PUBLICIDAD

Iberdrola

La UE y Marruecos fortalecerán sus relaciones comerciales a través de nuevas medidas

El Tribunal General de la UE ha anulado los acuerdos agrícolas y pesqueros con Marruecos, el principal socio comercial de la Unión
tribunal-justicia-europeo

 -  

La Unión Europea y Marruecos han anunciado que tomaran “las medidas necesarias” con el objetivo de “asegurar el marco legal que garantice la continuación y estabilidad de sus relaciones comerciales”. Esta decisión se produce después de la resolución emitida por el Tribunal General de la Unión Europea quien ha ordenado anular los acuerdos comerciales agrícolas y de pesca con Marruecos, respondiendo de esta forma a los sendos reclamos que llevaba realizando el Frente Polisario en este ámbito.

Asimismo, el Tribunal ha dejado un margen de dos meses en los que se podrá seguir aplicando dichos pactos, pero en caso de que la Unión Europea recurra, los acuerdos continuaran vigentes hasta que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea pueda resolver el asunto de forma definitiva.  

pesca-marruecos-españa

Además, ha dictaminado que dichos convenios comerciales, que incluyen a los productos procedentes del Sáhara Occidental, no son legales ya que esta zona del Sáhara “no se encontraría dentro del territorio marroquí”. Esta anulación hace referencia a los acuerdos pesqueros firmados en 2019 con Rabat, convenios en los que no se habría tenido en cuenta la opinión de la población saharaui. 

Nada más conocerse la resolución, el alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, y el ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos, Naser Burita han informado a través de una declaración conjunta que esta "asociación igualitaria" está asentada "en una sólida relación bilateral, basada en la confianza y el respeto mutuo, entre el Reino de Marruecos y la Unión Europea" en respuesta al fallo del Tribunal que estima los recursos del Frente Polisario pidiendo la anulación de los acuerdos por incluir en ellos el Sahara Occidental.

 sahara-occidental-campamento

Para ello, anuncia que la UE y Marruecos continuarán trabajando “para desarrollar las múltiples dimensiones de esta alianza estratégica” y lo harán “en el mismo espíritu de movilización, de coherencia y de solidaridad”. El comunicado indica que continuaran “plenamente movilizados para continuar la cooperación entre la Unión Europea y el Reino de Marruecos, en un clima de serenidad y compromiso”, con el fin de “consolidar la asociación de prosperidad compartida euro-marroquí lanzada en junio de 2019”.

Una de las claves de esta sentencia era vislumbrar qué influencia podía ejercer el Frente Polisario a la hora de erigirse como representante jurídico del pueblo saharaui, al que ya una sentencia del 2016 demandaba que se le debía consultar sobre la aplicación de estos acuerdos en lo que es considerado su territorio y sus aguas. 
Esta sentencia da la razón al Frente Polisario, aunque la resolución se mantendrá de momento congelada “durante un cierto periodo de tiempo” debido a que esta anulación supone “graves consecuencias” sobre la acción exterior de la Unión Europea. 

barco-pesquero-sahara
AFP/ FADEL SENNA - Los pescadores descargan cajas de pescado en el puerto de la principal ciudad del Sáhara Occidental controlada por Marruecos, El Aaiun

En dicha sentencia, los jueces han revelado que “su anulación con efectos inmediatos podría tener graves consecuencias sobre la acción exterior de la Unión y poner en cuestión la seguridad jurídica de los compromisos internacionales asumidos por esta”. Esta declaración se traduce en que los pactos seguirán de aplicación hasta que la Corte se pronuncie sobre un eventual recurso de casación final ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Desde Europa, la justicia afirma que el Polisario “no es un sujeto de Derecho Internacional y no reúne los criterios establecidos por los órganos jurisdiccionales de la Unión para reconocerle capacidad procesal”. Sin embargo, afirman que no se puede hacer “una interpretación restrictiva del concepto” y le otorgan de “representatividad”.

Por otro lado, antes de conocer la resolución final del Parlamento, el representante del Frente Polisario ante la Unión Europea, Oubi Bucharaya, advirtió que en caso de que la sentencia se posicionase a favor del Polisario “todos los barcos europeos que pescan en el Sáhara Occidental deberá abandonar de inmediato las aguas”. 

El papel de España en los acuerdos

Las relaciones comerciales entre la Unión Europea y Marruecos son primordiales. En este sentido, la Unión Europea es el primer socio comercial de Marruecos y, a su vez, el reino alauí es el principal socio de la Unión entre la vecindad sur. De acuerdo con cifras de la Confederación General de Empresas de Marruecos, los intercambios comerciales entre dichos socios suman 35.300 millones de euros, con un superávit de 5.000 millones. 

ministro-marruecos-bourita
AP/MOSA’AB ELSHAMY - El ministro marroquí de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional, Nasser Bourita

Por otro lado, el papel de España en estos acuerdos es de suma importancia ya que, desde el punto de vista económico, España se beneficia por el acceso de sus barcos pesqueros al Sáhara Occidental. En este contexto, 92 de los 128 buques que cuentan con autorización portan la bandera española. Esto, además, se enmarca en la reciente crisis diplomática de la que Marruecos y España han conseguido salir. La crisis desatada tras la llegada del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, a España, sin consultar previamente a Marruecos, evidenció que “el fondo de la crisis es una cuestión de segundas intenciones hostiles de España con respecto al Sáhara, una causa sagrada de todo el pueblo marroquí”, según un comunicado emitido por el Ministerio de Exteriores marroquí. El comunicado continuaba confesando que esta crisis no acabará hasta que España “aclare sin ambigüedades sus elecciones, sus decisiones y sus posiciones en la cuestión del Sáhara Occidental”.

El sucesor de Arancha González Laya, José Manuel Albares, está liderando el nuevo camino en la reconstrucción y afianzamiento de las relaciones diplomáticas entre ambos Reinos, sin todavía haber programado un viaje a Marruecos. Sin embargo, el fallo del Tribunal a favor del Polisario puede acarrear consecuencias muy negativas para España en el sector económico de la pesca, además de volver a reabrir una herida que todavía no ha conseguido cicatrizar.