Las religiones tienen que encontrar un consenso para luchar contra la pandemia

La Fundación for Islamic Culture and Religious Tolerance (FICRT) ha organizado un evento online en el que se ha reflexionado sobre el papel de la religión en tiempos de crisis
Fundación for Islamic Culture and Religious Tolerance (FICRT)

Fundación for Islamic Culture and Religious Tolerance (FICRT)  -   Cartel del evento "La contribución de las religiones a los retos de la COVID-19"

Estamos en tiempos de cambio. La pandemia del coronavirus nos ha llevado a una crisis de identidad en el que la religión tiene un papel fundamental. Ya en otras ocasiones la humanidad ha vivido crisis sociales y pandemias, es por ello que las religiones actuales tienen que adaptar su discurso a la época en la que vivimos, pero sin dejar de recordar pedagógicamente que el ser humano se ve expuesto a este tipo de acontecimientos a lo largo de su historia.

Indalecio Lozano, catedrático de Estudios Árabes e Islámicos en la Universidad de Granada, ha moderado el debate del FICRT dando paso a los distintos ponentes invitados: José Antonio Pérez Tapia, decano de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Granada, Jumaa Alkaabi, director de la FICRT, José Antonio González Alcantud, catedrático de Antropología Social en la Universidad de Granada, Antonio de Diego González, profesor de Filosofía en la Universidad Pablo de Olavide, y Esteban Velázquez Guerra S.J., Jesuita y promotor de la Fundacion Interreligiosa “Centro Persona y Justicia”.

Indalecio Lozano
Indalecio Lozano, catedrático de Estudios Árabes e Islámicos en la Universidad de Granada

El decano Pérez Tapia ha comenzado su ponencia explicando que “la COVID-19 ha llegado a nuestra vida cotidiana de mil maneras, tanto en el confinamiento como en la enfermedad y a todos nos compete la responsabilidad de cuidarnos”.

La idea de abordar la pandemia a través de las religiones es algo innovador que se está trabajando a fondo. “No en todos los países se va a contar con un plan de recuperación como en Europa. Nuestra solidaridad hay que sacarla hacia otros países también, la pandemia nos ha desestructurado muchas cosas y ahora toca reconstruir”, explica Pérez Tapia.

El decano de la facultad granadina, ha subrayado que, desde las religiones y su baraje moral, es importante entender la muerte y el proceso de cómo morir. “Es lamentable que se entienda que las personas simplemente fallecen, no solo fallecen, si no que morimos. Se nos ha olvidado nuestra condición mortal y es importante hace un ejercicio de solidaridad para entender el cuerpo nuestro y el de los demás”.

Juma alkaabi
Juma Alkaabi, director de la FICRT

Por su parte, Alkaabi ha incidido mucho en la importancia de la hermandad y el apoyo entre religiones. También ha apelado a a tolerancia como un valor principal para llevar a cabo un proceso de combate ante la crisis de la pandemia actual. “La seguridad y la estabilidad y la salud es una demanda legítima de todas las religiones del libro para seguir realizando los ritos divinos y para lograr el objetivo final de todas las religiones”. 

El sentimiento de culpa y el coronavirus

El doctor González Alcantud ha querido poner el foco en el malestar que nos producen estos acontecimientos irreparables e incontrolables. “Pandemia y confinamiento nos hacen sentir un una culpa que se desplazaba en las sociedades”.

En las religiones monoteístas se suele redirigir la culpa al ámbito individual. “Y este sentimiento de culpa se manifiesta bajo la forma de castigo. El sentimiento de culpabilidad produce el desencantamiento de este mundo maravilloso”, ha incidido Gonzáles Alcantud queriendo llegar al punto de que muchos piensan que “ha sido por nuestros pecados”.

Pero este año, en contraposición con otras pandemias o pestes negras, la culpabilidad se está redirigiendo hacia los Estados y su falta de organización o previsión, “hemos metaforizado el sentimiento de culpa y tenemos que recordar los pilares que nos mantienen en pie como sociedad: la piedad y la esperanza”.

