La UE propone que los menores de 16 años necesiten consentimiento paterno para acceder a las redes sociales

 -  

Lainformacion.com

Pie de foto: los usuarios más jóvenes de las redes sociales podrían dejar de tener libertad de acceso a estas plataformas

Los adolescentes europeos se enfrentan a tener que obtener el permiso de los padres para unirse a las redes sociales Facebook, Instagram y SNAPCHAT antes de cumplir los 16, según las nuevas propuestas de protección de datos de la Unión Europea, las cuales irritan a las empresas de tecnología estadounidenses.

La nueva medida tornaría ilegal el manejo de datos de cualquier menor de 16 años sin consentimiento de los padres por parte de las compañías. Esto supondría un agujero en los modelos de negocio de las redes sociales debido al rápido crecimiento que éstas han experimentado gracias a los usuarios adolescentes.

Un alto ejecutivo de un grupo técnico de Estados Unidos dijo: “Esta prohibición supone que millones de niños y adolescentes soliciten el permiso de sus padres para utilizar los servicios de Internet, que incluyen cuentas de correo electrónico, plataformas de medios sociales y la descarga de aplicaciones”.

Las compañías tecnológicas de Estados Unidos se oponen a la propuesta que consideran un cambio de último minuto de las normas de protección de datos que se aprobaron en Bruselas en 2012.

Google, Facebook y Twitter, forman una coalición que se enfrenta a la enmienda y afirman que dicha prohibición incentiva que muchos adolescentes de entre 13 y 16 años mientan sobre su edad para lograr una cuenta sin el consentimiento paterno.

Alexander Whalen, senior manager de Digital Europe, un grupo que representa la industria tecnológica en Bruselas, dijo: “Es ilógico pensar que un adolescente de 15 años necesita la autorización de los padres en cualquier situación. Estos son cambios de último minuto”.

La medida prohíbe el almacén y uso de datos de menores de 16 años siempre y cuando no cuenten con una autorización de los padres. Anteriormente, esta limitación se aplicaba a los menores de 13 años.

El próximo martes comenzará la recta final de las conversaciones entre el Parlamento Europeo y los estados miembros. Los legisladores esperan haber resuelto la medida a finales de año.

Todas las empresas - desde los grupos de tecnología hasta los supermercados - deberán cumplir con una serie de reglamentos adicionales en torno a la privacidad. De lo contrario, se enfrentan a multas de hasta el 4% de la facturación global, según los últimos textos de la “normativa de protección de datos generales”.

Las políticas de protección online de los menores estadounidenses se han extendido al resto de países. Sin embargo, dichas políticas no protegen a aquellos niños que mienten sobre su edad para lograr el acceso a redes.

 

Algunas redes sociales han empezado a crear apps específicas para niños como YouTube Kids, que muestra contenidos infantiles adaptados a la edad de los usuarios, o Snapkidz, que permite a los menores hacer fotografías y pintar sobre ellas, a la vez que prohíbe su envío.

A pesar de la adaptación a menores de determinadas aplicaciones, algunas de ellas sufren duras críticas por parte de los usuarios. Este mismo año YouTube Kids fue criticado por permitir a los menos el total acceso a la web, poniendo a los niños en contacto con contenidos inapropiados.