Latinoamérica vuelve a los niveles de pobreza que tenía hace 12 años

La Fundación Carolina y Casa América organizaron un evento sobre la terrible situación en la que se encuentra Latinoamérica por sus altos niveles de precariedad, y la falta de respuesta institucional dentro de la región para combatir la COVID-19
Atalayar_Coronavirus Brasil Médicos Sin Frontera

AP/ANDRE PENNER  -   Trabajadores sanitarios de Médicos Sin Fronteras visitan un campamento para realizar exámenes médicos y evitar la propagación de la COVID-19 en São Bernardo do Campo, en el área metropolitana de São Paulo, Brasil

La distribución de las vacunas en América Latina supone un gran reto y la venta a terceros países representa un problema en el mercado regional.

Este lunes 19 de abril, Casa América junto a la Fundación Carolina, ha realizado una conferencia en vivo, titulada nueva sesión del ciclo Diálogos con América Latina bajo el título ‘Vacunas: universalidad, equidad y cooperación eficaz. Retos para América Latina’, con la participación Jorge Zepeda Bermúdez, representante de la Escuela Nacional de Salud Pública del país sudamericano; Miriam Alía, trabajadora de Médicos sin Fronteras España; Fran Cortada, director general de Oxfam Intermón; y Pilar Aparicio, directora general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Este evento fue moderado por Ángeles Moreno, secretaria de Estado de Cooperación Internacional. 

Atalayar_América Latina vacunación

El gran tema de discusión ha sido los mecanismos de distribución de las vacunas en Latinoamérica, un desafío que presupone un reto mayor, y cómo la venta de las vacunas a terceros países o de manera bilateral representa un problema en el mercado de vacunas en la región. La pandemia ha pegado muy duro en la economía de todos los países, pero sin duda alguna, la región de Latinoamérica es de la más afectadas, donde más de 20 millones de personas cayeron en la pobreza extrema. Una de las grandes pérdidas de esta pandemia es que como se ha retrocedido en los indicadores, de la lucha por cumplir con la Agenda 2030. La gestión de la administración de la vacuna no ha sido de manera consensuada, no había una respuesta global, la producción de las vacunas no ha sido suficiente, haciendo que la demanda crezca de una manera exponencial, y más en los países más pobres. La liberación de las patentes por parte de las farmacéuticas es una posición que cada vez tiene más fuerza dentro de la opinión pública. Durante todo el diálogo, se mencionó en reiteradas veces a la Cumbre Iberoamericana, que se celebrara el 21 de abril en Andorra.

Atalayar_América Latina vacunación

Jorge Zepeda, iniciaba el debate hablando de la preocupante situación de Latinoamérica, una región que representa el 8% de la población mundial, y registra el 25% de COVID-19 en el mundo: “Nuestra región está en constante efervescencia, con realidades distintas y diversidad política e ideológica, que dificulta la acciones en conjunto, y propuestas integradoras“. En este último año, gran parte de la población gana menos de 2 dólares al día, indicadores de extrema pobreza. El represéntate de la Escuela Nacional de Salud Pública de Brasil declaró que es imposible conocer a alguien en Brasil, que no se le haya muerto un amigo, y que uno de los grandes problemas es el acceso a la tecnología sanitaria, uno de los grandes temas de discusión en las organizaciones internacionales. Zepeda finalizo refiriéndose a la poca capacidad de producción de las vacunas y que las farmacéuticas deberían liberar las patentes, ya que hay más de 2.000 peticiones de estas misma y esto se estaría convirtiendo en una monopolización por alguna de las empresas farmacéuticas. 

Atalayar_América Latina vacunación

Miriam Alía, fue la segunda en exponer sus ideas, y explicaba que uno de los grandes problemas, son las poblaciones más vulnerables como los refugiados. La Organización Panamericana de la Salud (OPS), de manera colectiva, se encarga del mecanismo de distribución de vacunas, Latinoamérica fue la primera región en combatir el sarampión, de esta manera la solución siempre debe ser con alcance global o regional, comentaba Alía. Una desigualdad que ha provocado un nacionalismo de vacunas, dentro de las mismas regiones, divisiones internas dentro del mismo territorio, que han provocado colectivos desiguales, como los migrantes. Fran Cortada comentó que 140 millones de personas en Latinoamérica han perdido sus trabajos, ya que la mayoría de ellos tenían que debatirse entre perder el trabajo o arriesgarse a ser contagiados. “El contexto donde hay los niveles de pobreza altísima, hemos retrocedido 12 años de progreso", decía Cortada. El director general de Oxfam Intermón, comentó sobre como son los acuerdos de los países de la región para conseguir las vacunas, solo el 10% será cubierto con el mecanismo Covax, siete Estados han realizado acuerdos bilaterales con las grandes potencias y 12 países dependerán de donaciones, ya que la asimetría de la región es muy grande, actualmente las vacunas solo terminan en Chile, Brasil, Argentina y México. 

Atalayar_América Latina vacunación

Y, por último, la representante del Gobierno español, Pilar Aparicio, explicó cómo funciona el plan solidario con Covax, y cómo a través de la Unión Europea han venido trabajando de manera conjunto y acertada. “La Unión Europea acertó por ir de manera conjunto al proceso de vacunación, criterios y plan de vacunación, esa cooperación regional, permite el acceso a las vacunas". Según la directora general del Ministerio de Sanidad, la cooperación con los países latinoamericanos ha sido técnica, y que la estrategia de vacunación en España se ha realizado de manera coordinada con las comunidades autónomas, con el componente ético, sin discriminar a la población.