PUBLICIDAD

Iberdrola

La vacuna de Pfizer y BioNTech llega a Emiratos

The Hope Consortium transportó las primeras dosis de la vacuna desde Bruselas 
 La vacuna de Pfizer y BioNTech llega a Emiratos

PHOTO/WAM  -   Transporte de vacuna en Emiratos. 

El hub logístico emiratí The Hope Consortium ha comenzado a funcionar en Emiratos Árabes Unidos (EAU). La organización hizo entrega de las primeras dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech a las autoridades sanitarias de Dubái. Las vacunas volaron desde Bruselas, en el vuelo EK 182 de Emirates el pasado 22 de diciembre, hasta el Aeropuerto Internacional de Dubái (DXB). Una vez allí, el material fue enviado a la instalación farmacéutica de la compañía, Emirates SkyPharma, desde donde será remitido a los centros hospitalarios.  

El transporte fue realizado en el Emirates SkyCargo, un modelo de la compañía The Emirates Group preparado para el transporte de vacunas y otros productos farmacéuticos sensibles a altas temperaturas. En septiembre de 2017, la compañía revalidó su certificado de Buenas Prácticas de Distribución que otorga la Unión Europea. Más recientemente, Emirates SkyCargo ha establecido en Dubái el centro de distribución y almacenamiento para las vacunas COVID-19. El recinto tiene la capacidad de almacenar unos 10 millones de dosis. Además, este modelo ha comenzado la distribución de vacunas COVID-19 a una amplia variedad de fabricantes y países. 

The Hope Consortium es, por su parte, el aparato logístico encargado de los servicios de distribución de la vacuna. Se trata de una sociedad público-privada con sede en Emiratos Árabes Unidos, compuesta a su vez por las principales entidades de Abu Dabi como el Departamento de Salud de Abu Dabi, Etihad Cargo, Abu Dhabi Ports Group, Rafed; así como por empresas extranjeras, entre las que figuran SkyCell, Agility o Kuenhe+Nagel. 

Este consorcio aborda las actividades de transporte, planificación de la demanda, abastecimiento, capacitación e infraestructura de tecnología digital con el cometido de facilitar la disponibilidad de vacunas en todo el mundo. Con un alcance global, que comprende a más de 170 países, The Hope Consortium maneja más de 6.000 millones de dosis de vacuna COVID-19 que se están fabricando en todo el mundo, ya sea en una sola o en dosis múltiples. Además, el consorcio está explorando oportunidades de asociación para expandir aún más su actividad. 

Inicio de la campaña de vacunación 

En las últimas dos semanas, se han producido en el país 17.000 nuevos contagios y 47 fallecidos. Desde el inicio de la pandemia, el Ministerio de Sanidad emiratí registra un total de 197.124 contagiados y 645 fallecidos. Las autoridades de EAU anunciaron el pasado martes que vacunarán de forma gratuita a la población frente al coronavirus. La campaña ha arrancado este miércoles en la ciudad de Dubái, y en la misma “se usará la vacuna de Pfizer-BioNTech”, transportada por The Hope Consortium, según la Oficina de Medios de Dubái. 

A lo largo de la ciudad, las autoridades han desarrollado hospitales de campaña donde los ciudadanos pueden recibir las dosis de la vacuna. El único requisito es el de tener el permiso de residencia. Una gran mayoría de los 10 millones de habitantes de EAU son extranjeros. En la actualidad destacan las comunidades india y filipina, que aglutinan un total de 1,5 millones de personas. No obstante, el proceso de vacunación ya dio comienzo a principios de diciembre de la mano de Sinopharm, la vacuna china que cuenta con una efectividad del 86%. 

Autorización islámica de la vacuna 

El Consejo de la Fatua de EAU, la principal autoridad islámica del país, emitió en la jornada de ayer un dictamen permitiendo que los musulmanes reciban la vacuna pese a estar compuesta en parte por gelatina derivada del cerdo, cuyo consumo está prohibido por el islam. El organismo ha emitido una fatua en la que ha dado respuesta a las preocupaciones expresadas en torno a la composición de la vacuna desarrollada por Pfizer y BioNTech, así como por la posibilidad de que su inoculación violara los preceptos del islam.  

El Consejo de la Fatua ha manifestado, además, que las autoridades competentes y los organismos médicos son los autorizados para analizar los efectos secundarios que pueda tener la vacuna y ha reclamado a la población que colabore con el Gobierno para garantizar el éxito de la campaña de vacunación