PUBLICIDAD

Iberdrola

Las joyas de Marruecos que protagonizan el mercado de fichajes

Amrabat y Ounahi destacan
marruecos-mundial-qatar-ounahi-amrabat

 -  

El mercado de fichajes de invierno no ha sido nunca el más atractivo. Hasta que un Mundial se disputó en mitad de la temporada y, justo al terminar el evento, se abrió la ventana invernal de contrataciones. En este escenario, Marruecos y sus jugadores estrella van a tener mucho que decir. 

Amrabat, la joya de la corona

Ni los más fanáticos de las apuestas deportivas se hubieran atrevido antes de dar comienzo la cita de Qatar a apostar por un Marruecos semifinalista.

Sin duda, los Leones del Atlas han sido la revelación del pasado Mundial y eso ha sido en buena parte por el papel de un Amrabat que ha deslumbrado al mundo. El jugador de la Fiorentina llegaba al evento sin el más mínimo cartel y con una cotización que lo ponía en el grueso de los futbolistas que deambulan por algunas de las principales ligas europeas.

Si en septiembre se le hubiese preguntado a cualquier aficionado español por este centrocampista, nadie habría sabido identificarlo. Todo ha cambiado tras Qatar 2022 y bien lo saben en las secretarías técnicas de medio continente.

Equipos como el Atlético de Madrid, el Liverpool o el Manchester United han apuntado en letras mayúsculas el nombre del pivote marroquí.

Si la lista de pretendientes deslumbra, más lo hace el precio que desde el norte de Italia se ha puesto al jugador. Según la prensa transalpina, la Fiorentina no dejará salir a Amrabat por menos de 50 millones de euros.

La cifra es espectacular y hay que preguntarse si se mantendrá ese valor de no venderse al jugador durante los meses de invierno. 

marruecos-mundial-qatar-ounahi-amrabat

Ounahi, el caso más impactante

Antes de comenzar la Copa del Mundo, Ounahi era aún más desconocido que Amrabat en el escenario del fútbol europeo. El centrocampista ocupaba ficha en el Angers francés, equipo que se ha pasado los últimos meses coqueteando con el descenso a la Ligue 2.

Es más, Ounahi ni siquiera era titular, por lo que pocos podían pronosticar lo que iba a pasar. Hoy se dan cita en las puertas de su representante clubes como el Leicester, el Inter de Milán, el Nápoles o el Newcastle y fuentes cercanas al club francés dicen que la puja por el centrocampista podría llegar a los 40 millones de euros.

Parece increíble que un jugador suplente en un equipo de la zona baja de la liga francesa pueda llegar a ese valor en menos de un mes. Pero esa precisamente es la magia del Mundial, una competición capaz de encumbrar a jugadores que nadie conoce, pero que solo necesitan un buen torneo para despegar en sus carreras.

Habrá que esperar sin duda un poco de tiempo, pero todo parece confirmar que Amrabat y Ounahi van a ser dos de los nombres propios del mercado de fichajes de invierno en Europa. Seguramente, los clubes en los que militan van a aprovechar el momento para venderlos, aunque todo puede cambiar en poco tiempo.