PUBLICIDAD

Iberdrola

La sociedad civil apoya al Gobierno ante la violación del estatuto diplomático del Consulado de Marruecos en Valencia

Consulado de Marruecos en Valencia asaltado con la bandera saharaui

 -  

La reacción del Gobierno de España presidido por Pedro Sánchez de condenar sin paliativos la agresión sufrida por el Consulado de Marruecos en Valencia, cuando unos individuos participantes en una manifestación en favor del Frente Polisario, arriaron la bandera del Reino marroquí que ondea la representación diplomática e izaron en su lugar la insignia del Frente Polisario, ha tenido repercusión en la sociedad civil. 

Además de las protestas emanadas de partidos y asociaciones políticas, la sociedad civil también se ha sumado a la repulsa del acto vandálico que cuestiona los principios básicos de las relaciones políticas y diplomáticas entre los Estados.

El Club de Amigos de Marruecos en España, ha condenado tajantemente dicho acto que ha intentado violentar “la inviolabilidad, la integridad y la dignidad de la sede consular, contraviniendo gravemente los principios y  valores de la Convención de Viena”, según se lee en el comunicado emitido en Madrid. 

Esta organización de la sociedad civil está integrada por un centenar de intelectuales, académicos, profesionales, periodistas, empresarios y políticos procedentes de todos los ámbitos de la sociedad española. Presidida por el socialista Pedro Bofill, vio la luz en el seno del Congreso de los Diputados, en presencia del entonces embajador marroquí en España, Fadel Benyaich y del consejero político Bugaleb el Attar, actualmente embajador en Cuba. 

El Club ha expresado su apoyo a la pronta reacción del Gobierno de España, al tiempo que defendió el derecho constitucional a manifestarse pacíficamente rechazó enérgicamente la violación de la sede consular, y pide un esclarecimiento de los hechos y que se adopten las medidas necesarias para garantizar la inviolabilidad de las misiones diplomáticas acreditadas en España.