La religión como arma de unión y convivencia entre las culturas

La Casa Árabe ha celebrado una nueva jornada marcada por la apuesta por la construcción de la paz y el dialogo interreligioso como vías para el entendimiento cultural
Atalayar_Evento Casa Árabe

 -  

La Embajada de Emiratos Árabes de Madrid, en colaboración con Casa Árabe, ha acogido un encuentro en el que la religión y la cultura han sido los protagonistas de una jornada en la que se ha rendido homenaje al concepto de “diálogo interreligioso” como herramienta para promover la paz.

En un contexto cada vez más polarizado, en el cual las religiones han marcado el transcurso de diversos acontecimientos históricos, los extremismos y la radicalización han afectado en el desarrollo cultural y político de distintos Estados. A través del uso de la fe poblacional, grupos extremistas y discursos de odio han sembrado el desorden en distintas sociedades en las que ha prevalecido la separación frente a la unión social. En este sentido, el evento pretende ser una puerta en la que se comience a tender puentes entre las diferentes religiones para hacer del mundo un lugar mejor, donde la interculturalidad y la convivencia reinen.

Atalayar_Evento Casa Árabe

Así, el encuentro se ha desarrollado con la bienvenida del director general de Casa Árabe, Pedro Martínez- Avial, quien ha recalcado la necesidad de llevar a cabo este tipo de eventos ya que “este acto promueve la interculturalidad y la convivencia” en un entorno en el que hay que tratar de promover “el respeto y la tolerancia” con el fin de “incitar el diálogo religioso”.

Tras la recepción, el director ha introducido al embajador de Emiratos Árabes Unidos, Majid al-Suwaidi, quien ha resaltado que “la convivencia nos hace mejor personas”. En esta línea, el embajador ha afirmado que espera poder seguir “caminando mano a mano con nuestros aliados y amigos” y promover el “diálogo”.

Atalayar_Evento Casa Árabe

Junto a esto, el diplomático ha enfatizado en que “la tolerancia siempre será un componente fundamental en la identidad de los Emiratos Árabes Unidos, cuya estructura se basa en la promoción mutua del entendimiento cultural”. Como ejemplo de ello, Majid al-Suwaidi ha resaltado la puesta en marcha del proyecto ‘La Casa de la Familia Abrahámica’ en Abu Dabi, una construcción que alberga los tres templos de las tres religiones monoteístas en una misma explanada.

Después de su intervención, el presidente de la Fundación Cultura de Paz, Federico Mayor Zaragoza, ha intervenido de manera online para añadir que “a través de la diplomacia es posible solventar conflictos” y ha criticado la cultura de la guerra tras argumentar que “es intolerable que se inviertan millones de dólares en armas cuando hay gente que no puedo comer”. “Todos los seres humanos son iguales no vamos a resolver los conflictos con las armas, hay que resolver con las palabras, el diálogo”, ha resaltado. 

Zaragoza ha proseguido afirmando que “en la promoción de la cultura de la paz hay que ver en el otro y entenderle ya que el puede tener razón, a pesar de las diferencias (…) todos podemos compartir y convivir” en una sociedad en la cual “todos los seres humanos son iguales en dignidad”.

Atalayar_Evento Casa Árabe

Además, el presidente, ha hablado sobre la Agenda 2030 en la que ha propuesto la necesidad de cambiar las formas en las cuales el mundo está estructurado. En este sentido, ha afirmado que “no puede ser posible que los países más ricos sean los que den instrucciones” y ha urgido por establecer una “nueva política” en la que se apoye el voto ponderado y se rechace el veto, mientras ha apostado por el poder de la palabra “para construir soluciones”. Para finalizar, el presidente ha recalcado que “hay un deber de palabra del presente en el que hay que cambiar muchas cosas”.

Posteriormente, el embajador en Misión Especial para la Mediación y el Diálogo Intercultural, Ramón Blecua, ha afirmado que “la definición de las narrativas culturales es trascendental para el futuro (…) no hay posibilidad a que el odio o el racismo echen raíces en una sociedad cosmopolita”. 

Atalayar_Evento Casa Árabe

En este sentido, ha aunado por reunir el espíritu de Mosul, enclave en el que antes de las ofensivas yihadistas, han convivido historias pluralistas en las que se pudo desarrollar la convivencia entre culturas y religiones de Oriente Medio. Del mismo modo, el embajador ha puesto de ejemplo a España como país que ha tenido, y sigue manteniendo, un “papel relevante de una cultura de multiplicidad en la que ha habido una enorme fertilización cultural de la época que ha repercutido en una importante resonancia simbólica”.

Por otra parte, la intervención de la subdirectora general de Libertad Religiosa del Ministerio de la Presidencia, Mercedes Murillo, ha intervenido afirmando que “el reto es encontrar formas donde podamos convivir en la diferencia” y hacer “un ejercicio de igualdad a la libertad de conciencia” en el que “las diferencias no sean vistas como una amenaza” ya que existe “una resiliencia social frente al odio”.

Atalayar_Evento Casa Árabe

Para finalizar, el Nuncio Apostólico de la Santa Sede en España, Mons. Bernardito Cleopas Auza, ha afirmado que la tolerancia “es fundamental para la paz y la convivencia” y que esta se fomenta a través de “un mayor diálogo con todas las religiones y culturas, en el que no exista la ambigüedad”. El Nuncio ha mencionado al papa Francisco como figurante referente que ha tratado de tender puentes en orden de mantener la paz, a pesar de las diferencias. En esta línea ha nombrado los tres elementos que, de acuerdo con el Papa, son necesarios en la construcción de la paz y la convivencia. En este sentido, “se debe respetar a uno mismo y a los otros”, además de tener “el coraje suficiente para aceptar las diferencias” y “seguir un camino de rectitud”.

Atalayar_Evento Casa Árabe

Además, el representante diplomático ha recalcado que “el bien de cada uno reside en el bien de todos” por lo que es necesario que “entremos juntos como familia en un arca”, haciendo de esta forma un símil con el pasaje bíblico del Arca de Noé.

Así, la religión trata de reinvertirse hacia un nuevo concepto que acoja a la sociedad por igual en un ejercicio en el cual la espiritualidad y la fe sean los protagonistas que marquen el camino hacia la igualdad y el entendimiento entre las culturas para construir un mundo mejor y más afectuoso.