PUBLICIDAD

Iberdrola

La primera mujer árabe en órbita será saudí y vivirá en 2023 con un compatriota y un emiratí

Riad, Abu Dabi y Washington han acordado para primavera la primera convivencia entre países árabes en la Estación Espacial Internacional
Foto1ArabiaEmiratos·MujerCreAstroNasa

PHOTO/NASA  -   Al igual que muchas otras mujeres rusas, norteamericanas y europeas y canadienses, la desconocida astronauta saudí tendrá que convivir y trabajar con sus compañeros, como Peggy Whitson (imagen), que acumula 665 días en órbita

Las dos grandes potencias económicas y militares de la península arábiga, Arabia Saudí y la Unión de Emiratos Árabes, han llegado al convencimiento de que, además de sus  estrechos y fraternales lazos de carácter político, religioso, cultural y social, también deben reforzar sus relaciones en el plano espacial.

Así lo han entendido los nuevos dirigentes de ambas naciones. El primer ministro de Arabia Saudí desde el 28 de septiembre pasado, Mohamed bin Salman al-Saud, de 37 años, príncipe heredero del rey Salman bin Abdulaziz al-Saud, en el trono desde enero de 2015 y próximo a cumplir 87 años. También lo ha comprendido el presidente de la Unión de Emiratos Árabes desde el 14 de mayo, Mohamed bin Zayed al-Nahyan, de 61 años.

Los Gobiernos de Riad y Abu Dabi se han apoyado en sus privilegiadas relaciones con las sucesivas Administraciones de Estados Unidos para, con el apoyo de la Administración Nacional de la Aeronáutica y el Espacio (NASA), conseguir que la industria espacial norteamericana haya encontrado un hueco para enviar de forma paralela a la Estación Espacial Internacional ‒ISS por su acrónimo en inglés‒ a astronautas de una y otra nación.

Foto2ArabiaEmiratos3MujerAstroCreWam
PHOTO/WAM - El primer ministro y príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman al-Saud (izquierda), y el presidente de Emiratos, Mohamed bin Zayed al-Nahyan, han acordado que tres de sus astronautas convivan en el espacio 

Por distintas vías, el administrador de la NASA, Bill Nelson, ha hecho lo posible para avalar que dos astronautas saudíes puedan coincidir y estar juntos a bordo de la ISS con otro emiratí, y tengan la oportunidad de estrechar sus manos en el que será el primer encuentro en órbita de nacionales de dos diferentes países árabes. Si no surgen imprevistos, ocurrirá en la primavera de 2023. 

La NASA ha confirmado su autorización para que, no antes del 1 de mayo, la compañía Axiom Space ponga en órbita el vuelo privado Ax-2 de ida y vuelta a la ISS. A bordo viajará una pareja de astronautas de nacionalidad saudí, un hombre y una mujer, lo que significa que una joven del reino de las dos mezquitas sagradas será la primera nacional de un país musulmán en alcanzar el espacio para una estancia de 10 días de duración. El presidente de Turquía, Recip Erdogan, muy difícilmente podrá conseguir que una astronauta turca arrebate el triunfo político al rey Salman bin Abdulaziz al-Saud.

Foto3ArabiaEmiratos3MujerAstroCreSpaceX
PHOTO/SpaceX - Las dos naciones del Golfo enviarán a sus astronautas a bordo de una cápsula espacial Dragón. El de Emiratos será Sultán al-Neyadi, pero los nombres del hombre y la mujer de Arabia Saudí permanecen en secreto
Un secreto guardado con siete llaves

A bordo de una cápsula Dragón lanzada por un cohete Falcón 9 viajarán cuatro astronautas, entre ellos que llevarán a cabo experimentos, investigaciones y otras actividades sin fines de lucro, a semejanza de la misión Axiom Ax-1 (8-25 abril de 2022) capitaneada por el astronauta hispano-norteamericano Michael López-Alegría, ya retirado de la NASA.

La comandante de la misión Ax-2 es la veterana astronauta y bioquímica norteamericana Peggy Whitson, de 62 años, que en tres misiones acumula 665 días en órbita. El piloto es John Shoffner, de 67 años, un millonario hombre de negocios norteamericano, piloto de aviones y campeón de carreras de coches de formula GT. 

El máximo secreto envuelve a quienes son las dos personas ‒y otras dos de reserva‒  que desde el 17 de octubre están en el Centro Espacial Johnson de Houston (Texas), la sede de la NASA donde se forman y entrenan los astronautas antes de volar en cualquier misión espacial.

