La violencia se recrudece en Hong Kong

La Policía interviene cada vez con más dureza; un empleado de la limpieza es la segunda víctima mortal desde que comenzaran las protestas
La policía antidisturbios disparó gas lacrimógeno en Hong Kong durante los enfrentamientos que siguieron a una protesta contra el Gobierno

PHOTO/WILLIE SIAU  -   La policía antidisturbios disparó gas lacrimógeno en Hong Kong durante los enfrentamientos que siguieron a una protesta contra el Gobierno

Las jornadas de huelgas y manifestaciones prodemocráticas en Hong Kong han empezado a sucederse de forma consecutiva desde este lunes en la región administrativa especial de China. En esta semana se han ido produciendo día tras día grandes marchas y enfrentamientos cada vez más violentos, en los que la Policía hongkonesa ha comenzado a utilizar gases lacrimógenos. 

En la mañana de este jueves la ciudad de Hong Kong ha amanecido con uno de los túneles que conectan la parte insular de la ciudad con su zona continental bloqueado como consecuencia de un incendio provocado por un grupo de manifestantes. Del mismo modo, una de las autopistas que conecta zonas periféricas ha sido cortada donde, según la Policía, se han lanzado ladrillos o cócteles molotov. La situación se ha vuelto especialmente crítica en la Universidad China de Hong Kong, en la que se han llevado a cabo algunos de los enfrentamientos de los más violentos de las últimas jornadas. 

Fuentes oficiales de la ciudad han confirmado la muerte de un trabajador de limpieza subcontratado por el Gobierno de Hong Kong, el cual ha fallecido después de haber sufrido fuertes golpes en la cabeza “por objetos duros arrojados por alborotadores” mientras mantenía su pausa para el almuerzo, según ha recogido la agencia Efe. “Hemos solicitado al contratista del servicio que haga un seguimiento inmediato de los asuntos de seguro laboral y compensación” y han afirmado que “la Policía hará todo lo posible para investigar el caso y llevar a los delincuentes ante la justicia”. Es la segunda víctima mortal desde que empezaron las manifestaciones hace cinco meses. 

Un manifestante lanza una flecha de fuego con su arco para encender una barricada en la Universidad China de Hong Kong (CUHK), en Hong Kong, a principios del 13 de noviembre de 2019
AFP/ANTHONY WALLACE - Un manifestante lanza una flecha de fuego con su arco para encender una barricada en la Universidad China de Hong Kong (CUHK), en Hong Kong, a principios del 13 de noviembre de 2019

Un gran número de estudiantes siguen encerrados en la universidad preparando barricadas para atrincherarse frente a las fuerzas de seguridad y en esta misma situación se encuentran los estudiantes de la Universidad Politécnica, donde los estudiantes han bloqueado los accesos al campus para prepararse frente a las cargas policiales. El sindicato de estudiantes del centro intentó obtener una orden judicial con el objetivo de evitar que los agentes antidisturbios pudieran entrar al centro, pero el tribunal ha rechazado la propuesta. 

Gráfico que muestra las armas utilizadas en Hong Kong durante las protestas
AFP/AFP - Gráfico que muestra las armas utilizadas en Hong Kong durante las protestas

Además, los medios locales han reportado dos heridos graves: un trabajador del departamento gubernamental que ha recibido un golpe en la cabeza y un joven de 15 años que ha sido golpeado por una lata de gas lacrimógeno, ante esta situación las autoridades de la ciudad han decido cancelar las clases en todos los centros educativos. Desde este jueves, grupos de estudiantes universitarios de Europa, China continental y Taiwán han comenzado a dejar la ciudad ante estos marcados episodios de violencia. 

El 14 de noviembre, manifestantes prodemocráticos que desafiaron al Gobierno de Hong Kong el 14 de noviembre ahogaron la ciudad por cuarto día consecutivo, disparando flechas contra la Policía y poniendo barricadas en las carreteras
AFP/DALE DE LA REY - El 14 de noviembre, manifestantes prodemocráticos que desafiaron al Gobierno de Hong Kong el 14 de noviembre ahogaron la ciudad por cuarto día consecutivo, disparando flechas contra la Policía y poniendo barricadas en las carreteras

Solo en la jornada de este lunes se han contabilizado 128 heridos y más de 260 detenidos, según ha afirmado la Autoridad Hospitalaria de Hong Kong a la agencia Efe. Esta institución también informó que un joven de 21 años que ha recibido un disparo de un policía de tráfico y se encuentra en estado grave tras haber tenido que ser intervenido para extraerle la bala. Esta supone la tercera vez que un manifestante resulta herido por armas de fuego policiales desde que empezaran las manifestaciones masivas hace cinco meses. También, se han referido al jornalero de 57 años que se encuentra en estado grave después de que le rociaran con gasolina y le prendieran fuego en un enfrentamiento con manifestantes. 

