La RFEF y el sindicato de jugadores boicotean la reunión del CSD con la LNFS

Cartas intimidatorias y tuits falsos intentan viciar el futuro del fútbol sala
Irene Lozano, Consejo Superior de Deportes (CSD)

AFP/OSCAR DEL POZO  -   Irene Lozano, Consejo Superior de Deportes (CSD)

El CSD quiere intervenir en el deporte no profesional, ante la postura de la RFEF.

#TelarañaRFEF

El CSD que preside Irene Lozano ha decidido tomar cartas en el asunto del “deporte-no-profesional-profesionalizado” que la RFEF es capaz de renombrar, pero incapaz de gestionar. El fútbol sala, el fútbol de Segunda B y Tercera y el fútbol femenino siguen metidos en una telaraña federativa para intentar desgastar a los organismos que de verdad administran esas competiciones. 

#DeArístegui

Irene Lozano ha puesto el futuro del fútbol sala en manos de un diplomático. Joaquín de Arístegui es el director general del CSD que va a poner orden en el caos federativo con este deporte. Arístegui lleva representando a España desde 1992 en misiones diplomáticas. Rumanía, El Salvador, Tailandia, Pekín, Trinidad y Tobago… deshacer el nudo que bloquea al fútbol sala no será problema para un tipo que ha tenido que parar los pies a la RFEF tras una carta tan incendiaria como cobarde.

#PrimerAviso

Joaquín de Arístegui aceptó la propuesta de la LNFS, ProLiga y ACFF para una reunión donde se expusieran los problemas que está generando la RFEF a estos deportes. El director general ya apuntó que las reuniones de los famosos comités de la RFEF donde se decidía el comienzo de las competiciones habían tenido lugar sin su conocimiento. Primer aviso. 

#Boicot

Una vez que se hubo fijado la reunión para el viernes 4 de septiembre la RFEF y la Asociación de Jugadores de Fútbol Sala han decidido boicotear lo que allí pueda ocurrir no vaya a ser que el CSD les quite sus competencias del fútbol sala y se les caiga el castillo de arena que han montado alrededor de este deporte. 

#CampsFontanero

Andreu Camps es la mano ejecutora de Luis Rubiales en la RFEF. El presidente sigue desaparecido porque no se pueden celebrar las elecciones que le proclamen amo y señor del fútbol. Camps es el fontanero que arregla los destrozos federativos y el estrés le está llevando a cometer errores. Marca ha publicado la carta que ha enviado el propio secretario general de la RFEF al CSD con motivo de la reunión del próximo viernes. Una misiva repleta de provocaciones y advertencias que finaliza con un párrafo donde dice que la reunión “traería consigo graves consecuencias inmediatas” para finalizar al más puro estilo siciliano advirtiendo que “ni que decir tiene que confiamos en que tal reunión no se producirá nunca”. Algo temen en Las Rozas.

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales
AFP/PIERRE-PHILIPPE MARCOU - El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales
#SegundoAviso

La respuesta del CSD ha sido inmediata y supone el segundo aviso para la RFEF. “No entramos en este tipo de provocaciones. La reunión tendrá lugar porque este CSD se reúne con quien así lo solicita, como no puede ser de otra manera en tanto somos servidores públicos”, un texto previsiblemente firmado por Arístegui que tiene en su mano detener la sangría del fútbol sala y del resto de deportes que dice amparar la Federación. 

#Sindicato

El último actor que ha entrado en esta guerra es la Asociación de Jugadores de Fútbol Sala (AJFS) que lleva tiempo publicando comentarios en Twitter en contra de la gestión del la LNFS. Ahora ha querido torpedear la reunión publicando un tuit donde duda de que la LNFS represente a los clubes de fútbol sala (hay que recordar que ahora representa al 70% y ha representado a todos hasta hace meses). Apoya el texto con un recorte de un documento interno del Comité Profesionalizado de fútbol sala de RFEF. Para darle repercusión a su denuncia cita a Irene Lozano, al CSD y al ministro de Cultura y Deporte. Y para que sepan de su maniobra también cita a la RFEF y la LNFS. Gasolina al fuego por parte del sindicato de jugadores que preside Antonio García-Plata. Por cierto, García-Plata también es miembro de la Junta Directiva de la RFEF desde 2018 y hace poco desveló en una entrevista que su sindicato cobra desde 2019 una subvención de la RFEF de 200.000 euros anuales. También se ha referido recientemente a la asociación que representa al fútbol sala desde 1989 como “extinta LNFS”. “A por ellos que son pocos” reza el hashtag de su cuenta de Twitter. A por ellos. Pues eso, más batalla. 

#Hace37Años

El mundo del fútbol sala ha tomado posiciones en esta contienda que ya ha llegado al CSD. Irene Lozano fue elegida por Pedro Sánchez y el presidente del Gobierno tiene buena relación con Rubiales. No será ella quien que le quite a la RFEF el caramelo del fútbol sala. Pero ha movido ficha dejando que intervenga un experto en diplomacia. Mientras, la LNFS y el PP han unido fuerzas para que se presente una solicitud en el Congreso pidiendo que el fútbol sala sea un deporte profesional. La reunión será en el CSD el mismo lugar donde hace 37 tuvo lugar un violento encierro de los directivos de la Federación Española de Fútbol Sala en otra guerra que se llevó por delante a este deporte.