La prometedora recuperación económica de Marruecos

Tras el impacto de la pandemia en la economía los indicadores son favorables
Empleados del grupo francés Renault en Marruecos trabajan en una línea de producción fase en la fábrica de Renault en Tánger

AFP/FADEL SENNA  -   Empleados del grupo francés Renault en Marruecos trabajan en una línea de producción fase en la fábrica de Renault en Tánger

Marruecos está en el camino correcto para su recuperación económica, pero esta mejoría depende del éxito de la campaña de vacunación. Actualmente 10.436.046 dosis han sido administradas y 4.441.667 personas han sido completamente vacunadas, lo cual representa el 12,18% de la población del país. En cuanto al ritmo de vacunación, la OMS felicitó a Marruecos por su eficacia el pasado marzo. 

Desde 2015, según el FMI, Marruecos experimentó un potente crecimiento económico que alcanzó un PIB de 16.932 millones de euros en 2019, lo que supuso un incremento del 2,5% respecto al año anterior. Pero este desarrollo se vio truncado por la pandemia ya que en 2020 se redujo en un 7%. Las estimaciones para 2021 son muy favorables, ya que se espera que remonte un 4,5%.

Laboratorio del centro de formación en tecnologías de la información "1337" en la ciudad central de Marruecos, Khouribga
AFP/FADEL SENNA - Laboratorio del centro de formación en tecnologías de la información "1337" en la ciudad central de Marruecos, Khouribga

A nivel social, la renta per cápita es baja (2.932 euros), pero existe una importante posibilidad de futuro consecuencia del significativo envío de remesas, que hoy en día constituyen cerca del 7% del PIB nacional, y contribuyen al crecimiento, desarrollo y estabilidad del país. Se estima que la diáspora marroquí comprende entre un 12% y un 15% de la población total del país.

Según Le360, Marruecos es el segundo país de África más atractivo para la inversión extranjera lo cual también puede suponer un punto de apoyo para la reactivación económica del país. Asimismo, el hecho de haberse reintegrado en la Unión Africana en 2017 mientras se acercaba a la Comunidad Económica de Estados de África Occidental le da la oportunidad de aprovechar estos mercados de alto potencial.

Mina de fosfato en la fábrica de Boucraa de la Compañía Nacional de Fosfatos de Marruecos (OCP) situada en las provincias del sur, a 100 km al suroeste de la ciudad de El Aaiún
REUTERS/YOUSSEF BOUDLAL - Mina de fosfato en la fábrica de Boucraa de la Compañía Nacional de Fosfatos de Marruecos (OCP) situada en las provincias del sur, a 100 km al suroeste de la ciudad de El Aaiún

El déficit de la balanza comercial se reduce en un 11,2% en el primer trimestre de 2021. Esta reducción se explica por un aumento de las exportaciones de 8.720 millones de dírhams, versus el aumento en las importaciones de 3.090 millones de dírhams. Las principales exportaciones de Marruecos son automóviles y otros vehículos diseñados principalmente para el transporte de personas (3,91 millones de dólares), alambres y cables eléctricos (3,75 millones de euros) y fosfatos (2,71 millones). Marruecos es el primer productor y exportador mundial de fosfatos, con alrededor de un 75% de las reservas mundiales. La contribución al PIB de la minería en su conjunto se situaría en torno al 6%. 

El principal socio comercial de Marruecos es la UE ya que de ahí provienen el 53% de sus importaciones y donde destina el 66,7% de sus exportaciones. Dentro de la UE destacan España en primer lugar, ya que es el destino del 24,61% de las exportaciones y provee del 15,6% de las importaciones, y Francia que recibe el 21,6% de las exportaciones y responsable del 12,2% de las importaciones marroquíes. 

Mercado de verduras en las afueras de Casablanca
REUTERS/YOUSSEF BOUDLAL - Mercado de verduras en las afueras de Casablanca

La economía de Marruecos presenta una importante dependencia del sector agrícola ya que éste ocupa al 32,5% de la población. Asimismo, el sector primario representa el 13,7% de su PIB. El Ministerio de Agricultura y Pesca de Marruecos prevé una campaña de exportación agrícola prometedora 2020-2021 a pesar de la crisis de la COVID-19 y la sequía persistente. Especialmente la exportación de cítricos y productos de la huerta que experimentaron en la primera mitad de la temporada un crecimiento de 60% y el 15% respectivamente en comparación con el mismo período de la campaña anterior. 

La recuperación agrícola debería mejorar a priori la situación del mercado laboral. De hecho, 202.000 puestos de trabajo se recortaron en el primer trimestre: 258.000 puestos de trabajo desaparecieron en las zonas rurales y se crearon 56.000 puestos de trabajo en las zonas urbanas.

Unos trabajadores transportan sacos de rosas cosechadas en un campo junto a la ciudad de Kelaat Mgouna (o Tighremt NImgunen) en la provincia central marroquí de Tinghir, en las montañas del Atlas
AFP/FADEL SENNA - Unos trabajadores transportan sacos de rosas cosechadas en un campo junto a la ciudad de Kelaat Mgouna (o Tighremt NImgunen) en la provincia central marroquí de Tinghir, en las montañas del Atlas

Las previsiones son alentadoras y especialmente relevantes puesto que Marruecos experimentó una contracción del 7% del PIB en 2020 añadido al déficit presupuestario del 7,4% del PIB en 2019. Esta tendencia se ve cristalizada en un aumento en la confianza del consumidor este año. Según un análisis de BMCE Capital, se observa un aumento en la confianza del consumidor en el primer trimestre a 68,3 puntos, lo cual supone un aumento de 7,1 puntos respecto al trimestre anterior.