Las mujeres y los jóvenes liderarán la recuperación económica de la región MENA

En la segunda jornada de la Cumbre Gobierno-Empresa MENA-OCDE, las mujeres y los jóvenes han cobrado un papel esencial como agentes claves en la recuperación económica de la región
Atalayar_Puerto MENA

 -  

La región MENA está emergiéndose como una nueva zona de influencia que pretende ser el futuro de los nuevos horizontes económicos. En un entorno marcado fuertemente por las tensiones internas, se le ha sumado la crisis económica y social provocada por el desarrollo de la pandemia de la COVID-19. Ante esta situación, el desempleo y la precariedad han alcanzado niveles preocupantes que afectan especialmente a un sector poblacional clave en la zona: Los jóvenes y las mujeres.

En esta línea, en la segunda jornada de la celebración de la Cumbre MENA-OCDE, se han abordado diferentes soluciones para hacer frente a la recuperación económica en el contexto de la pandemia. En este sentido se le ha dado especial protagonismo a la necesidad de crear nuevas oportunidades de trabajo y fomentar una formación digital a la juventud y en especial a las mujeres.

De acuerdo con la intervención de la exministra de Planificación y Cooperación Internacional de Jordania, Mary Kawar, las mujeres “tardan más que los hombres en encontrar trabajo”. Según Kawar, el 42% de la población esta desempleada, siendo casi el 30% del total mujeres.  En este sentido, en el año 2020 el 70% de la población joven en búsqueda activa de trabajo no encontraba empleo. En este aspecto, la Cumbre planteó la urgente necesidad de crear puestos de trabajo inclusivos que aseguren la paridad de género y sean más respetuosos con el medio ambiente.

Atalayar_Ministra Rania Al Mashat

La ministra egipcia de Cooperación Internacional, Rania Al Mashat ha resaltado “el importante papel que juega Egipto en el desarrollo de la región MENA”. Al Mashat ha resaltado que Egipto está impulsando la industria sostenible” defendiendo que “el 90% de los proyectos sostenibles estaban transcurriendo por el buen camino”.  Del mismo modo resaltó que Egipto está esperando cooperar y fortalecer sus relaciones con la OCDE, subrayando la necesidad de “tener que seguir mirando hacia delante”.

Otro de los países que han tenido especial relevancia en la celebración de la Cumbre ha sido Argelia. El ministro de Asuntos Exteriores argelino, Yacine Oualid ha remarcado que el empoderamiento de los jóvenes “es clave para impulsar la economía del país”. Según el ministro, “nuestra ambición es convertirnos uno de los líderes en la digitalización de la región MENA”.  Entre las reformas económicas adoptadas por el país destacan la economía digital, también conocida como “Economía Web”, y el fortalecimiento de la economía de mercado.

A esto cabe sumarle los mecanismos que el país argelino está empleando para financiar los startups de economía digital. En palabras de Oualid, “la región necesita nuevas categorías de emprendedores jóvenes que lleven a cabo el liderazgo empresarial a través de métodos sostenibles y respetuosos con el medio ambiente”. De esta forma, Argelia está tomando un papel destacado en la promoción de nuevos negocios que tratan de focalizarse en la juventud y en la innovación ya que “las empresas de alta tecnología tienden a crecer muy rápido en un periodo de tiempo correcto”. A este respecto, el ministro ha puesto como ejemplo de innovación las medidas tomadas por el país en términos de empleabilidad para la juventud ya que “puede servir como caso de estudio para los ministerios de otros países”.

Atalayar_OCDE

Por otra parte, la presidenta CEOE Internacional, Marta Blanco ha recalcado la importancia de mantener un diálogo permanente entre el sector privado y el sector público. En este sentido señaló que “el covid es una nueva oportunidad para hacer todos los proyectos que queríamos llevar a cabo”. Estos proyectos están destinados a empoderara a las mujeres y a la juventud a través de “un diálogo social” y a través de una transición digital y sostenible. En estas pautas, Blanco animó a que la ruta de recuperación económica fuese “más competitiva y resiliente”.
La agricultura es otro de los aspectos fundamentales que se ha puesto sobre la mesa durante la celebración de la Cumbre. El secretario general de CIHEAM, Plácido Plaza ha recalcado que el sector primario es “crucial para el balance de nuestras sociedades”. A esto ha añadido que “muy pocas personas quieren trabajar la tierra por las malas condiciones laborales a las que se exponen”.  Junto a esto añadió que es necesario “fomentar la agricultura y la pesca” en una de las regiones más afectadas por el desempleo.

Además, explicó que “el nuevo paradigma alimentario viene sujeto por las nuevas demandas poblacionales que exigen una alimentación de calidad, sostenible y sana”. A esto, Plaza ha señalado la importancia de aumentar la transparencia en “términos de seguridad alimentaria”.

Atalayar_OCDE

Uno de los términos más empleados durante la Cumbre y una de las claves para comenzar la recuperación económica es la interseccionalidad. Según la vicepresidenta de Educación y miembro de la Junta Directiva, Madiha Nasr es necesario evolucionar en términos de interseccionalidad que engloben todos los géneros, edades, habilidades, razas y clases sociales. Para Nasr, “los emprendedores son los lideres que deben integrar la interseccionalidad en sus líneas”. Otro de los aspectos presentados fue la desigualdad de género ya que “sigue siendo uno de los principales problemas en la región” y habría que generar reformas en este aspecto “proporcionando a las mujeres puesto de trabajo equitativos y promoviendo el acceso a la tecnología”. En este sentido, la inclusión de la mujer impactaría en términos económicas de forma “muy positiva”.

Así, la región MENA pretende actualizarse en términos de empleabilidad apostando por la juventud e incluyendo a la mujer en todos los sectores. En este aspecto, la región quiere posicionarse como una nueva oportunidad emergente en la que se potencie la construcción de empleo y la inclusión en un contexto de crisis sanitaria que ha afectado a todos los campos vitales y que pretende ser una nueva cuna de desarrollo global a través de la digitalización, la inclusión y el respeto medioambiental.