La problemática de la minería costera en Casa Mediterráneo

 -  

La Antigua Estación de Benalúa (Alicante), sede de Casa Mediterráneo, ha sido el escenario elegido para la conferencia “Contaminación minera en zonas costeras: el caso de la Bahía de Portman”, que se ha llevado a cabo este miércoles. El objetivo de este encuentro ha sido resaltar la problemática que conlleva la práctica minera junto a las zonas costeras y los efectos negativos contra el medio ambiente y la preservación del Mediterráneo. Para ello, se ha expuesto el proyecto piloto para la recuperación de la Bahía de Portman como ejemplo de regeneración de un espacio costero agredido durante décadas por la actividad minera. Durante la conferencia han intervenido la directora general de Casa Mediterráneo, Almudena Muñoz y las responsables del proyecto de recuperación de la Bahía, las doctoras María José Martínez y Carmen Pérez, ambas del Grupo de Investigación de Contaminación en Suelos de la Universidad de Murcia.
 
Este proyecto, a iniciativa del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, desde la Dirección General de la Sostenibilidad de la Costa y del Mar, ha sido puesto en marcha por la Universidad de Murcia, a través del Grupo de Investigación de Contaminación de Suelos, en colaboración con la empresa TRAGSA.
 
En este contexto, cabe destacar que la descontaminación del Mediterráneo es uno de los seis objetivos prioritarios definidos por Unión por el Mediterráneo y descrito en la declaración común de la Cumbre de París para el Mediterráneo.
 
Por su parte, la Bahía de Portman, punto negro de contaminación por metales pesados en el Mediterráneo, está situada en el sureste español y ha sufrido durante más de 2.500 años los efectos de la minería, y en la  actualidad se encuentra totalmente anegada por más de 63 millones de toneladas de estériles mineros de la minería de pirita, blenda y galena.
 
Hasta el momento, los trabajos de  investigación realizados en la Bahía de Portman son un claro ejemplo de I+D+I, ya que la investigación aplicada desarrollada ha permitido una base óptima y una transferencia de resultados a los sectores productivos. Asimismo, gracias a los estudios llevados a cabo sobre el terreno, se ha obtenido la base del conocimiento necesario para abordar con éxito el proyecto de recuperación de uno de los emplazamientos contaminados más emblemáticos del Mediterráneo.
 
Además, constituyen un punto clave para la ecoeficiencia y sostenibilidad del proyecto de recuperación, ya que permitirán un equilibrio entre el cumplimiento medioambiental, el menor consumo de recursos naturales y el desarrollo económico del proyecto que, ya a día de hoy, suponen un ahorro de más de 40 millones de euros en el coste de recuperación respecto al presupuesto inicial.