La Unión Europea celebra el inicio de las negociaciones para resolver la crisis del Golfo

El ministro de Asuntos Exteriores Kuwaití anunció que "se entablaron conversaciones fructíferas”
Atalayar_ UE Países del Golfo

AFP/KENZO TRIBOUILLARD  -   El alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell

La  Unión Europea (CE) celebró este sábado que los países implicados en la crisis del Golfo, que enfrenta desde hace tres años a Qatar con Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Bahréin, hayan comenzado a negociar una salida al conflicto.

"El arreglo de la disputa interna permitirá al Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) restaurar su unidad y retomar su importante trabajo. La UE sigue preparada para reforzar más su duradera asociación con un revitalizado CCG", dijo en un comunicado el portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior.

La UE alabó el anuncio hecho por el ministro de Asuntos Exteriores de Kuwait,  Sabah Ahmed al Sabah, de que los esfuerzos para resolver la crisis entre los países que forman parte de este Consejo han sido "fructíferos" y saludó el papel mediador que ha jugado este país, así como los Estados Unidos, para facilitar esta declaración.

"La UE sigue apoyando los esfuerzos mediadores de Kuwait", afirma el comunicado. Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto impusieron hace tres años un bloqueo a Qatar bajo acusaciones de apoyar el terrorismo. Salvo Egipto, todos los países implicados en la disputa forman parte del Consejo de Cooperación del Golfo.

Este viernes, el ministro de Asuntos Exteriores Kuwaití anunció que "se entablaron conversaciones fructíferas (en los últimos días) en las que todas las partes han confirmado su interés en la solidaridad y la estabilidad árabe y de los países del Golfo (Pérsico)" y en la importancia de "llegar a un acuerdo definitivo".

El Gobierno qatarí confirmó poco después que "las conversaciones oficiales para resolver tres años de crisis han comenzado".

La crisis estalló en 2017, cuando Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Bahréin rompieron relaciones con Qatar y le impusieron un embargo acusándole de apoyar el terrorismo, extremo que Doha rechaza. Qatar no se ha alineado claramente contra Irán y, además, mantiene vínculos con los Hermanos Musulmanes, grupo al que los otros cuatro países consideran una organización terrorista.