En tiempos de crisis muchos vuelven a sacar el debate del silencio de Dios a colación. “¿Por qué ante el sufrimiento humano aparece este tema?”, ha concluido para dejar a los presentes pensativos tras su discurso.

Antonio González Alcantud
José Antonio González Alcantud, catedrático de Antropología Social en la Universidad de Granada
El islam y la COVID -19

En apoyo y respuesta al tema planteado por González Alcantud, el doctor González, ha explicado que las religiones siempre han actuado en tiempos de pandemia como modo de apoyo, justificación, comprensión o reflexión. “Esto ha hecho que nos hayamos aferrado a lo simbólico para intentar entender el porqué de nuestra realidad”.

El doctor González ha hecho una dura crítica a la tecno ciencia y su materialismo, que “tiende a la arrogancia y a la deshumanización del problema. Tenemos una especie de control narcisista que nos hace olvidarnos de la vulnerabilidad del ser humano”, ha explicado. 

“Nuestro mundo es más complejo que lo que ofrece el materialismo. El azar puede hacer que la tecno ciencia falle y esto nos frustre. Vivimos en un happyflowerismo que es insostenible”. La religión se ha sustituido por el dogma y la ortodoxia, y por tanto, por el poder y la ideología. “Hay muchas personas que ya no se paran a pensar en que hay un camino más allá y que no es nada fácil”, apela González intentando explicar la crisis de fe del siglo XXI.

Por ello, ha querido sacar ejemplos muy interesantes de cómo hacer llegar la religión a las personas hoy en día. “Hemos visto es que hay muchas personas se han lanzado a ayudar a otros a través de las redes, pero no es suficiente en el ámbito religioso”, explica.

Antonio de diego
Antonio de Diego González, profesor de Filosofía en la Universidad Pablo de Olavide

Según el doctor González, falta una educación pastoral en los líderes religiosos. “A lo mejor no es el imán el que tenga que hacer el oficio religioso más cercano, pero tenemos que pensar en que hay un amplio espectro de personas formadas para esto”. Para finalizar este argumento ha explicado que “hay muchos influencers en redes sociales que hacen de teólogos mejor que los anteriores líderes y de estos influencers, el 90% son mujeres”, ha destacado.

También ha querido destacar el tema del populismo. “El populismo fomenta el miedo y esto va ligado a la guerra, a la hambre y la muerte. Tenemos que fomentar la empatía y esto es algo que en el ámbito islámico se fomenta mucho”.

González ha mostrado su preocupación explicando que la retórica religiosa que se emplea hoy en día está huérfana de símbolos y el discurso que utiliza es más ideológico que otra cosa. “Y cuando más perfecta es una ideología, menos tolerante es. En la praxis, el encuentro con lo divino no debería convertirse en ideología”, ha afirmado.

Esteban Guerra
Esteban Velázquez Guerra S.J., Jesuita y promotor de la Fundacion Interreligiosa “Centro Persona y Justicia”
Pandemia, gobernanza mundial, fraternidad universal y religiones

Velázquez Guerra ha sido muy crítico con el panorama que se vive actualmente anunciando que el sufrimiento humano está a flor de piel y que todavía nos queda mucho por sufrir debido al cambio climático. 
“Esta situación está pidiendo un proceso constituyente a nivel mundial, tenemos que crear un instrumento internacional que nos sirva a todos”, ha anunciado.

La idea que plantea Velázquez Guerra es que si en su día se creó un tribunal internacional para los crímenes de lesa humanidad, podríamos crear un Tribunal Penal Internacional de Derechos Migratorios, por ejemplo.  “A nivel religioso e interreligioso, las religiones tienen que entrar en una dinámica para debatir sobre qué aportamos al proceso de gobernanza mundial y de la vida”.

Para finalizar, en el día de la violencia contra la mujer, Velázquez Guerra ha querido recordar que “las religiones somos muy machistas y no tenemos nada que enseñar al mundo. Si no todo lo contrario: tenemos mucho que aprender y cambiar”.