Las empresas españolas siguen apostando por América Latina

 -  

Alexandra Dumitrascu

Pie de foto: Mutua Madrileña dio el salto a América Latina a finales de noviembre de 2015 e invirtió más de 209 millones de euros en Chile. En la foto: el presidente de la institución, Antonio Garralda

 

A pesar de la pesimista coyuntura económica que las instituciones internacionales pronostican para América Latina en 2016, las empresas españolas siguen confiando en la región como destino preferente de sus inversiones. Así lo asegura el IX informe Panorama de Inversión Española en Iberoamérica, elaborado por IE Buiness School con el apoyo de Air France KLM. En este sentido, la investigación realizada entre septiembre y diciembre de 2015 en 66 empresas que cotizan en la Bolsa de Madrid, y en pequeñas y medias empresas (pymes) con presencia en la región, revela que el 77% prevé aumentar sus inversiones durante el 2016, mientras que sólo un 6% contempla reducirlas. No obstante, la mayor parte ellas van a optar por un crecimiento sin grandes adquisiciones, basado más en el potencial propio, siendo este año por primera vez cuando ninguna compañía apueste por un crecimiento basado exclusivamente en unas fuertes compras.

Para el 52% de los encuestados, su negocio en los mercados de América Latina va a superar en importancia al del mercado español, aunque según revela el informe, la confianza de los empresarios en la Unión Europea ha aumentado considerablemente con respecto a 2015. Aun así, las expectativas de que la facturación aumente este año se mantienen a los niveles más elevados con respecto a las demás regiones del mundo. En este sentido, el 78% de los empresarios confían en que la facturación de sus empresas en Latinoamérica va a incrementar en los próximos tres años. Cuando se trata de pymes, el porcentaje se eleva a 88%.

Difícil coyuntura económica

El informe llega “en el momento económico más complicado de  la última década para la región”, asegura Igor Galo Anza, el director de comunicación de IE Business School para América Latina. El Fondo Monetario Internacional (FMI) vaticina una recesión de 0.3% para el conjunto de los países latinoamericanos, aunque esto no se traduce en una correspondencia similar intrarregional. Para América Central y el Caribe se prevé un crecimiento de 4.2% y 3.9%, respectivamente. Especialmente llamativo resulta el caso de Panamá que, de acuerdo con economistas, es el país que mejores resultados ha registrado en los últimos 25 años, y que se ha traducido en un fuerte crecimiento del sector de los servicios. Para 2016, una vez más se espera que este país aumente un 6.3% su PIB; el crecimiento más elevado de la región. “Si sigue en esta senda, Panamá tendrá papeletas para convertirse en el Singapur de América Latina”, asegura Augusto de la Torre, economista jefe para América Latina y el Caribe en el Banco Mundial. Su posición privilegiada hace que éste país disfrute una parte importante del tráfico comercial a través de su canal. Debido a esta situación, en los últimos años, el país centroamericano ha visto aumentado el número de empresas internacionales en su territorio, pero también las solicitudes de residencia. En lo que tiene que ver con España, de acuerdo con estadísticas oficiales, en 2015 se aprobaron cerca de 18.000 residencias de españoles, un 45% más respecto a 2010.

Sin embargo, en el caso de los países del sur, la situación es más disipar, en donde Venezuela (-8%), Brasil (-3.5%) y Argentina (-1%)  van a ser los países que, según el organismo dirigido por Christine Lagarde, van a sufrir una contracción de sus economías en 2016. Por el contrario, aunque de forma muy moderada, Perú (3.3%) y México (2.6%) van a ser los únicos países del hemisferio que van a notar un repunte de sus economías respecto a 2015, mientras que Chile (2,1%) va a seguir en los mismos niveles del año pasado.

Si nos atenemos al panorama mundial, la situación poco podría diferir de los pronósticos. La desaceleración de China, la subida de los tipos de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos, y la caída del precio de las materias primas, especialmente del petróleo van a tener un impacto negativo en las economías de la región. Y así lo cree también el 64% de las compañías españolas encuestadas , aunque también un porcentaje elevado –el 47%- tiene una visión más optimista, y no considera en absoluto que América Latina se va a ver afectada por la complicada coyuntura internacional.