Un vagón de tren después de haber sido vandalizado en la estación de tren de la Universidad MTR (Mass Transit Railway), que para en la Universidad China de Hong Kong (CUHK), en Hong Kong, el 14 de noviembre de 2019
AFP/ANTHONY WALLACE - Un vagón de tren después de haber sido vandalizado en la estación de tren de la Universidad MTR (Mass Transit Railway), que para en la Universidad China de Hong Kong (CUHK), en Hong Kong, el 14 de noviembre de 2019

El nivel de tensión y violencia en las últimas semanas ha llegado hasta tal punto que la semana pasada las protestas de Hong Kong registraron su primera víctima mortal en las protestas. Se trataba de un universitario de 22 años que ha fallecido tras caerse del tercer al segundo piso de un garaje mientras la Policía dispersaba a los manifestantes. La muerte de este estudiante de informática ha sido el detonante de las movilizaciones y atrincheramientos de los estudiantes en los últimos días. 

Desde la muerte de este estudiante, las protestas y movilizaciones han aumentado su desafío a las autoridades de la ciudad y cada vez los participantes están recurriendo a técnicas más sofisticadas con la construcción de catapultas para arrojar objetos a la Policía, torres de vigilancia improvisadas o incluso, con el uso de arcos y flechas de fuego y uso de cocteles molotov ante las balas de goma de las fuerzas de seguridad. “Si ellos (la Policía) mejoran sus amas nosotros tenemos que mejorar las nuestras para protegernos”, ha contado a la cadena BBC un estudiante que ha participado en los últimos enfrentamientos. 

Policías antidisturbios se enfrentan a manifestantes antigubernamentales durante una manifestación en el Distrito Central de Hong Kong, China, el 13 de noviembre de 2019
REUTERS/ATHIT PERAWONGMETHA - Policías antidisturbios se enfrentan a manifestantes antigubernamentales durante una manifestación en el Distrito Central de Hong Kong, China, el 13 de noviembre de 2019

“El imperio de la ley se encuentra al borde del colapso total”, anunciaba en unas declaraciones hechas este martes el portavoz de la Policía de la región administrativa especial en las que ha señalado como responsables de los altercados a “jóvenes enmascarados que intensifican la violencia para salirse con la suya”. En la misma línea, el Gobierno central de Pekín ha empezado a mandar señales y advertencias, la cadena estatal ha comenzado a definir las acciones de las protestas como “terrorismo desnudo” añadiendo que “ya ha habido demasiadas recomendaciones y avisos” y que “los disturbios deben acabar”. Por su parte, Amnistía Internacional ha denunciado excesos policiales en un comunicado sobre “policías fuera de control con mentalidad revanchista”, como el caso del agente que este lunes ha arremetido repetidas veces contra los manifestantes desde su moto. 

Los manifestantes lanzan cócteles molotov en la caseta de peaje del túnel Cross Harbor, cerca del campus de la Universidad Politécnica de Hong Kong en Hong Kong, el jueves 14 de noviembre de 2019
AP/NG HAN GUAN - Los manifestantes lanzan cócteles molotov en la caseta de peaje del túnel Cross Harbor, cerca del campus de la Universidad Politécnica de Hong Kong en Hong Kong, el jueves 14 de noviembre de 2019

En medio de todo este caos, China ha acusado a Estados Unidos y a Reino Unido de interferir en sus asuntos internos y ha afirmado que se oponen a cualquier intento de proporcionar plataformas de apoyo a las fuerzas independientes en Hong Kong. “Necesito enfatizar que los asuntos de Hong Kong son puramente asuntos internos de China. Ningún gobierno, organización o individuo extranjero tiene derecho a interferir”, ha afirmado el portavoz de la Cancillería china según ha recogido Telesur. “Quiero enfatizar nuevamente que los sucesos en Hong Kong no tienen nada que ver con derechos humanos o la democracia. Se necesita poner fin a la violencia y el caos, restaurar el orden y el imperio de la ley”, añadía. 

Mapa de Hong Kong que muestra las zonas afectadas por la violencia y las protestas en los últimos días hasta el 14 de noviembre
AFP/AFP - Mapa de Hong Kong que muestra las zonas afectadas por la violencia y las protestas en los últimos días hasta el 14 de noviembre

Por su parte, el Gobierno de Reino Unido ha amenazado por primera vez este miércoles con imponer sanciones a personas concretas en Hong Kong que hayan sido responsables de abusos de derechos humanos durante los esfuerzos de las autoridades de la ciudad por reprimir las protestas, según ha afirmado el ministro de Asuntos Exteriores británico. Estas palabras, que también han sido recogidas en las redes sociales por los manifestantes, forman parte de una carta que ha mandado el encargado de los asuntos de Asia y el Pacífico del Ministerio, Heather Wheeler, y supone el mayor signo político que ha llevado a cabo Reino Unido frente a la crisis que vive Hong Kong además de sus peticiones de moderación a ambas partes.