Las 10 familias árabes más ricas acumulan 31.000 millones de dólares de patrimonio, según la revista Forbes

La riqueza total de los multimillonarios árabes ha disminuido un 19,4% de 2019 a 2020
Vista de Dubái de noche

PHOTO/ATALAYAR  -   Vista de Dubái de noche

Las 10 familias árabes más ricas del mundo en 2020 acumulan 31.000 millones de dólares, según la lista que elabora cada año la revista Forbes. Los multimillonarios árabes, al igual que los del resto del mundo, se han visto afectados por la crisis económica que ha desatado la pandemia y han perdido parte de su patrimonio. Su riqueza total disminuyó de un 19,4% de 2019 a 2020. 

La lista está encabezada por los propietarios del grupo egipcio Mansour, que tiene a tres miembros de la familia en la lista Forbes de 2020. El grupo es propietario de la empresa GM y tiene inversiones en compañías tecnológicas como Spotify y Uber. Los siguientes son los dueños de Al-Futtaim Group, que poseen el 100% de Arab Orient Insurance Company y el 50% de Emirates Invesment Bank, además de varias inversiones en empresas de automóviles, bienes inmobiliarios y materiales de construcción. 

Los terceros en la lista son los titulares del Grupo Olayan, el mayor grupo de compañías saudís que tiene participaciones en Credit Suisse Bank y Saudi British Bank. Le siguen Majid al-Futtaim y su familia, que controla Al-Futtaim Group, y una filial de Toyota en Emiratos Árabes Unidos.

En quinto lugar, se encuentran los dueños del Grupo Rashid Abdul Rahman al-Rashid y Sons Saudi. Los sextos son los titulares del Grupo Abdul Latif Jameel Saudi. En el séptimo lugar se sitúa la familia Emirati al-Ghurair, cuyo negocio está dirigido por Abdulaziz al-Ghurair. Los titulares de las industrias Kuwait al-Ghanim han ocupado el octavo lugar. El noveno puesto es para el Grupo Al-Ghurais Emirati, administrado por Abdul Rhaman Sauf al-Ghurair y su familia. Los propietarios del Saudi Zamil Holding Group cierran la clasificación. 

Pérdida de patrimonio

El egipcio Nassef Sawiris se ha convertido por segundo año consecutivo en el hombre más rico del mundo árabe, con un patrimonio valorado en 5.000 millones de dólares. A pesar de esta espectacular cifra, Sawiris ha sufrido una pérdida de su riqueza del 21,9% este año como consecuencia del coronavirus. En 2019 fue propietario de una fortuna de 6.400 millones de dólares. El patrimonio neto de Majid Al-Futtaim y su familia se redujo en 1.800 millones de dólares, un 35%. La compañía que controlan cerró 2019 con importantes pérdidas. Hussain Sajwani fue el que más perdió este año en términos porcentuales. Su fortuna cayó de un 41% debido a la inestabilidad del mercado inmobiliario. Las cosas no le han ido tan mal a Mohammed Mansour, el que más ha ganado en términos absolutos. Su patrimonio neto creció un 43,4% hasta alcanzar los 3.300 millones. Se ha colocado como el cuarto árabe más rico.