La solución política en Libia, un poco más cerca

La Comisión Constitucional libia reunida en Egipto ha acordado celebrar un referéndum constitucional este mismo año
Atalayar_Foro Dialogo Politico Libio 2

PHOTO/KHALED NASRAOUI  -   Los participantes libios asisten al Foro de Diálogo Político de Libia auspiciado por las Naciones Unidas

Libia ha dado un paso más hacia la resolución de la situación que mantiene en conflicto al país desde la muerte de Muamar Gadafi hace casi una década. La localidad egipcia de Hurgada ha sido la encargada de acoger la segunda sesión de reuniones de la Comisión Constitucional libia, tres meses después de la primera, que será la encargada de redactar una nueva Carta Magna para el país.

La complicada situación que vive Libia ha obligado a multitud de actores, desde países a organizaciones internacionales, a poner un máximo empeño en la mediación y en el desarrollo de foros de todo tipo para tratar de dar pasos hacia una solución que ponga fin al conflicto. Países como Marruecos, Túnez o Egipto, han acogido en diferentes etapas de los últimos meses encuentros a distintos niveles, principalmente al nivel militar y político. Y es que, en Libia, la maraña de intereses, dinámicas y movimientos está dificultado mucho el desarrollo de las conversaciones. Además, claro, de las injerencias de terceros países como Turquía o Rusia en ellas.

Atalayar_Acuerdos Libia
AFP/ FETHI BELAID - El presidente del Comité para el cuerdo político libio y miembro del Alto Consejo de Estado Bachir El Haouch (I), y el miembro de la Comisión Constitucional libia, Abdelmonem El Sherif, en una conferencia de prensa sobre las conversaciones libias dirigidas por las Naciones Unidas, en la capital tunecina, Túnez, el 14 de noviembre de 2020

Ambas partes han acordaron este miércoles la celebración de un referéndum que avale la nueva Constitución que desarrollarán para el país, y han insistido en que sea celebrado este mismo año. Para decidir una fecha fija, los dos partes se han dado cita de nuevo en la ciudad egipcia del próximo 9 al 11 de febrero. Otro de los puntos acordados han sido los pasos a seguir una vez sea redactada la nueva Constitución. Por parte del LNA, será presentada con la Cámara de Representantes de Libia, con sede en Tobruk, al este del país. Por su lado, el GNA hará lo propio con el Consejo Superior del Estado, ubicado en Trípoli, la capital del país. Cada una de las delegaciones que ha asistido a esta sesión de reuniones ha estado formada por diez miembros, que serán los encargados de dar la base legal del futuro que se trata de construir para el país.

Desde Naciones Unidas, que está siguiendo muy de cerca todas estas sesiones, siendo una de las principales organizaciones mediadoras, se ha señalado la importancia del acuerdo constitucional que se trata de fraguar. Según la enviada especial para Libia, Stephanie Williams, que intervino por videoconferencia en la sesión de Hurgada, esta es la base sobre la que se asienta todo lo demás. "Si esto no sale adelante, otros temas como la seguridad o la economía se verán muy afectados", apunta la representante de Naciones Unidas.

Atalayar_Stephanie Williams
AP/WALID HADDAD - Stephanie Williams, Representante Especial Interina del Secretario General y Jefa de la Misión de Apoyo de las Naciones Unidas habla durante una conferencia de prensa en Túnez

De esta forma, además de la Comisión Constitucional, el Foro de Diálogo Político Libio (LPDF) y el Comité Militar libio 5+5, también han dado pasos de forma paralela en la misma dirección. El último, por ejemplo, posibilitó el establecimiento de un alto el fuego que ha sido en gran parte cumplido por ambas partes, no sin dificultades. También trata de impulsar la salida de los mercenarios presentes en Libia en ambos bandos, algo a lo que Rusia y Turquía, principales valedores de cada una de las partes, han puesto más reticencias. El Comité Militar libio 5+5 también busca la apertura de la autopista de la costa libia, que conecta las dos regiones enfrentadas y que impulsaría la reconstrucción, el movimiento de personas y bienes y el comercio.

