La paradoja de la globalización: enriquece a las naciones del tercer mundo y genera desigualdad en los países desarrollados

Las clases medias de China ya tienen una capacidad de consumo similar a las de Occidente
El director del Instituto Elcano, Emilio Lamo de Espinosa, durante la ponencia

Celia López/Atalayar  -   El director del Instituto Elcano, Emilio Lamo de Espinosa, durante la ponencia

La globalización ha enriquecido al mundo en su conjunto, pero ha hecho crecer las desigualdades en los países de primer mundo. Sin embargo, en China, India y en otras naciones en vías de desarrollo ha sido un catalizador para el crecimiento. “Los países asiáticos están desarrollando una clase media que tiene una capacidad de consumo similar a la de Occidente y son los que más se han beneficiado de la apertura comercial”, ha explicado Emilio Lamo de Espinosa, presidente del Real Instituto Elcano. Lo ha hecho durante una ponencia del congreso España ante los desafíos del siglo XXI, organizado en Madrid este martes por Multinacionales por marca España.

Lamo de Espinosa ha augurado en su intervención la recuperación del poderío económico de potencias como China o India. “En el año 1000 estas naciones representaban el 50% del PIB mundial y así se mantuvo varios siglos hasta que, gracias a la revolución industrial, Inglaterra y la vieja Europa se pusieron a la cabeza”. Para el sociólogo, estas naciones están recuperando el papel que han jugado a lo largo de la historia y desplazando el poderío que Europa y occidente, circunstancialmente habían conseguido acaparar. 

Juan Pedro Moreno, presidente de Accenture España, y Jose Ramón Caso, CEO de Omnicom Public Affairs
CELIA LÓPEZ/ATALAYAR - Jose Ramón Caso, CEO de Omnicom Public Affairs y Juan Pedro Moreno, presidente de Accenture España

Mientras la riqueza no es un juego de suma cero, el poder sí lo es, según Lamo de Espinosa. “Si unas naciones se hacen más poderosas otras lo será menos. China e India han ganado influencia mientras que los países de la Unión Europea o Estados Unidos la han perdido”, ha explicado. 

El sociólogo español también ha hecho referencia a la “centralidad” con la que se representa a Europa en los mapas mundiales. “Los primeros marinos que recorrieron las costas y dibujaron los mapas eran europeos. Para ellos Japón o China eran el extremo oriente”, ha asegurado. La paradoja es que la globalización ha desplazado a Europa del centro del dominio mundial. “Hemos pasado del centro a la periferia y nosotros somos los últimos en enterarnos”, ha afirmado entre carcajadas Lamo de Espinosa. 

La globalización no solo supone un cambio de la riqueza en el mundo, también afecta a la acción de las empresas y las multinacionales. “El mercado es extremadamente competitivo, siempre tienes que estar innovando. La competencia ahora puede venir desde cualquier parte del mundo”, ha explicado Juan Pedro Moreno, presidente de la constructora Accenture en España, Portugal e Israel. Respecto al futuro, Moreno ha aclarado que él no cree que haya sectores económicos que estén en peligro por la digitalización. “Muchas empresas están en riesgo de extinción, pero porque no van a saber adaptarse”, ha concluido.