México, el país elegido por los empresarios

Así el panorama, México, Panamá, Colombia, Chile y Perú son los países que mayor confianza despiertan entre los inversores españoles y las economías en donde van a aumentar las inversiones a lo largo de 2016; aunque también en Costa Rica, Cuba y República Dominicana. México es en la actualidad el Estado latinoamericano con mayor concentración de empresas españolas, el 88%. Los múltiples acuerdos de libre comercio que mantiene le permite el acceso a los mercados internacionales, y en términos fiscales, sus empresas se rige por las normas internacionales, lo que hace que sea uno de los estados latinoamericanos más estable, desde el punto de vista empresarial.

A éste le sigue Colombia (71%), Brasil (69%), Chile (68%) y Perú (62%). Entre las principales razones por las cuales los empresarios españoles se decantan por estos mercados destacan la fuerte atracción de sus mercados internos, la ventajosa ubicación geográfica y la competitividad de sus economías.

En los últimos años, más de 400 empresas españolas se han establecido en Colombia favorecido por el estable crecimiento anual que ha rondado el 4%-5%. Además, el diálogo de paz entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC, augura un periodo de estabilidad que fomentaría aún más la inversión extranjera.

Por su parte, Chile ha sido posicionado por la agencia Bloomberg en el quinto lugar para invertir a nivel mundial. La razón, su mercado maduro, con instituciones estables y una economía sólida. Además, últimamente el Gobierno ha estado simplificando los procedimientos para la apertura de sociedades, hasta el punto de que es posible abrir una empresa en un solo día.

En cuanto a Brasil se refiere, a pesar de su recesión, según expertos, el país todavía ofrece condiciones favorables a la inversión, en donde el Gobierno ha simplificado las obligaciones para las empresas, ofreciéndoles la posibilidad de presentar telemáticamente su documentación.

Por ciudades, México DF, San Pablo y Bogotá, lideran el ránking de la mejor ciudad para invertir, sin embargo, los empresarios españoles eligen Miami, ciudad contemplada en el informe, como destino profesional debido a la seguridad de la que goza, las buenas conexiones aéreas, la calidad de vida familiar, y el ocio.

A pesar del cambio de gobierno en Argentina, que abre la esperanza de reformas y apertura económica para corregir los grandes desequilibrios económicos heredados de la anterior administración, los empresarios españoles prefieren mantener la cautela y seguir con el mismo monto de inversión que en los años anteriores. Paradójicamente, a pesar de que la percepción de los empresarios españoles acerca de la situación económica en este país está mejor ubicada en comparación con Brasil, cuya economía se encuentra en caída libre, Cuba sale considerablemente mejor parada, en donde el deshielo con Estados Unidos estimula más los ánimos de las empresas españolas que vislumbran ahí un provechoso nicho para sus inversiones.

Venezuela, en cambio, va a ser el único país de América Latina en donde por tercer año consecutivo van a disminuir la inversión española debido a la inestabilidad jurídica y la inseguridad ciudadana. De acuerdo con el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), Venezuela se ha convertido en el país más violento de Latinoamérica, pero también del mundo, con cerca de 28.000 víctimas mortales registradas en 2015.

Inversión moderada

La inversión española en América Latina persistió en 2015, aunque de manera más limitada y selecta que en años anteriores, lo que confirma la confianza que las empresas españolas depositan en la región a medio y largo plazo. Entre las operaciones más destacadas del año sobresalen las de Criteria Caixa que se hizo con parte de Inbursa en México; las adquisiciones de Cementos Molins y NH Hoteles en Colombia; y la compra de una operación local por parte de Enagás en Perú, por valor de 90 millones de dólares.

Además, por primera vez, Mutua Madrileña dio el salto a América Latina en noviembre de 2015 con una inversión de 209 millones de euros en Chile, lo que recalca una vez más el potencial de los países latinoamericanos