Las autoridades de Ghana aseguran haber desmantelado un golpe de Estado

Una operación de las Fuerzas de Seguridad desbarata el intento de derrocamiento del actual presidente con el arresto de tres personas, según fuentes oficiales
Nana Akufo-Addo, presidente de Ghana

AFP/FABRICE COFFRINI  -   Nana Akufo-Addo, presidente de Ghana

Las Fuerzas de Seguridad de Ghana han evitado la materialización de un golpe de Estado contra la Presidencia ghanesa de Nana Akufo-Addo, según el Ministerio de Información del país africano. La operación terminó el viernes pasado con el arresto de tres personas y la incautación de diversas armas.

“La operación conjunta neutralizó un elaborado complot dirigido contra la Presidencia y con el objetivo final de desestabilizar el país”, señaló el Ministerio de Información en un comunicado oficial. Según la misma fuente ministerial, en una acción conjunta en la que tomó parte la Oficina Nacional de Investigación (BNI) se logró la detención de tres ciudadanos que fueron identificados como Yao Mac-Palm, considerado como el cabecilla, Ezor Kafui, un fabricante de armas locales, y Bnght Allan Debrah Ofosu, también conocido como BB. Esta operativa se llevó a cabo con éxito tras 15 meses de investigación, como explicó el propio Ministerio de Información. 

Según fuentes oficiales de la investigación, entre junio y agosto de 2018, Bnght Allan Debrah Ofosu protagonizó contactos con diversas esferas militares en representación de Mac-Palm para “ejecutar un complot para obtener armas, tomar instalaciones clave y garantizar la financiación con el objetivo de hacerse con las riendas del Gobierno”. El propio Ministerio de Información resaltó que estas maniobras estaban vigiladas en todo momento. 

En el inventario de la incautación aparecían cinco pistolas de fabricación local y más de una veintena de artefactos explosivos, entre otros objetos, y esta se produjo el pasado 20 de septiembre. Junto a la información ofrecida, se exhibieron imágenes del armamento incautado, y desde algunos sectores se ha apuntado que resultaba insuficiente para cristalizar un golpe de Estado efectivo, sobre todo teniendo en cuenta el estatus actual privilegiado de esta nación africana.

Ghana es considerado uno de los países más seguros y estables de África occidental desde su transición a una democracia multipartidista en 1992, época actual que ha ido dejando atrás una serie de alzamientos desestabilizadores que se produjeron en el pasado. 

El actual presidente de Ghana es Nana Akufo-Addo, quien ganó las elecciones en diciembre de 2016 con el 53,85% de los votos, frente al jefe de Estado saliente en aquel momento, John Dramani Mahama; y el país subsahariano mantiene una línea de estabilidad y crecimiento que le hacen ser una de las naciones referente en el continente africano. 

Situación de estabilidad y prosperidad económica

En 1957, Ghana obtuvo su independencia de Reino Unido, convirtiéndose en el primer país del África subsahariana en ser independiente. Su liberación del dominio británico sirvió de inspiración a otras naciones del continente africano que se zafaron de las cadenas colonizadoras en la década de los años 60 del siglo XX. El artífice de la independencia ghanesa fue Kwame Nkrumah, uno de los precursores del panafricanismo y de la liberación política y social de las naciones africanas respecto a las antiguas metrópolis colonialistas. 

Hasta hace solo tres décadas, Ghana pasaba por una situación de crisis, con hambrunas y al borde del colapso económico. Pero, desde aquella época hasta ahora, la nación ghanesa ha pasado a ser uno de los países de África occidental con mayor desarrollo. De hecho, se prevé que su economía sea la de más rápido crecimiento en el mundo en 2019, según datos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El FMI hizo recientemente una estimación que indicaba que el Producto Interior Bruto (PIB) de Ghana aumentará este año un 8,8%, el doble del ritmo de las economías emergentes y muy por delante del crecimiento mundial. 

Cabe destacar que el secreto del éxito financiero de Ghana se puso de manifiesto recientemente en las islas Canarias, donde Kwabena Okyere Darko-Mensah, ministro de la Región Occidental de la República de Ghana, realizó una visita oficial para dar la receta del gran progreso económico de su país.

Ghana es el segundo productor mundial de cacao, después de Costa de Marfil, y también el segundo generador de oro de África, solamente superado por Sudáfrica. El oro representa el 38% del total de las exportaciones ghanesas y actualmente hay 19 minas activas en el territorio, operadas tanto por empresas locales como extranjeras. 

Incluso un gigante como Google ha puesto sus ojos en Ghana con la instalación del Laboratorio de Inteligencia Artificial de esta multinacional norteamericana, el primero de esta compañía emplazado en África. Este centro sirve para buscar soluciones digitales a los problemas del continente africano.