Las economías del Golfo se endeudarán a niveles récord este año para hacer frente a la pandemia

La agencia S&P Global Ratings calcula que los miembros del Consejo de Cooperación necesitarán unos 490.000 millones de dólares en los próximos tres años
Un hombre revisa su teléfono frente a la entrada de la Bolsa de Kuwait

AFP/ YASSER AL-ZAYYAT  -   Un hombre revisa su teléfono frente a la entrada de la Bolsa de Kuwait

Los cinco miembros del Consejo de Cooperación del Golfo tendrán que enfrentarse en 2020 al mayor endeudamiento de su historia para hacer frente a la crisis ocasionada por la pandemia. El desplome de los precios del petróleo está poniendo a prueba las finanzas de estos países. Se espera que necesiten hasta 490.000 millones de dólares en los próximo tres años para cubrir los déficits de sus presupuestos, según un informe de la agencia de calificación S&P Global Ratings recogido por Bloomberg. El déficit en conjunto de esta región se disparará hasta el 18% este año. En 2019 apenas alcanzó el 5%. Se espera que empiecen a reducir esta cifra a partir de 2021. 

Bahréin, Omán, Qatar y Arabia Saudí tirarán de endeudamiento en los mercados, mientras que Dubái, Abu Dhabi y Kuwait echarán mano de sus activos para financiar el déficit, indica el documento de S&P. Los activos del gobierno en Kuwait, Abu Dhabi, Qatar y Arabia Saudí superan la deuda pública por un margen relativamente amplio; en el caso de Bahrein y Omán, su deuda supera los activos de los que disponen. Los analistas de S&P Global Rating creen que el impacto de la pandemia sobre los presupuestos de estas naciones podría notarse hasta 2023, según un análisis coordinado por el director de deuda soberana de la consultora Trevor Cullinan y publicado este lunes. 

La deuda adquirida se utilizará para financiar alrededor del 60% de los déficits fiscales del Gobierno central en 2020-2023. S&P predice que Arabia Saudí, Emiratos, Kuwait, Qatar, Bahréin y Omán pedirán prestados unos 100.000 millones de dólares y utilizarán otros 80.000 millones de dólares en activos gubernamentales para cubrir las necesidades de financiación de este año. La emisión anual de deuda alcanzará los 70.000 millones de dólares para 2023 si Arabia Saudita reduce su déficit fiscal durante el período. La mayoría de los déficits de estos países llegarán a los dos dígitos en 2020, algo inédito en este rincón del mundo. 

A pesar de la grandilocuencia de las cifras, estos Estados tienen recursos suficientes para hacer frente a las deudas. "La mayoría de los miembros del Consejo de Cooperación del Golfo han demostrado un fácil acceso a los mercados internacionales de capital este año y se encuentran en una envidiable posición financiera al contar con liquidez para financiar sus déficits fiscales en caso de que su acceso al mercado se vea limitado”, asegura la S&P en su estudio. 

Tras la caída de los precios del petróleo en 2014, los gobiernos del Golfo empezaron a endeudarse para hacer frente a todos sus compromisos. En este tiempo, han tratado de limitar sus gastos y diversificar su economía para sanear sus presupuestos. Omán, uno de los países que más déficit registrará en 2020, pedirá prestado en la segunda mitad del año a medida que las condiciones económicas mundiales mejoren y los precios del petróleo se recuperen. A falta de emisión de deuda, el Gobierno omaní empezará a liquidar activos financieros por valor del 55% del PIB en 2019, según las cifras que maneja S&P. La agencia de calificación prevé un precio medio del petróleo Brent de 30 dólares por barril para el resto de 2020, 50 dólares en 2021 y 55 dólares a partir de 2022.