PUBLICIDAD

Marruecos

La visita de Mohamed bin Salmán a Jordania sella una nueva etapa en las relaciones entre Riad y Ammán

El Reino hachemita y Arabia Saudí consolidan el acercamiento después de varios años de tensiones
Mohammed bin Salman

PHOTO/FILE  -   El príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán, realiza un viaje regional para reforzar alianzas antes de la visita a Oriente Medio del presidente estadounidense, Joe Biden

Continúa la gira regional del príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán. Tras visitar Egipto, donde firmó 14 acuerdos valorados en 7.700 millones de dólares con el presidente Abdel Fattah Al Sisi, el líder de facto de Arabia Saudí se ha trasladado a Jordania para reunirse con el rey Abdullah II y el príncipe heredero, Hussein bin Abdullah.

El monarca jordano y su hijo han recibido a Bin Salmán en el aeropuerto internacional Reina Alia, donde, tras el aterrizaje y durante el acto de bienvenida, sonaron los dos himnos nacionales y se dispararon 21 rondas de artillería, según informa la agencia de noticias de Jordania.

Posteriormente, el rey Abdullah II entregó al príncipe saudí el collar de Hussein bin Ali, “una encarnación de las distinguidas relaciones históricas que unen a los dos países” y que Jordania otorga a reyes, príncipes y jefes de Estado, según explica el canal saudí Al Ekhbariya.

El monarca jordano y el príncipe heredero saudí también celebraron una reunión en el Palacio Al Husseiniya en las que reafirmaron su “orgullo por el nivel de las relaciones fraternales e históricas y bien establecidas que unen a los dos Reinos y pueblos hermanos”, así como “su afán por consolidarlas en todos los campos”, de acuerdo con la agencia de noticias jordana. Igualmente, ambos líderes dialogaron sobre los últimos acontecimientos regionales e internacionales, subrayando la cuestión palestina y el apoyo a los “hermanos palestinos”.

Abdullah II destacó “el papel central” de Arabia Saudí en los asuntos relacionados con las naciones árabes e islámicas para lograr “la paz en la región y en el mundo”. “La seguridad de Arabia Saudí es parte de la seguridad de Jordania y de la región”, añadió.

Oportunidades para la economía jordana

La primera visita de Bin Salmán a Jordania después de varios años de tensiones entre Riad y Ammán se produce en un momento en el que la economía del Reino hachemita lucha contra las consecuencias de la pandemia y de la guerra en Ucrania. Por ello, muchos analistas y líderes empresariales jordanos ven la visita del príncipe heredero saudí como una oportunidad para mejorar la situación económica nacional.

Tal y como señala Reuters, funcionarios jordanos esperan que Bin Salmán desbloquee al menos 3.000 millones de dólares en proyectos de inversión que Arabia Saudí prometió en los últimos años pero que todavía no se materializaron. De hecho, un alto funcionario jordano reveló a la agencia de noticias que el Fondo de Inversión Pública (PIF) de Riad está considerando invertir miles de millones de dólares en megaproyectos de infraestructura en Jordania, incluido un proyecto ferroviario estimado en 2.500 millones de dólares.

Estas afirmaciones han sido respaldadas por unas declaraciones del príncipe heredero saudí donde asegura que en Jordania “hay grandes oportunidades” en las que el Reino está “ansioso por participar activamente”, señalando que dichas inversiones “traerán beneficios a ambos países”. Bin Salmán también ha afirmado que está dispuesto a “llevar las relaciones a una nueva fase”, según recoge Reuters.

Por lo tanto, la visita del líder de facto saudí a Jordania tiene un importante componente económico, aunque también busca unidad antes de la visita del presidente estadounidense Joe Biden, quien se reunirá con los líderes del Consejo de Cooperación del Golfo, así como con los de Irak, Jordania y Egipto. “El aspecto político de la visita es claro, que es la movilización del frente árabe de cara a la cumbre con Biden, mientras que también tienen un aspecto económico, que es el apoyo a Jordania a través de inversiones y acuerdos”, explica al medio árabe Al-Ain Jawad Al-Hamad, director del Centro de Estudios de Oriente Medio en Jordania.

Irán: la preocupación común de Arabia Saudí y Jordania

Por otro lado, el viaje de Bin Salmán a Ammán busca iniciar una nueva etapa en las relaciones entre los dos reinos después de años de cierto distanciamiento. El punto álgido de las tensiones entre Riad y Ammán llegó con el intento de golpe de Estado orquestado por el hermanastro del rey jordano, el príncipe Hamzah. Uno de los arrestados y condenados a 15 años de prisión por su participación en el complot fue Bassem Awadallah, exasesor de Bin Salmán. Abdullah II, en una entrevista con CNN, no negó el papel de Riad en el intento de golpe de Estado, aunque no acusó a la monarquía del Golfo directamente.

AFP/KHALIL MAZRAAWI  -   El príncipe jordano Hamzah bin al-Hussein
AFP/KHALIL MAZRAAWI - El príncipe jordano Hamzah bin al-Hussein

Jordania repara los lazos con Arabia Saudí con la mirada puesta en el plano económico y en la estabilidad regional. Tal y como indicó una fuente jordana a Reuters, para Ammán, al igual que para Riad, Irán genera “profundas preocupaciones” debido a sus “ambiciones nucleares” y su “papel desestabilizador” en la zona. Por ello, con el objetivo de afianzar las relaciones, funcionarios jordanos han destacado a la agencia de noticias que el asunto de Bassem Awadallah “ya quedó atrás”.

No obstante, este no fue el único roce entre Arabia Saudí y Jordania. Durante el mandato del expresidente estadounidense Donald Trump, las buenas relaciones de Washington con Riad provocaron que Ammán se sintiese desplazada dentro del proceso de paz árabe-israelí. Asimismo, la custodia de los lugares sagrados de Jerusalén ha sido un punto de controversia entre ambos países. Jordania es el guardián de los sitios santos musulmanes y cristianos, aunque en los últimos años varios informes han revelado los esfuerzos de Arabia Saudí para controlar los puntos religiosos de la ciudad.

AFP PHOTO / JORDANIAN ROYAL PALACE / YOUSEF ALLAN  -   El rey Abdalá II de Jordania inaugurando la 19ª sesión no ordinaria del Parlamento en Ammán, el 10 de dicimebre de 2020
AFP PHOTO / JORDANIAN ROYAL PALACE / YOUSEF ALLAN - El rey Abdullah II de Jordania

El politólogo jordano Abdul Ghaffar Al-Obeidi elogia en Al-Ain la visita del príncipe heredero saudí a Jordania, ya que supone un paso clave para “consolidar las históricas relaciones saudíes-jordanas”, subrayando que el mundo árabe necesita este tipo de encuentros que “acaben con las diferencias y logren beneficios económicos y políticos para los pueblos de la región”