Las cifras de la Comisión Europea superan a las estimaciones del Gobierno británico en el proyecto del Brexit

Recientemente, Reino Unido y la Unión Europea se han enfrentado en la “guerra de las salchichas”
atalayar_boris johnson

PHOTO/LEON NEAL  -   Gran Bretaña esta obligada a pagar 47.500 millones de euros (40.800 millones de libras) como parte de un acuerdo posterior al Brexit.

Londres y Bruselas vuelven a enfrascarse en una nueva disputa entorno al Brexit después de que la Unión Europea sugiriera a Reino Unido que le pagase 47.500 millones de euros (40.800 millones de libras) como parte de sus acuerdos posteriores al Brexit. Según el “proyecto de ley de divorcio” anunciada por la Comisión Europea, el Gobierno británico debería pagar unos 6.800 millones de euros antes de final de año. No obstante, el Tesoro británico insistió en que el acuerdo del Brexit debe mantenerse en el rango de entre 35 y 39 millones de libras. “Esta es solo una estimación contable y no refleja la cantidad exacta que se espera que el Reino Unido pague a la Unión Europea este año”, declaró un portavoz del Gobierno británico.

Estas deudas financieras de Reino Unido se crearon cuando el país todavía era Estado miembro de la Unión Europea y durante el proceso del Brexit, que finalizó a finales de diciembre, cuando Londres abandonó oficialmente la UE.

atalayar_brexit
AFP/ OLIVIER HOSLET - Miembros del Consejo de la UE retiran la bandera del Reino Unido del edificio del Consejo Europeo en Bruselas el día del Brexit, el 31 de enero de 2020

Este acuerdo ha sido la primera parte y la más relevante dentro de las negociaciones entre Bruselas y Londres después del referéndum británico de 2016 para abandonar la UE. Asimismo, ha sido una de las cuestiones más difíciles de resolver ya que la suma alcanzada por Bruselas, que se pagará durante un período de varios años, supera las estimaciones del Gobierno británico. Cabe destacar, además, que Reino Unido contribuyó al presupuesto comunitario como si fuera un Estado miembro hasta el final del proceso del Brexit el 1 de enero de 2021. Asimismo, recibió financiación de los programas de Bruselas durante ese tiempo.

atalayar_reino unido brexit
AP/KIRSTY WIGGLESWORTH - Por qué Brexit? escrito en el sombrero del activista anti-Brexit Steve Bray mientras se encuentra fuera del Parlamento en Londres, el miércoles 29 de enero de 2020

Además del proyecto de ley de divorcio, Bruselas y Londres se han enfrentado recientemente por la denominada “guerra de las salchichas”. Esta cuestión afecta a Irlanda del Norte, que forma parte del mercado común europeo. Por este motivo, sus productos, en este caso los cárnicos, deben cumplir con los requisitos sanitarios establecidos por la Unión Europea. Sin embargo, el Gobierno británico no acepta unirse a este protocolo, por lo que el comercio de productos cárnicos entre ambas partes debería estar prohibido. Sin embargo, el acuerdo firmado entre Bruselas y Londres del Brexit dejó varios meses para negociar esta cuestión. La primera fecha para llegar a un pacto fue el pasado 30 de junio, y ya que no se alcanzaron resultados, las partes han decidido prorrogar las negociaciones hasta finales de septiembre.

“Este es un primer paso positivo, pero aún tenemos que acordar una solución permanente: Irlanda del Norte es una parte integral del Reino Unido y sus consumidores deberían poder disfrutar de los productos que han comprado en el país durante años”, señaló Lord Frost, ministro británico del Brexit. Por otra parte, Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, insiste en el que el Protocolo de Irlanda del Norte es la “única solución”. “Hemos mostrado flexibilidad, mostraremos flexibilidad, pero el protocolo y el acuerdo de retirada deben implementarse por completo”, subrayó la presidenta. Boris Johnson, primer ministro británico ha asegurado que buscarán una solución que “garantice la integridad económica y territorial de todo Reino Unido”.

atalayar_ursula von der leyen UE
AFP/ CHRISTIAN HARTMANN - Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea

Irlanda del Norte es uno de los principales problemas a los que debe hacer frente el Gobierno británico. El pasado abril se produjeron disturbios en la región debido a las consecuencias del Brexit y a la constante tensión entre Belfast y Londres.