La Unión Africana investigará las violaciones de derechos humanos en Etiopía

En relación con el conflicto de Tigray
Atalayar_Etiopía

PHOTO/AP  -   El superviviente de etnia tigray Abrahaley Minasbo, de 22 años, de Mai-Kadra, Etiopía, muestra sus heridas de machete

La Unión Africana puso en marcha una comisión de investigación sobre el conflicto en Tigray, región norteña de Etiopía contra la que el Gobierno federal mantiene una ofensiva armada desde principios de noviembre en la que se han documentado numerosas violaciones de derechos humanos.

"La comisión de investigación tiene el mandato, entre otras cosas de investigar las violaciones del derecho humanitario y del derecho internacional de derechos humanos, y de reunir toda la información relevante para determinar si las acusaciones constituyen graves y profundas violaciones de los derechos humanos", reza un comunicado publicado a última hora del miércoles.

Atalayar_Etiopía conflicto Tigray
AFP/EDUARDO SOTERAS - Las personas se reúnen alrededor del cuerpo de un joven que, según los testigos, fue abatido por las fuerzas de seguridad tras infringir el toque de queda, en la ciudad de Mekele, capital de Tigray

Según informó la UA en marzo, la creación de esta comisión -que trabajará durante tres meses antes de ser renovada- nace de una propuesta del primer ministro etíope, Abiy Ahmed.

Se encargará de esta investigación la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos (ACHPR, por sus siglas en ingles), un órgano encargado de investigar violaciones de derechos humanos pero que no tiene poder vinculante sobre los estados para que ejecuten sus decisiones.

Después de que el organismo panafricano pidiera el cese de las hostilidades en noviembre y desplazara enviados especiales a Etiopía para mediar -que Adís Abeba rechazó-, el presidente de la Comisión de la UA, Moussa Faki Mahamat, mostró su apoyo al Gobierno etíope a finales de diciembre, cuando aseguró que sus acciones militares en Tigray fueron "legítimas".

Atalayar_Etiopía conflicto Tigray
AFP/EDUARDO SOTERAS - Arsema Berha, de 9 años de edad, descansa en su cama en el Hospital, en la capital de Tigray, Mekele

Desde entonces, el organismo, con sede en Adís Abeba, ha mantenido un sonoro silencio sobre el conflicto, lo que despierta dudas sobre la imparcialidad de esta investigación.

La editora del diario local etíope Addis Standard, Tsedale Lemma, aseguró en una entrevista con Efe esta semana que la UA "se ha alineado claramente con el Gobierno etíope y no han hecho más declaraciones desde entonces, ni siquiera respecto al acceso humanitario".

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACDH) alertó a principios de marzo de que las evidencias recogidas en la región etíope apuntan a "crímenes de guerra y contra la humanidad".

Atalayar_Etiopía conflicto Tigray
AFP/EDUARDO SOTERAS - Unos jóvenes caminan junto a un tanque abandonado perteneciente a las fuerzas de Tigray al sur de la ciudad de Mehoni, Etiopía

El 25 de marzo, la OACDH y la Comisión de Derechos Humanos de Etiopía (CEDH) anunciaron que llevarán a cabo una investigación conjunta sobre las violaciones de derechos humanos y los abusos presuntamente cometidos por todas las partes en la región etíope.

Expertos y organizaciones han cuestionado la imparcialidad que pueda mantener esta investigación por la presencia de la CEDH, un organismo que opera de manera autónoma, pero es designado por el Parlamento etíope.

Organizaciones de derechos humanos han denunciado violencia indiscriminada y atrocidades cometidas contra la población civil en Tigray, incluyendo más de mil casos de violencia sexual documentados, aunque la cifra real podría ser mucho más alta.

Atalayar_Etiopía conflicto Tigray
PHOTO/AP - En esta foto de archivo del lunes 30 de noviembre de 2020, el primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed

El conflicto en Etiopía estalló el 4 de noviembre después de que el Gobierno central atacara al Frente Popular de Liberación Tigray (FPLT), partido que gobernaba hasta entonces en la región, en represalia por una presunta agresión previa de fuerzas tigriñas a una base del Ejército federal.

Desde entonces, miles de personas han muerto, cerca de dos millones se han visto desplazadas internamente en la región y al menos 75.000 etíopes han huido al vecino Sudán, país fronterizo con Tigray, según datos oficiales.