Larga vida a Simeone

Simeone sujeta el escudo del Atlético. Todo gira entorno a un entrenador que ha devuelto al club al mapa. Habrá vida después del Cholo gracias al Cholo
El Cholo Simeone, entrenador del AT. de Madrid

 -  

El 23 de diciembre de 2011 llegaba Diego Pablo Simeone al Atlético de Madrid. Lo hacía, por fin, como entrenador. En su cara no había rastro de interés por las celebraciones navideñas ni nada por el estilo. Solo la ilusión por llegar a su club. En el Atleti, la ilusión de que ese jugador de garra y temperamento les diera la paz deportiva que necesitaban. 

#UnaLiga
Han pasado ocho años, dos Europa League, dos Supercopas de Europa, una Supercopa de España, una Copa del Rey y la ansiada Liga de la temporada 2013/2014. El título que ponía en el mapa de nuevo al club colchonero. El que avisaba a Europa de que el Real Madrid y el Barcelona tenían un rival a su altura deportiva sin tener su nivel económico. Ganó el fútbol. 

#Olvidados
Los fichajes que hizo el club durante el verano de 2019 preparaban peligrosamente los títulos para el Atlético de Madrid. Grandes ventas, buenos fichajes. La salida de Griezmann se suplía con Joao Felix, un desconocido portugués de más de 100 millones de euros. Destinado a ser el nuevo referente Atlético, casi a la altura de Fernando Torres. Porque al aficionado le han obligado a olvidar rápido al resto, a borrar recuerdos como destrozan estrellas del paseo de la fama del Metropolitano. Agüero, Falcao, Forlán… ya no están porque había una deuda que pagar. 

#BienPagado
Simeone es el entrenador mejor pagado de la Liga española. Merecido cada euro que sale de las arcas rojiblancas. Merecido cada minuto que sigue en el cargo a pesar de los baches deportivos, merecido cada nuevo jugador que le ponen en sus manos y que él pone al servicio del Atlético. Simeone sujeta el entramado deportivo, el social, el institucional y hasta el económico. 

#Gestión
Mientras Enrique Cerezo entretiene a la parroquia en los medios, produce películas y se sienta en los palcos, Miguel Ángel Gil toma el relevo racional de su padre al frente del club. Atrás quedaron las mamachicho y la esquizofrenia dominguera para dar paso a la aburrida gestión. Pura gestión. Pagar deudas, fichar, vender, tirar un estadio, construir otro, volver a fichar y volver a vender para deshonra del aficionado que aprende a querer y a odiar rápido. Escuchar al Cholo, darle lo que pide y no pedirle nada a cambio porque la presión no se negocia. 

#Apagón
Podemos filosofar mucho sobre la crisis deportiva rojiblanca. El estilo, el modo de juego, los jugadores, cómo defienden y cómo atacan. Y lo podemos hacer ahora porque Simeone ha conseguido que el Atlético sea un equipo criticable. Entre Radomir Antic y el argentino hubo un apagón absoluto. Apenas una pequeña luz de stand by para decirle al aficionado que el equipo seguía, incluso en Segunda cuando asomó Torres para iluminar el camino. Poco más. 

#MiliNo
El Atlético está mutando. Nuevos jugadores. De primer nivel o llamados a serlo. Objetores de conciencia de la mili que les hace pasar Simeone. De otra pasta que no admite ser un soldado rojiblanco. La encrucijada del Cholo está en decidir si es capaz de adaptar su forma de ver el fútbol a sus nuevos chicos. Sólo el Atlético de Madrid y su entrenador saben por qué el perfil de los jugadores ha cambiado. Quizá el mercado ya no ofrece lo que quiere Simeone o quizá el club ha mirado más los precios que los informes.

#HayVida
Y aun así, hay vida más allá de Diego Simeone. Porque el Cholo le dado vida al Atlético. Un ADN propio que penetra en los jugadores cuando se ponen la camiseta. Una forma de entender el fútbol que tendrá que comprender el próximo entrenador. Porque habrá un año I después de Simeone. 

#Rendimiento
El fútbol, como la vida, vive en una espiral de consumo e inmediatez. Emery, Lopetegui, Benítez, hasta Valverde. Entrenadores despedidos por ser incapaces de dar rendimientos inmediatos. Caras nuevas que distraigan al aficionado y eviten el sonido de viento. Presidentes protegidos en sus palcos. Lo de Simeone y el Atlético ya no es normal. Hasta el libreto de Wenger y Ferguson estaba caduco. Una moda instaurada por Florentino Pérez con Del Bosque tras aquel irreverente despido. 

#SinDramas
El Atlético es competitivo por el Cholo y lo será sin él. No habrá un despido dramático. Ni ruedas de prensa clandestinas sin preguntas o exiliadas en hoteles. Se irá cuando quiera, cuando el fútbol ya no entienda su fútbol. Con el calor del verano. Dejando espacio al nuevo inquilino del banquillo y poniéndoselo fácil a la directiva. Otra forma de entender el fútbol. No traten de entenderlo. Disfrútenlo.