La respuesta coordinada de Kuwait a la COVID-19

La experiencia de Kuwait con el síndrome respiratorio del Oriente Medio, una cepa de coronavirus que surgió por primera vez en 2012, le ha permitido responder con eficacia a la actual pandemia del coronavirus
 Trabajadores del Ministerio de Salud, vestidos con trajes protectores, esperan en la pista del aeropuerto internacional de Kuwait para recibir a los kuwaitíes que regresan de Frankfurt el 26 de marzo de 2020

PHOTO/AFP  -   Trabajadores del Ministerio de Salud, vestidos con trajes protectores, esperan en la pista del aeropuerto internacional de Kuwait para recibir a los kuwaitíes que regresan de Frankfurt el 26 de marzo de 2020

Varios de los hospitales de los estados del Golfo ya contaban con unidades de triaje especializadas en enfermedades respiratorias, con sistemas de ventilación diseñados para evitar que los trabajadores de la salud se infecten. Aprovechando esta ventaja, Kuwait aplicó estrictas medidas de precaución después de que se registraran los primeros casos de la COVID-19 a finales de febrero.  

Todos los vuelos no de carga que entraban y salían de Kuwait se suspendieron a partir del 13 de marzo, convirtiéndose en el primer Estado del Golfo en dejar en tierra todos los vuelos de pasajeros. En esa fecha también se cerraron mezquitas y espacios públicos como parques y playas, mientras que el 22 de marzo se impuso un toque de queda en todo el país. Las escuelas y universidades también fueron suspendidas, retrasándose la fecha fijada para su reapertura hasta el 4 de agosto como muy pronto. Todas las instituciones estatales estarán cerradas al menos hasta el 25 de abril.

Mientras tanto, el hotel de cinco estrellas Al Kout Beach y el centro turístico Al Khiran se han vuelto a utilizar como centros de cuarentena, y el recinto ferial internacional de Mishref se está utilizando como hospital de campaña y centro de pruebas. Estas respuestas coordinadas tienen por objeto frenar la propagación de la pandemia: Kuwait registró su primera víctima mortal de la COVID-19 el 4 de abril

Rascacielos Kuwait
AFP/ YASSER AL-ZAYYAT - Vista panorámica de Kuwait tomada el 24 de marzo de 2020 desde la Torre al-Hamra, después de decretarse el confinamiento
Estímulo y apoyo a las PYME 

Junto con los esfuerzos por aumentar la resistencia del sector de la atención de la salud, el Banco Central de Kuwait (CBK, por sus siglas en inglés) ha venido adoptando medidas para mitigar las consecuencias económicas y sociales de la pandemia. El 16 de marzo, el CBK redujo su tasa de interés de referencia en 100 puntos básicos, al 1,5%. El banco también pidió a los prestamistas que pospusieran los reembolsos de los préstamos de las empresas especialmente afectadas por la crisis. Posteriormente, el 2 de abril, el CBK anunció que estaba lanzando un importante paquete de estímulo. 

Destinado a apoyar a los sectores clave y a las pequeñas y medianas empresas (PYMES), el paquete modificó la normativa y las herramientas de política macro prudencial, además de poner a disposición 16.500 millones de dólares para préstamos adicionales de los bancos locales. El CBK también redujo los requisitos de adecuación del capital en un 2,5% y disminuyó la ponderación del riesgo para las PYMES del 75% al 25%

“El recientemente anunciado paquete de estímulo proporcionará una defensa muy robusta y efectiva contra el daño a corto plazo causado por el coronavirus”, dijo Alok Chugh, socio del Gobierno y Líder del Sector Público MENA en Ernst &Young, a OBG. “Las PYMES han estado en el centro de la visión del CBK, y la reducción de la ponderación del riesgo crediticio del 75% al 25% ha permitido a los bancos aumentar sustancialmente sus préstamos a las PYMES y, por lo tanto, proporcionarles un apoyo muy eficaz durante esta crisis”. 

Vientos en contra a corto plazo 

El CBK ha subrayado que está bien situado para aplicar medidas importantes: tras la crisis económica mundial de 2008, el banco puso en práctica políticas de protección que han dado lugar a una base de capital sólida y a reservas sustanciales. No obstante, a finales de marzo, la agencia de calificación Moody's puso en revisión la calificación de Aa2 de Kuwait para una bajada en la nota, a la luz de una disminución significativa de los ingresos del Gobierno

Asimismo, Standard & Poor's rebajó la calificación del crédito soberano a largo plazo de Kuwait de "AA" a "AA-". La agencia de calificación citó tanto la caída mundial de los precios del petróleo como el ritmo relativamente lento de la reforma fiscal en el país. También señaló que la pandemia había puesto de relieve la falta de una ley de deuda soberana en Kuwait. 

En un acontecimiento muy esperado, la compañía estadounidense MSCI se había propuesto elevar a Kuwait de la categoría de “mercado fronterizo” a la de “mercado emergente” en mayo de este año. Sin embargo, mientras que el mercado de valores kuwaití sigue cumpliendo todos los criterios, debido a la COVID-19 esto se ha retrasado hasta noviembre. Otro acontecimiento importante que se ha aplazado es la adquisición del Ahli United Bank de Bahrein por la Casa de Finanzas de Kuwait. La fusión se aprobó definitivamente en abril, pero ahora tendrá lugar en diciembre de este año. 

Bolsa de Valores
AFP/ YASSER AL-ZAYYAT - Un broker kuwaití que lleva una máscara protectora sigue el mercado en la Bolsa de Valores de Kuwait
Participación en las actividades regionales y mundiales 

En términos más generales, y a pesar de la perturbación causada al comercio y los viajes mundiales, la COVID-19 ha brindado a Kuwait la oportunidad de fortalecer los vínculos internacionales. A mediados de marzo, Kuwait anunció que iba a prestar asistencia financiera a sus vecinos regionales, Irak, Palestina y el Irán, en sus respuestas al virus. Paralelamente, Kuwait donó 40 millones de dólares a la Organización Mundial de la Salud para apoyar sus esfuerzos en la lucha contra la pandemia. Luego, el 7 de abril, el embajador chino Li Minggang se reunió con Abdullah Al Afasi, el subsecretario del Ministerio de Comercio e Industria de Kuwait, para discutir la cooperación entre las dos naciones sobre la COVID-19, y cómo Kuwait podría obtener suministros médicos de China. 

Cuatro días después, tras una conversación entre el primer ministro indio Narendra Modi y su homólogo de Kuwait, el jeque Sabah Al Khaled Al Hamad Al Sabah, se envió desde India al Estado del Golfo un equipo de respuesta rápida de 15 médicos y profesionales de la salud. Se espera que el equipo permanezca durante dos semanas, apoyando las pruebas y el tratamiento y capacitando al personal