El Foro de Diálogo Político Libio es el que se está encargando de establecer el Ejecutivo provisional hasta que las elecciones, previstas para diciembre de este año, puedan desarrollarse de forma segura en el país. Este LPDF, también ha presentado avances esta semana, tras haber votado a favor del mecanismo de selección de ese nuevo Gobierno provisional con una amplia mayoría. De los 75 miembros que tiene este foro, el 73% han votado a favor del mecanismo, 10 puntos más de los planteados como cota mínima para dar por válida la votación.

Atalayar_Foro Dialogo Politico Libio
AFP/ FETHI BELAID - Delegados libios, entre ellos (de izquierda a derecha) Abdessalam Shuha, Abdallah Shibani, Hussein Mohamed Elansari, un participante no identificado, y Abdel Majid Mlayqtah asisten a la inauguración del Foro de Diálogo Político de Libia, celebrado en Gammarth, en las afueras de la capital de Túnez, el 9 de noviembre de 2020

Este paso no ha sido sencillo, y a la vista de los resultados, tampoco unánime. Desde finales del año pasado se han ido sucediendo los encuentros para avanzar en esta dirección, sin embargo, los miembros del LPDF, que fueron elegidos por la UNSMIL, la misión de Naciones Unidas en Libia, no conseguían ponerse de acuerdo. Finalmente, un pequeño grupo representativo de los 75 integrantes, tuvo el encargo de desarrollar una propuesta durante la semana pasada en Ginebra. Esa propuesta ha sido la que se ha sido votada estos días, obteniendo un resultado favorable.

Este anuncio recibió una gran acogida en el seno de Naciones Unidas. Su secretario general, António Guterres, manifestó su respaldo a los procesos de diálogo y la necesidad de dotar a la UNSMIL de un mandato claro pero flexible, que sea capaz de adaptarse a la situación que vive el país. También ha instado a todos esos países que tratar de interferir en el desarrollo de estas negociaciones que se abstengan de realizar estas injerencias, pues va en detrimento de una sociedad que lleva sumida en la inestabilidad y la violencia una década. De la misma forma, el secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Aboul Gheit, ha aplaudido el acuerdo y ha dado la bienvenida a los acontecimientos recientes.

Atalayar_Protestas Libia Acuerdos
PHOTO/AFP - Manifestación para protestar por las próximas conversaciones entre las dos administraciones rivales del país, y exigen que se confíe en la constitución para resolver el conflicto, frente a la sede de la Misión de las Naciones Unidas en la ciudad de Janzour, al oeste de la capital libia, el 14 de octubre de 2020
La situación de Sarraj

Fayez Sarraj, la persona al frente del Gobierno de Acuerdo Nacional sustentado por gran parte de la comunidad internacional, se encuentra en una situación límite. El mandatario libio trató de dimitir el pasado verano, pero la situación que vive el país y la presión internacional le obligaron a quedarse.

No obstante, su posición ha sido también muy contestada, pues la necesidad de apoyarse en milicias, muchas de ellas de carácter islamista, ha preocupado enormemente en muchas capitales, que han visto con recelo muchos de los movimientos que ha realizado, entre otras cosas, los acuerdos con Turquía. De hecho, pese a los avances que se están anunciando, Sarraj ha anunciado la creación de un nuevo grupo de seguridad en la capital libia, que será controlado por los líderes de algunas de esas milicias en las que se apoya para mantener el control territorial con el apoyo de los mercenarios que envía Turquía.

Esta decisión ha sido duramente criticada por Stephanie Williams, que ha alertado de que cualquier intento por torpedear el desarrollo de las negociaciones tendrá consecuencias. Además, ha recordado que cualquier acuerdo político, debe pasar por el LPDF. Este grupo, denominado Fuerza de Defensa de Trípoli, ha manifestado ya su oposición al mecanismo aprobado por el Foro de Diálogo Político Libio, pues, según dicen, Naciones Unidas ha tratado de influir en los votos para su adopción.