PUBLICIDAD

Marruecos

Las luchas internas de Somalia dejan al menos 11 muertos

Las fuerzas federales de Somalia se han enfrentado a las fuerzas de seguridad de Jubalandia
Atalayar_Somalia

REUTERS/FEISAL OMAR  -   Personal de mantenimiento de la paz de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM) en un vehículo blindado en Mogadiscio

Somalia sigue tratando de avanzar hacia la estabilidad, pero los elementos en contra son demasiado numerosos. Aparte de la lucha que mantiene contra el terrorismo que encabeza Al-Shabaab y la piratería del Índico que parte generalmente de sus costas, se le debe añadir la frágil situación interna. Somalia tiene un carácter federal, debido a la tensión que existe entre varios de los estados que conforman su territorio, como Somalilandia, Puntlandia o Jubalandia.

Según se ha informado, los enfrentamientos han tenido lugar en la localidad de Balad Hauo, en los límites fronterizos con Kenia. El ataque se habría iniciado el domingo, cuando hombres armados ligados al ministro de Seguridad de Jubalandia, Abdirashid Janan, atacaron varios complejos militares del Ejército federal somalí, que mantiene el control de esta localidad desde hace un año. 

Atalayar_Somalia 1
AFP/ABDIRAZAK HUSSEIN FARAH - Soldados somalíes junto al escenario de un ataque con coche bomba en Mogadiscio el 28 de diciembre de 2019

Tras los ataques, tanto la administración de Jubalandia como la somalí aseguran mantener el control de la localidad. Según el Ministerio de Información de Somalia, sus Fuerzas Armadas habrían repelido los ataques deteniendo a más de un centenar de atacantes y abatiendo a varios de ellos, entre los que se encontraría uno de los jefes de policía de la ciudad, Mohamed Abdinur. Al menos 11 personas han muerto durante el ataque, incluyendo cuatro niños.

La disputa entre las autoridades de Jubalandia y el Gobierno federal de Somalia, se alargan en el tiempo. De hecho, el citado ministro de Seguridad fue detenido 2019 por tropas somalíes, aunque consiguió fugarse y refugiarse en Kenia.

Precisamente, desde Mogadiscio se acusa al país vecino de ser el encargado de armar a estos grupos y apoyar ataques como el que se ha producido estos días. Debido a esto, Somalia rompió relaciones con Kenia el pasado diciembre, provocando una nueva crisis política y diplomática en la región que se ha saldado, de momento, con la expulsión del embajador de Kenia en Somalia. Mogadiscio acusa a Nairobi de injerencia en el proceso electoral de Jubalandia.

Atalayar_Somalia (2)
AFP/ABDIRARAZAK HUSSEIN FARAH - Soldados somalíes

Desde Kenia se niega cualquier vinculación con el ataque. Su ministro de Seguridad ha señalado que no ha habido tropas que hayan cruzado la frontera con Somalia, y que se trata de una cuestión interna del país. El Ministerio de Asuntos Exteriores, por su parte, ha manifestado su preocupación por el incremento de la tensión y de la violencia, algo que favorece enormemente la expansión del terrorismo.

El Cuerno de África se encuentra en una situación de creciente estabilidad, pese a haber atravesado una etapa que invitaba al optimismo, pues a la situación de Somalia se le suma las denuncias a Kenia, la tensión y los enfrentamientos entre Sudán y Etiopía, o la inestabilidad interna en la que se encuentra este último. 

Somalia encara un importante proceso electoral el próximo 8 de febrero, tras ser pospuesto en diciembre debido a una serie de diferencias. El Gobierno de Somalia no consiguió ponerse de acuerdo con la oposición sobre la composición de la Junta Electoral, que debe ser la encargada de velar por el correcto desarrollo de las elecciones. El terrorismo y los enfrentamientos internos como el sucedido en Balad Hauo no hacen sino dificultar que el país avance en sus reformas.