La popularidad del Gobierno de Erdogan sigue bajando

Una nueva encuesta en Turquía desvela la disminución de las simpatías hacia la coalición gobernante, lo que puede afectar a la intención de voto respecto al partido dirigente del AKP
Atalayar_Erdogan

AFP/ADEM ALTAM  -   El presidente turco y líder del Partido Justicia y Desarrollo (Partido AK), Recep Tayyip Erdogan, pronuncia un discurso mientras asiste a la reunión del grupo del Partido AK en la Gran Asamblea Nacional de Turquía en Ankara

Las dificultades económicas por las que atraviesa Turquía, con la fuerte caída sufrida por la lira, y la fuerte presión ejercida desde el Gobierno dirigido por el presidente Recep Tayyip Erdogan sobre la oposición, comentadas por diversos medios y analistas, siguen teniendo, al parecer, consecuencias políticas y sociales. En este caso, representadas en la caída de la popularidad de la coalición gobernante en el país euroasiático.

Una nueva encuesta en Turquía revela la disminución de la popularidad de la alianza gubernamental que rige los designios del país otomano, formada por el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), liderado por Recep Tayyip Erdogan, y por el Partido Movimiento Nacional. Algo que puede llevar a pensar que los votantes decepcionados se distancien más del Partido de la Justicia y el Desarrollo de Erdogan; algo que podría suponer un descenso en los votos para la formación de cara a las próximas elecciones.

Dentro de la proyección de esta caída del AKP se apunta también a que solo tres partidos pueden cruzar el umbral del 10% del apoyo de la ciudadanía turca, como recogía el medio Al-Arabiya.

Atalayar_Partidarios Partido Democrático de los Pueblos (HDP)
REUTERS/MURAD SEZER - Partidarios de Selahattin Demirtas, un ex colíder encarcelado del Partido Democrático de los Pueblos (HDP) pro-kurdo, ondean banderas del partido mientras se reúnen para un comunicado de prensa frente al Palacio de Justicia de Estambul

Según una encuesta realizada por el Centro de Investigación Sosyo Politik, el apoyo es del 36% para el gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo, del 29% para el Partido Republicano del Pueblo (CHP), el partido de oposición más grande, y del 10,4% para el Partido Democrático de los Pueblos (HDP), vinculado a los kurdos, perseguidos por el régimen de Erdogan, que les acusa de actos terroristas en el sur del país. Según el sondeo, otros partidos obtendrían menos del 10% de los votos emitidos, entre ellos los socios de Gobierno de Erdogan.

El Centro de Investigación realizó la encuesta entre el 15 y el 19 de febrero en 18 provincias de Turquía a través de entrevistas personales o llamadas telefónicas. Según la encuesta, la denominada Alianza Popular entre el oficialista Partido de la Justicia y Desarrollo y el Partido Movimiento Nacional obtuvo el 44% de los votos, en un momento en que el partido gobernante busca redactar una nueva ley de partidos y elecciones.

Los encuestadores manifestaron que, por primera vez, “parece poco probable que los simpatizantes decepcionados que se han alejado del AKP vuelvan a votar por él en las próximas elecciones”.

Tres funcionarios del AKP indicaron a la agencia Reuters la semana pasada que el partido estaba estudiando cambios en las leyes electorales que podrían favorecerles en las elecciones que se celebrarán en 2023.

Fuentes anónimas del AKP dijeron a Al-Arabiya que los planes incluían dividir las grandes circunscripciones urbanas en distritos electorales más pequeños, cambios que un funcionario del partido dijo que podrían aumentar significativamente el número de representantes del AKP.

Atalayar_Ekrem Imamoglu
AFP/OZAN KOSE - El alcalde de Estambul y líder del partido CHP, Ekrem Imamoglu

Fuentes del partido gobernante indicaron que el umbral para entrar en el Parlamento podría reducirse del 10% de los votos, uno de los más altos del mundo, al 7%, un movimiento que tranquilizaría a los aliados de Erdogan, que podrían obtener representación y seguir apoyando al partido dirigente, como también recogía el medio Al-Arabiya. 

Aunque los sectores opositores creen que la barrera del 7% es lo suficientemente alta como para evitar que los partidos Futuro, de Ahmed Davutoglu, y Democracia y Progreso, encabezado por Ali Babacan, lleguen al Parlamento a menos que formen parte de una coalición más grande. En las urnas, ambos partidos obtuvieron alrededor del 2% de los votos. Sendos políticos turcos se salieron de la disciplina de Recep Tayyip Erdogan para fundar su propio partido político y convertirse en rivales del ‘sultán’.

Atalayar_Partidarios Partido Democrático de los Pueblos (HDP)
REUTERS/MURAD SEZER - Los partidarios del Partido Democrático de los Pueblos Pro-kurdos (HDP) gritan consignas durante una protesta contra el arresto de 82 personas, incluidos miembros de su partido, en Estambul, Turquía

Todo ello en un escenario en el que, como han apuntado diversos analistas, Recep Tayyip Erdogan sigue ejerciendo bastante presión contra opositores, principalmente personas próximas al CHP, que arrebató el poder en las importantes ciudades de Estambul y Ankara al AKP de Erdogan en las pasadas elecciones municipales, y al HDP, acusado por el poder de apoyar al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que es señalado desde el Ejecutivo por apoyar supuestamente actos terroristas al sur del país euroasiático.

Erdogan sigue aumentando el hostigamiento sobre la oposición ante la crisis política que sufre su partido por la pérdida de apoyos en el interior del país, representada sobre todo con la dura derrota en las últimas elecciones municipales de 2019 y el cansancio de cierta parte de la población ante las políticas autoritarias y de carácter radical islamista del Ejecutivo y ante la difícil situación financiera que sufre el país.