Las importaciones argentinas cayeron un 27,3% en los primeros ocho meses de 2019

El comercio con la UE concentró el 18,3% de las compras y el 12,9% de las exportaciones totales
Bandera de Argentina

 -   Bandera de Argentina

Según informa el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) de Argentina, las importaciones de este país durante los primeros ocho meses del año se redujeron más de un 27% frente al mismo período del ejercicio precedente, situándose en 34.468 millones de dólares. 

Este descenso, cercano a los 13.000 millones de dólares, se debió fundamentalmente a la notable caída de la demanda interna, reforzada por la pérdida de valor del peso y la situación de incertidumbre en la que se encuentra actualmente la economía argentina. La contracción fue especialmente acusada en las cifras referidas a las importaciones de vehículos, cuyo valor se redujo en más de un 58%, y en las de combustibles y lubricantes, con un descenso del 32,7%.

Por su parte, las exportaciones aumentaron un 3,8% en esta etapa hasta totalizar 42.176 millones de dólares, gracias al impulso de las ventas de bienes primarios y de combustibles, y permitieron que el saldo comercial mostrara en este inicio de año un superávit de más de 7.700 millones de dólares.

En el caso concreto del mes de agosto, las importaciones argentinas se redujeron un 30,3% frente al mismo período de 2018 y representaron poco más de 4.400 millones de dólares, mientras que las exportaciones continuaron aumentando, un 7,5%, por lo que la balanza comercial arrojó un saldo positivo de 1.168 millones de dólares.

Las relaciones comerciales con España también se han visto afectadas por la evolución general de la economía y del comercio argentinos. De acuerdo con las últimas cifras oficiales ofrecidas por las bases de datos del ICEX, referidas a los siete primeros meses de 2019, las exportaciones españolas sumaron poco más de 522 millones de euros, un 36% por debajo de la cifra obtenida en el mismo período del año anterior.

Los principales epígrafes de productos exportados por nuestras empresas registraron una evolución negativa durante este período. Las ventas de máquinas y aparatos mecánicos, por ejemplo, retrocedieron un 25% hasta suponer 108 millones de euros, mientras que las de aparatos y material eléctricos cayeron un 21,3% y se situaron en 71,5 millones de euros, y las de libros y publicaciones descendieron un 34,1% y apenas sumaron 37,5 millones de euros.

Por el otro lado, las importaciones españolas de productos argentinos, animadas por el incremento de las compras de productos agroalimentarios, subieron un 12% hasta rozar los 891 millones de euros, por lo que el tradicional saldo deficitario para España en el comercio con Argentina se situó en -368 millones de euros.

Artículo publicado en El Exportador