Foto4ArabiaEmiratos3MujerAstroCreSsc
PHOTO/SSC - El contrato entre el presidente ejecutivo de Axiom, Michael Suffredini, y el director de la Comisión Espacial Saudí, Mohamed bin Saud al-Tamimi, asume el envío a la ISS de dos astronautas saudíes 

El Gobierno de Riad, la Comisión Espacial Saudí que preside el ministro de Tecnologías de la Información, Abdullah bin Amer Alswaha y dirige Mohamed bin Saud al-Tamimi, así como la directora de la Oficina de la NASA encargada del programa de vuelos tripulados comerciales, Ángela Hart, guardan un estricto silencio.

El primer astronauta saudí fue el príncipe Sultán bin Salman al-Saud, piloto de caza de la Real Fuerza Aérea de Arabia Saudí. Formó parte de la tripulación de siete miembros de la misión Discovery de la NASA, que voló al espacio hace 37 años, en la misión STS-51-G del transbordador espacial Discovery, que en junio de 1985 emplazó en órbita el satélite de comunicaciones Arabsat-1B.

Foto5ArabiaEmiratos3MujerAstroCreMbrsc
PHOTO/MBRSC - Mientras los astronautas saudíes permanecen hasta la fecha en el anonimato, cuatro de Emiratos son conocidos. De izquierda a derecha Sultán al-Neyadi, Hazza al-Mansouri, Nora al-Matrooshi y Mohamed al-Mulla
Un emiratí estará seis meses en la ISS

Uno de los vecinos del Reino es Emiratos, que tiene el mayor programa espacial del mundo árabe y que a principios de 2023 también va a enviar al espacio a uno de sus astronautas. El elegido es Sultán al-Neyadi, de 41 años, que ya tiene reservado vuelo y asiento en la sexta misión de la cápsula tripulada Dragón (Crew Dragon-6) con destino a la ISS.

El Centro Espacial Mohammed bin Rashid, ‒organización que gestiona el programa espacial de Emiratos‒, contrató la plaza en abril pasado con Axiom Space, compañía habilitada por la NASA y la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos para organizar vuelos tripulados privados. Será la segunda de un ciudadano del país del Golfo en la estación orbital.

Foto6ArabiaEmiratos3MujerAstroCreSaNeyadi
PHOTO/Sultán al-Neyadi - Sultán al-Neyadi ya ha ultimado su periodo de formación en el Centro Espacial Johnson de Houston, en Texas, y es apto para volar a la ISS en primavera

El despegue desde el Centro Espacial Kennedy (Florida) está planeado para mediados o finales de febrero en un lanzador Falcón 9. Sultán al-Neyadi estará acompañado por dos norteamericanos y un ruso, y todos permanecerán cerca de seis meses en la ISS colaborando con la tripulación. Se trata de todo un privilegio, ya que es la primera ocasión en que un astronauta de una nación no asociada al programa del complejo orbital es autorizado para protagonizar una misión espacial de larga duración, que será representativa del mundo árabe.

Hay que tener en cuenta que Sultán al-Neyadi es ingeniero electrónico por la universidad británica de Brighton y doctor en tecnología de la información por la universidad australiana de Griffith. Además, ha sido entrenado y capacitado por el Centro Espacial Johnson de Houston (Texas) de la NASA, periodo que culminó a principios de 2022.

Foto7ArabiaEmiratos3MujerAstroCreMbrsc
PHOTO/MBRSC - El primer astronauta de una nación árabe fue el príncipe Sultán bin Salman al-Saud, que voló en el transbordador Discovery en junio de 1985. En la imagen, junto a los astronautas emiratís Sultán al-Neyadi (izquierda) y Hazza al-Mansouri

Uno de los dos primeros miembros del Cuerpo de Astronautas de Emiratos. Sultán al-Neyadi fue el astronauta de reserva de Hazza al-Mansouri, que el 25 de septiembre de 2019 fue enviado con dos cosmonautas rusos en una capsula rusa Soyuz a la ISS, donde vivió durante ocho días. Al-Mansouri y Al-Neyadi formaron parte de los 4.000 candidatos que en 2017 se presentaron al proceso de selección, y los dos fueron elegidos en 2018 para recibir el adiestramiento de cosmonautas en el Centro de Entrenamiento Yuri Gagarin de las cercanías de Moscú. Allí fueron sometidos al adiestramiento básico que sufre todo aspirante extranjero.