PUBLICIDAD

Iberdrola

La planta nuclear de Barakah en Emiratos evitará más emisiones de carbono

La planta de energía nuclear, en la región de Al-Dhafra, Abu Dabi, logrará evitar más emisiones de carbono de lo esperado previamente
Planta de energía nuclear de

PHOTO/AFP  -   Planta de energía nuclear de Barakah

La planta nuclear de Barakah en Emiratos Árabes Unidos señaló que habrá menos emisiones de carbono de las previstas inicialmente. Se dio a conocer este anuncio durante la Semana de la Sostenibilidad de Abu Dabi, donde se ha demostrado la importancia de la energía nuclear para luchar contra el cambio climático, así como su promoción en los Emiratos y en el mundo. 

Según la nueva información procedente de la Comisión Económica para Europa de las Naciones Unidas (CEPE), la energía nuclear es la fuente de energía con las emisiones de carbono del ciclo de vida más bajas hasta el momento, lo que significa que es una de las energías más limpias de entre todas los evaluadas. 

Asimismo, cabe destacar que la Corporación de Energía Nuclear de los Emiratos (ENEC) ha asegurado que todas las unidades de la planta de Barakah evitarán 22,4 millones de toneladas de emisiones de carbono cada año, lo que supone un 6% más de lo que se había previsto anteriormente. 

"La planta de Barakah es una potencia sostenible para los Emiratos Árabes Unidos; lidera la campaña de descarbonización más grande de cualquier industria aquí localmente y en el mundo árabe en general hoy y encabeza el compromiso de la nación para abordar el cambio climático. Desde el inicio de las operaciones comerciales en 2021, la Unidad 1 ha sido el generador de electricidad individual más grande del mundo árabe, completamente libre de emisiones de carbono. La decisión de los Emiratos Árabes Unidos de diversificar sus fuentes de energía para incluir la energía nuclear está dando sus frutos hoy, ya que trabajamos para hacer la mayor contribución a la iniciativa Net Zero by 2050 de los Emiratos Árabes Unidos", aseguró el director gerente y director ejecutivo de ENEC, Mohamed Ibrahim al-Hammadi. 

Los cuatro reactores de la planta nuclear de Barakah, Emiratos
PHOTO/FANR - Los cuatro reactores de la planta nuclear de Barakah, Emiratos

Asimismo, estos 22,4 millones de toneladas evitadas por la planta suponen 4,8 millones de turismos conducidos en el período de tiempo de un año, lo que supondrá un importante paso contra el cambio climático, tomando en cuenta los nuevos datos sobre las emisiones de los vehículos. 

En los Emiratos Árabes Unidos hay casi 3,5 millones de automóviles en sus carreteras, lo que refuerza todavía más el impacto positivo que la planta de Barakah está teniendo para mitigar la huella de carbono emitido por los Emiratos Árabes Unidos, descarbonizando su sector energético. 

De acuerdo con la compañía Emirates Water and Electricity Company (EWEC), las emisiones de carbono deberían disminuir en un 50% en 2025 estando en plenas funciones la planta nuclear, así como el lanzamiento de energía solar y agua desalinizada adicionales. 

En ese mismo año, se prevé que Barakah produzca más del 85% de la electricidad limpia de Abu Dabi.

Asimismo, cabe destacar que la planta de Barakah se ha convertido en un punto referente y objeto de estudio a nivel internacional para la puesta a punto de un nuevo proyecto de energía nuclear adaptado a los estándares internacionales de calidad, confiabilidad y seguridad. 

Trabajos en la planta nuclear de Barakah, Emiratos
PHOTO/FANR - Trabajos en la planta nuclear de Barakah, Emiratos

Estando a pleno funcionamiento, la planta producirá 5.6 gigavatios de electricidad emitiendo cero emisiones de carbono, lo que es un gran paso que demuestra la capacidad de la energía nuclear para producir electricidad y, al mismo tiempo, contribuir a contrarrestar el cambio climático hoy en día. 

Se prevé que durante los próximos 60 años la planta siga produciendo electricidad limpia las 24 horas del día, todos los días de la semana, contribuyendo a la iniciativa Net Zero by 2050, propuesta por los Emiratos Árabes Unidos. 

Por último, la planta de Barakah, cuya construcción comenzó en 2012, progresando enormemente desde entonces, es actualmente una de las mayores plantas de energía nuclear en todo el mundo, con cuatro unidades APR-1400.