Lealtad: Del Bosque, Valdano, Mourinho, Zidane y Carletto

El Real Madrid anuncia la incorporación de Carlo Ancelotti como nuevo entrenador para la próxima temporada
Carlo Ancelotti

PHOTO/PETER STEFFEN  -   Carlo Ancelotti

Después de la espantada de Zinedine Zidane, Florentino Pérez no ha tardado mucho en encontrar su sustituto.

Al margen de la capacidad y la experiencia, que la tiene, el presidente ha priorizado la lealtad.

Que prescindan de ti en el mejor equipo del mundo no debe de sentar muy bien, sobre todo cuando tienes una legión de palmeros subiéndote el ego hasta el infinito.

En el caso de Del Bosque, un ego ganado a pulso, pero olvidando que el Real Madrid está por encima de cualquier persona. Jugadores, entrenadores o presidentes siempre estarán por debajo de la institución.

Institución que en los últimos años tiene la suerte de contar con uno de los mejores gestores del mundo. Conocedor de que nunca estará por encima del club.

Toda una vida en el club, un currículo admirable, pero Vicente Del Bosque no volverá al club que le formó como jugador y le facilitó una carrera en el fútbol magnifica. 

Florentino Pérez

Jorge Valdano llegó al futbol español de la mano del Alavés. Pasó al Zaragoza y de ahí al Real Madrid. Estuvo cuatro temporadas en las que dio un buen rendimiento. La carrera como entrenador fue muy corta, tal vez porque los negocios y la política le reportaban muy importantes beneficios. A pesar de quitarle una Liga al Madrid con el Tenerife, se le trajo como entrenador. Y a pesar de no demostrar gran cosa como entrenador se contó con él como una especie de director deportivo. Varios millones de euros al año durante una buena temporada. El argentino tampoco volverá al club que tanto le dio, bastante más que él al club.

Han pasado otros que tampoco han sabido asimilar que se prescindiera de ellos como Manuel Pellegrini, Benítez o Julen Lopetegui. Difícil lo tienen para volver.

En la era Florentino han estado otros de perfil más bajo como Carlos Queiroz, García Remón, Luxemburgo o López Caro. Duraron poco.

Menos duró José Antonio Camacho. Después de tres jornadas anunció su renuncia por discrepancias con la directiva y los caprichos de los galácticos.

Pero ni una crítica al presidente. Es más, ha salido en su defensa en varias ocasiones. Porque es el presidente de su Real Madrid.

Zinedine Zidane

El polémico Jose Mourinho que ha tenido polémicas con entrenadores, jugadores y sobre todo periodistas nunca criticó al club y a su presidente.

El dolor que se siente cuando te indican que tienes que abandonar el Real Madrid es muy grande y no todos saben asimilarlo y hacer autocrítica.

Carlo Ancelotti se marchó como un señor, ni una sola crítica. Se le puede considerar mejor o peor entrenador, ahí están sus resultados. Pero es un hombre de club. Cuando le llaman del club, descuelga el teléfono sin complejos porque es un caballero.

Cuando se toma la decisión de cesar a un entrenador, se puede estar acertado o equivocado y el protagonista así lo debe de entender. Porque el presidente está de paso. El club seguirá siempre ahí.

Se puede seguir siendo un hombre del club toda la vida a pesar de no trabajar en la institución.

Esto no lo han entendido entrenadores magníficos y en teoría muy bien preparados técnica y culturalmente. Con una educación exquisita. Todos sabemos de quién hablamos.

Jose Mourinho

Pero lo han entendido otros que sin estar tan preparados han mamado en el club este sentimiento que no es otro que la LEALTAD.

Lealtad al club, a la mejor institución deportiva del mundo, que es envidiada en todo el planeta por sus valores y su profesionalidad.

Que no es Florentino, ni Ramón Calderón, ni Mendoza, ni Lorenzo Sanz ni siquiera Don Santiago Bernabéu.

Tampoco es Zidane, ni Di Stefano, ni Raúl, ni Hugo Sánchez, ni Cristiano Ronaldo, ni siquiera Sergio Ramos….

LEALTAD al club que te dejó trabajar y siempre estará ahí.