La Unión Europea abre la puerta al libre comercio con Marruecos

 -  

Marruecos y la Unión Europea (UE) han acordado iniciar las negociaciones para alcanzar un acuerdo de libre comercio, lo que facilitará la integración progresiva de la economía marroquí en el mercado interior europeo. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, anunció este acuerdo en Rabat, junto con el presidente del Gobierno marroquí, Abdelilah Benkirán. “El acuerdo profundizará nuestras relaciones económicas”, señaló Barroso antes de recordar que “la Unión Europea es el socio comercial más importante de Marruecos y su primer inversor extranjero”. El acuerdo de libre comercio -que será parte integrante del de asociación que entró en vigor en el año 2000- abarcará la regulación de intereses comunes como, por ejemplo, la facilidad de intercambios, los obstáculos técnicos, las medidas sanitarias y fitosanitarias, la protección de inversiones, los mercados públicos y la política de competencia. La primera ronda de negociaciones se espera que tenga lugar a mediados de marzo en Rabat.

Visados para marroquíes cualificados

Las relaciones entre la UE y Marruecos han dado un nuevo giro gracias a un acuerdo político sellado sobre el partenariado de movilidad, que garantizará la buena gestión de circulación de personas entre nuestras fronteras. Este acuerdo incluye también las provincias del Sáhara. Barroso especificó que “el acuerdo facilitará los procesos de demanda de visados para ciertas personas, especialmente estudiantes, investigadores y hombres y mujeres de negocios”. El presidente del Ejecutivo comunitario comentó que Marruecos es el primer beneficiario de la cooperación técnica y financiera de la UE, y que en el periodo 2011-2013 se beneficiará de 660 millones de euros para apoyar su desarrollo económico, social e institucional. Por otro lado, ambos líderes firmaron un memorando financiero para un programa de apoyo a la Iniciativa Nacional de Desarrollo Humano (INDH) que contará con un monto de 25 millones de euros entre 2013 y 2015, un vasto proyecto de promoción de desarrollo humano y social lanzado por el rey Mohamed VI en 2005, y que busca combatir las deficiencias sociales en las zonas urbanas y rurales más desfavorecidas, la promoción de actividades estables generadoras de renta y empleo y la ayuda a personas en situación de extrema vulnerabilidad.