La vacuna Pfizer-BioNTech también neutraliza la variante brasileña de la COVID-19

Según un estudio de laboratorio, la variante P.1. podría ser frenada por la vacuna conjunta de la farmacéutica estadounidense y la firma alemana
Atalayar_Vacuna Brasil

AFP/ AHMAD GHARABLI  -   Vial de la vacuna de Pfizer-BioNTech

Según evidencias de una investigación publicada por The New England Journal of Medicine, la vacuna de Pfizer y BioNTech es eficaz contra la nueva variante de la COVID-19 originada en Brasil y conocida como P.1. La investigación consistió en infectar la sangre extraída de vacunados con una versión del virus diseñada con las mismas mutaciones que la variante P.1. Los científicos anunciaron que la capacidad neutralizante en la prueba era aproximadamente equivalente al efecto de la vacuna en una versión anterior y menos contagiosa del virus del año pasado. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) defiende que la variante brasileña es probablemente más infecciosa ya que el 91% de las personas contagiadas en el noroeste de Brasil tienen esta misma cepa de la COVID-19. La P.1. tiene una capacidad de transmisión de entre 1,4 y 2,2 veces más que las que la preceden y es capaz de evadir la respuesta del sistema inmune volviendo a contagiar a entre el 25% y el 61% de las personas que ya hayan pasado el SARS-CoV-2, según un estudio del Centro Brasil-Reino Unido para el Descubrimiento y Diagnóstico de Abrovirus (CADDE).

Atalayar_Vacuna Pfizer Variante Brasil
REUTERS/UESLEI MARCELINO - Un miembro de la etnia indígena Hupda, recibe una inyección de la vacuna contra la enfermedad del coronavirus de Sinovac (COVID-19), en la aldea indígena de Santo Atanasio

Cabe destacar que el denominado pico, utilizado por el virus para ingresar a las células humanas, es el objetivo principal de la mayoría de las vacunas de la COVID-19. La actual coyuntura de incertidumbre se debe a que las mutaciones transportadas por estas variantes cambian la proteína de pico, una estructura clave en la superficie del virus que utiliza para ingresar a las células y que también es el objetivo del sistema inmunológico. Las mutaciones han remodelado la proteína de punta lo suficiente como para que los anticuerpos no puedan unirse bien a ella, que es lo que permite que el virus evite la inmunidad generada por infecciones o vacunas anteriores, pero no tanto como para que el virus no pueda usar la proteína para entrar en nuestras células.

"Para corregir o actualizar una vacuna, incluso si una nueva variante es más resistente, debe comprobarse que esa vacuna ha dejado de ser significativamente eficaz ante la nueva versión del virus", explica Julian Tang, profesor de virología de la Universidad de Leicester (Reino Unido) en un reportaje de la BBC. "Los virus deben mantener cierta forma para seguir infectando células. No pueden cambiar mucho más. Es labor de los fabricantes vigilar las mutaciones y decidir si merecen modificar la vacuna", añade. Asimismo, Pfizer ha anunciado que probará una tercera dosis de refuerzo para mejorar su vacuna de la COVID-19 contra nuevas variantes. 

Atalayar_Vacuna Pfizer Variante Brasil
AFP/AFP - Ficha técnica de las tres variantes del SARS-CoV-2 que salieron a la luz en Gran Bretaña, Sudáfrica y Brasil

Ya se había demostrado en otro de los estudios también divulgado por el New England Journal of Medicine la eficiencia de las inyecciones de Pfizer-BioNTech y Moderna contra una versión de la variante sudafricana. Sin embargo, y según informa Business Insider España, ahora, una de las investigaciones de laboratorio aprobada por Nature, ha encontrado señales preocupantes de que las mismas vacunas podrían ser menos efectivas frente a las variaciones de la cepa B.1.351 originada en Sudáfrica. Conforme a los hallazgos, la respuesta inmunológica fue 12,4 veces menor tras la dosis de Moderna y 10,3 veces menor para la de Pfizer. La diferencia, respecto al primer y el segundo estudio es que los investigadores que han publicado en Nature han utilizado una forma real de la variante, extraída de personas contagiadas. Esto es evidencia de el posible efecto contradictorio que puede darse entre los resultados de una vacuna en un ensayo clínico y en su despliegue en el mundo real.

Atalayar_Vacuna Pfizer Variante Brasil
REUTERS/UESLEI MARCELINO - Sanitarios llevan cajas con vacunas contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en un aeropuerto del Primer Pelotón Especial de Fronteras

La capacidad de la vacuna de Pfizer-BioNTech para neutralizar nuevas cepas podría acercarnos a el fin de la pandemia. O, al menos, ayudaría a ganar tiempo para desarrollar nuevas vacunas o inyecciones de refuerzo, que es lo que planea la farmacéutica. Si las vacunas respondiesen débilmente a una muestra real de la cepa originada en Brasil, la propagación de la pandemia dependería de la aceleración de la producción de las vacunas y el ritmo de las campañas de vacunación para alcanzar la inmunidad colectiva, con todas las generaciones de vacunas o inyecciones de refuerzo necesarias.