Las consecuencias económicas del coronavirus (más globales que el propio agente infeccioso)

Desde que comenzó la crisis, los precios de materias primas industriales como el cobre o el aluminio se han desplomado y la desaceleración de la economía china es evidente
Coronavirus

PHOTO/REUTERS  -   Exterior de la Fira de Barcelona tras la cancelación del Congreso Mundial del Móvil (CMM)

Las cifras dicen que solo el 0,0008% de las personas en el planeta han sido diagnosticadas por coronavirus, pero en el mundo globalizado actual el virus rebautizado como COVID-19 está teniendo consecuencias para las economías mundiales.

Los exportadores de gas natural que ven afectados sus embarques, los cargueros australianos que tienen que volver de China y se ven obligados a pasar 14 días en cuarentena, o los productores y mineras que observan cómo han de retrasar su producción por la falta de demanda y tienen saturados los inventarios son solo algunas de las consecuencias visibles y palpables de la crisis que sacude los mercados mundiales.
Desde que apareció el virus, los precios de materias primas industriales como el cobre, el mineral de hierro, el aluminio y el gas natural líquido se han desplomado. Los datos sobre el cobre son muy interesantes, y además cobran una especial relevancia y tiene una especial pues, gracias a su conexión con el sector industrial, son un identificador -no oficial pero valioso- para la economía mundial.

Los economistas de JPMorgan auguran que la economía china crecerá a un ritmo de solo un 1% en el primer trimestre del 2020, lo que significa una gran caída, teniendo en cuenta la predicción inicial de la empresa financiera, que anticipaba una tasa de crecimiento del 6,3%.

coronavirus
AFP/ CHARLY TRIBALLEAU - Un autobús del muelle junto al crucero Diamond Princess, que tiene alrededor de 3.600 personas en cuarentena a bordo, en la Terminal de Cruceros del Muelle Daikoku en el puerto de Yokohama, el pasado 14 de febrero

También el petróleo está sufriendo bajadas considerables. El barril WTI cotiza en mínimos de 14 meses, mientras que el Brent se encuentra en su nivel más bajo desde verano. La Agencia Internacional de la Energía (AIE) revisó este jueves drásticamente a la baja sus previsiones de demanda mundial de petróleo por las consecuencias del coronavirus. Sus previsiones de demanda para 2020 son ahora de 825.000 barriles al día, 365.000 menos que en su previsión anterior, su nivel más bajo desde 2011, según recoge AFP. “Las consecuencias del COVID-19 para la demanda mundial de petróleo serán significativas” dijo la AIE en su informe mensual sobre el petróleo. Además, la agencia apunta a que hay “una importante ralentización del consumo de petróleo y de la economía China en su conjunto”, mientras sigue el impacto mundial de la epidemia.

En el caso de China, la segunda mayor economía del planeta (solo superada por Estados Unidos) y que supone el 17% del PIB global, se prevé una ralentización económica. Según Bloomberg, en los primeros cuatro meses del año el PIB chino podría crecer cerca de un 4,5% frente al 6% de finales del año pasado.

Coronavirus
AFP/AFP - Países y territorios con casos confirmados de COVID-19 con fecha del 14 de febrero
Consecuencias globales

Las consecuencias del virus también se han notada en España con la suspensión del Mobile World Congress. Aunque el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha declarado que “no hay ninguna razón de salud pública que impida la celebración de eventos de este tipo”, el director general de la GSMA, empresa que organiza desde 2006 el Mobile World Congress, ha señalado la “imposibilidad de organizar este evento, por cuestiones de fuerza mayor. Las prioridades han sido: salud y seguridad”. Se esperaba que al evento acudieran 20.000 personas provenientes de la zona de Asia-Pacífico y más de 5.000 de China.

La cancelación de este evento ha supuesto que Barcelona deje de recibir unos 500 millones de euros y la no contratación de 14.000 trabajadores. 
Además, el Fondo Monetario Internacional ha reconocido que la crisis del coronavirus va a impactar en la economía nipona, ya que los chinos representan el 30% de todos los turistas de Japón y casi del 40% del total de los gastos.

Coronavirus
AFP/ GREG BAKER - Un hombre camina en un centro comercial vacío en Beijing el 11 de febrero de 2020

La consultora Capital Economist ha estimado que la propagación del coronavirus le costará a la economía mundial “más de 280.000 millones de dólares en el primer trimestre del año y pondrá fin a un periodo de 43 trimestres de crecimiento mundial”. Además, la consultora recalcó que “el PIB mundial no crecerá trimestralmente por primera vez desde 2009”, desde la grave crisis económica.

A pesar de estos malos augurios, las bolsas mundiales están aguantando y Wall Street sigue en máximos históricos y el Dow Jones comenzó la semana con datos positivos. Igualmente, otros mercados están cotizando al alza y ganando terreno en bolsa, como en la industria farmacéutica. Pero las reacciones humanas, con su trasunto económico, son imposibles de predecir.