PUBLICIDAD

Iberdrola

La UE sanciona al ministro del Interior iraní por la represión interna

Figuran también en la lista una larga serie de altos mandos militares y policiales
AFP/UGC  -   Una mujer sin velo se dirige al cementerio de Saqqez, la ciudad natal de Mahsa Amini

AFP/UGC  -   Una mujer sin velo se dirige al cementerio de Saqqez, la ciudad natal de Mahsa Amini

 La Unión Europea (UE) sancionó este lunes al ministro del Interior de Irán, Ahmad Vahidi, junto a otras 28 personalidades y tres entidades a las que considera responsables de “graves violaciones de los derechos humanos” en el país en relación con las protestas desatadas por la muerte de la joven Masha Amini.

Los ministros de Exteriores comunitarios aprobaron las sanciones formalmente durante un Consejo hoy en Bruselas y, a continuación, la decisión fue publicada en el Diario Oficial de la UE para que puedan entrar en vigor.

Esta es la segunda lista de sancionados que aprueba la UE en relación con el fallecimiento de Amini, que murió bajo custodia policial tras ser arrestada por la Policía de la Moral por llevar supuestamente mal puesto el velo islámico.

Las sanciones contemplan el veto de entrar en territorio comunitario y la congelación de los activos que esas personas o entidades puedan tener en la UE. En su decisión de hoy, la UE argumenta que Vahidi, como ministro del Interior, es responsable también de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de Irán, los cuales han incurrido en “muchos casos de violaciones flagrantes y graves de los derechos humanos”, según ha confirmado.

Se refirió en concreto a “disparos indiscriminados con munición real a manifestantes pacíficos, incluidos niños”, desde que comenzaron las protestas, a mediados de septiembre. Señaló igualmente que, desde el inicio de las manifestaciones, las fuerzas policiales también han detenido arbitrariamente a numerosos defensores de los derechos humanos y periodistas, y a que Vahidi “ha abogado públicamente por que se trate con mano dura a las personas que participan en las manifestaciones”.

Las otras personas incluidas hoy en la lista negra son comandantes o altos cargos del Ejército, la Fuerza de Resistencia Basij, la Fuerza Disciplinaria de la República Islámica de Irán, el Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica o la Policía Cibernética. Se encuentran también en la lista varios miembros de la unidad de la Policía de la Moral que arrestó a Amini, a los que consideran “responsables” de su muerte.

En cuanto a las entidades, se trata de la Fundación Cooperativa Basij, filial de la Fuerza de Resistencia Basij; Arvan Cloud, una empresa iraní de servicios informáticos que apoya los esfuerzos gubernamentales de controlar el acceso a la intranet iraní, y Press TV, que se encarga de la grabación y emisión de confesiones forzadas de detenidos.

Entre esos detenidos figuran periodistas, activistas políticos y personas pertenecientes a minorías kurdas y árabes, y sus confesiones forzadas violan los derechos internacionalmente reconocidos a tener un juicio justo, argumenta la UE.

La UE ya aprobó una primera ronda de sanciones a mediados de octubre contra once ciudadanos iraníes, entre ellos el jefe de la Policía de la Moral, Mohammad Rostami Cheshmeh Gachi, y cuatro empresas de ese país, que considera implicados en la muerte de Amini.

Las autoridades judiciales iraníes han acusado ya a más de 2.000 personas de diversos delitos por participar en las movilizaciones a favor del fin de la República Islámica, muchas de las cuales se enfrentan a penas de muerte. El número de muertos a manos de las fuerzas de seguridad iraníes en las últimas semanas asciende a 326, de ellos 43 menores de edad, según el último balance de la ONG Iran Human Rights, con sede en Oslo.

La UE también impuso hoy una segunda ronda de sanciones contra Irán por apoyar militarmente a Rusia, más en concreto por suministrarle los drones kamikaze que emplea para destruir infraestructura civil en Ucrania. Las primeras medidas restrictivas en ese sentido llegaron el pasado 20 de octubre y hoy ha decidido ampliar la lista negra en dos personas y dos entidades.