Sinovac y Sinopharm) y recibirá en el mes de agosto nueve millones dosis adicionales. Otros cinco millones de dosis serán recibidas en septiembre mientras se espera la entrada en vigor en mediados de septiembre de la unidad de producción local de la vacuna china Sinovac en Constantina (oeste) con 2.500.000 dosis mensuales. 

AFP/RYAD KRAMDI -Trabajadores municipales desinfectan la estación de autobuses de Kherroubae, en Argel, para combatir la expansión de la COVID-19
AFP/RYAD KRAMDI -Trabajadores municipales desinfectan la estación de autobuses de Kherroubae, en Argel, para combatir la expansión de la COVID-19

Asimismo, las autoridades argelinas anunciaron la readaptación de los horarios del confinamiento parcial en casi la totalidad del país, acelerar el ritmo de la vacunación y elevar el nivel de firmeza al punto más alto en la aplicación estas medidas para intentar hacer frente a la pandemia. En particular prohibieron el acceso a playas en casi la mayoría de la costa nacional y se prohibirán todas las reuniones, incluidas las celebraciones de bodas, mientras que los cafés y restaurantes limitarán sus actividades de venta y solo podrán brindar servicios para llevar.  Además, implica el cierre de mercados de venta de vehículos, salas de deportes y centros culturales, así como, la suspensión del transporte urbano y ferroviario de pasajeros durante los fines de semana.