La Policía Nacional confirma que Brahim Ghali está hospitalizado en Logroño

El líder del Polisario sigue sin encontrarse en condiciones para ir a declarar por lo que se espera que el juez Pedraz vuelva a aplazar la cita judicial
Atalayar_Hospital Brahim

AFP/ RYAD KRAMDI  -   Brahim Ghali, presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y secretario general del Frente Polisario

De acuerdo con La Razón, la Policía Nacional tiene previsto enviar a lo largo de la jornada de mañana un informe exhaustivo referente al estado de salud de Ghali al juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz. Una vez este informado, Pedraz decidirá si aplaza su declaración hasta que el acusado se encuentre en condiciones de realizarla.

Tras confirmarse la identidad de Ghali en el hospital español tendrá que rendir cuentas ante la Audiencia Nacional cuando su estado de salud se lo permita y así estime el juez Pedraz. Marruecos acusa al líder de haber cometido presuntamente delitos de genocidio terrorismo, secuestros y graves violaciones a los derechos humanos, como se ha venido informando en diferentes medios.

Junto a esto, Ghali está acusado presuntamente por haber realizado varios delitos de detención ilegal y torturas. Estas acusaciones vienen derivadas de la denuncia presentada por el bloguero disidente El Fradel Breika quien denunció “la represión y los graves abusos cometidos por los torturadores del Polisario contra los habitantes de los campamentos de Tinduf bajo la vigilancia de las autoridades argelinas”.

Del mismo modo, La Razón ha informado acerca de la liberación de Breika de una cárcel del Polisario donde, junto con otros dos blogueros, habrían sufrido “los peores abusos físicos y psicológicos por atreverse a denunciar las graves violaciones de derechos humanos, violaciones y corrupción de los líderes separatistas, así como su explotación de la miseria de la población en los campamentos para servir a sus intereses personales”.

Según el disidente, “tres militantes prodemocracia fueron secuestrados por milicianos armados del Polisario por la sencilla razón de que habían condenado en las redes sociales las graves violaciones cometidas contra las poblaciones de los campamentos de Tinduf”. Los tres activistas aseguran haber sufrido diversos tipos de torturas y abusos en un lugar desconocido.

Todo apunta a que el 7 de mayo, fecha fijada por el juez tras solicitar en principio que se identifique y se corrobore la identidad de Ghali en el hospital, se posponga debido a que el estado de salud del líder sigue débil. Algunas fuentes apuntan que ese mismo día, los servicios sanitarios subirán a Brahim Ghali a planta, pero que no estará en condiciones de realizar ninguna comparecencia ni declaración.