Libia anuncia que volverá a exportar petróleo tras seis meses de bloqueo

Las pérdidas se estiman en más de 6.000 millones de dólares
Una vista de Ras Lanuf Oil and Gas Processing Company en Libia

PHOTO/REUTERS  -   Una vista de Ras Lanuf Oil and Gas Processing Company en Libia

El pasado 17 de enero, el Ejército de Liberación Nacional libio (LNA, por sus siglas en inglés), comandado por el mariscal Jalifa Haftar, impuso un bloqueo a las exportaciones de petróleo del país, en un movimiento más de su ofensiva contra la facción rival, el Gobierno de Unidad Nacional (GNA, por sus siglas en inglés), liderado por el primer ministro Fayez Sarraj. La razón por la que el LNA tomó esta medida fue porque acusaban al GNA de utilizar los ingresos petroleros para financiar a los grupos armados leales que combatían a Haftar en la guerra civil, abierta desde el año 2011. Pero este viernes, casi siete meses después, el jefe de la Corporación Nacional de Petróleo (NOC, por sus siglas en inglés), Mustafa Sanalla ha anunciado que se ha levantado de la “fuerza mayor” a las exportaciones de crudo.

“Estamos muy contentos de finalmente poder dar este importante paso hacia la recuperación nacional, y deseo agradecer a todas las partes en las recientes negociaciones que han ayudado a lograr este resultado exitoso”, ha señalado el presidente de la compañía. “Esto debe ser reconocido como un momento importante de propósito nacional común para traer la paz y la estabilidad duraderas al país”, ha reivindicado en un comunicado publicado por la NOC.

El primer buque en cargar petróleo crudo procedente de Libia será el Bastión Kitri en el puerto petrolero de Es Sider, según ha informado la NOC. Las terminales petroleras de Hariga, Brega, Zueitina y Ras Lanuf ya han comenzado a reactivar su actividad, de acuerdo con Oil Price.

La decisión se ha tomado tras las conversaciones dirigidas por la ONU y Estados Unidos con los patrocinadores extranjeros de Haftar, la NOC y el GNA, que llegaron a un acuerdo para levantar el embargo. Sin embargo, no se ha especificado si el LNA, que controla la mayoría de los yacimientos petrolíferos del país, que están a su vez protegidos por mercenarios y milicianos desplegados por sus socios, como Rusia o Sudán, accederá a reestablecer al completo la producción de crudo. Estas unidades entraron recientemente al campo de Sharara, el mayor del país, con una producción estimada de 315.000 millones de barriles al día (mbp).

Por ello, Sanalla ha mostrado un optimismo moderado. “Para NOC, el trabajo acaba de comenzar. Nuestra infraestructura ha sufrido daños duraderos y nuestro enfoque debe estar ahora en el mantenimiento y en asegurar un presupuesto para llevar a cabo el trabajo necesario. También debemos tener medidas para garantizar que la producción de petróleo de Libia nunca vuelva a ser estrangulada”, ha indicado el jefe en la nota. De acuerdo con la Corporación, los costes de reparación de la red de tuberías, los equipos de superficie y el mantenimiento de los pozos alcanzarán “los miles de millones de dinares”.

La recuperación de las exportaciones de crudo supone “una bendición” para el país norteafricano, como explican los analistas David Sheppard y Andrew England en Financial Times. Cabe recordar, en este punto, que el oro negro es clave para la economía libia fundamentalmente por tres razones: cuenta con las mayores reservas del continente africano y las novenas del mundo; representa cuatro quintas partes del PIB, junto con el resto de los hidrocarburos; y genera más del 90% de los ingresos fiscales, así como hasta el 98% de los ingresos por exportaciones.

Esto también provocó que el petróleo se convirtiera en “un factor determinante en la guerra civil libia a medidas que las autoridades rivales luchan por el mayor control de los campos petroleros y los ingresos estatales”.

Según ha estimado la NOC, los seis meses de bloqueo han causado pérdidas valoradas en más de 6.400 millones de euros. Antes del cierre, el país, que también es miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), alcanzaba una producción de 1,2 millones de barriles por día y las proyecciones eran llegar a 2,1 mbp para el año 2024. Ahora, se espera una producción de 650.000 barriles al día para 2022, teniendo en cuenta que los niveles actuales rondan apenas los 100.000.

Impacto en los precios del petróleo

La reanudación de las exportaciones “podría causar dolor de cabeza a la OPEP+ en los próximos meses a medida que la NOC siga reteniendo suministro del mercado”, ha advertido el analista Charles Kennedy en Oil Price. De hecho, el anuncio del fin del bloqueo, ligado al número récord de casos de coronavirus en Estados Unidos y el aumento de las reservas de crudo en ese país, “asustó al mercado sobre la tendencia en la recuperación de la demanda”. Los precios cayeron este viernes más de un 1%, aunque posteriormente se recuperaron positivamente. “El retorno de las exportaciones llega en un momento difícil para el conjunto del mercado petrolero, que ha sido golpeado por la pandemia del coronavirus, con una fuerte caída de la demanda. La perspectiva de una mayor oferta pesó sobre los precios del barril, desplomándose el Brent más de un 2%, hasta los 41,38 dólares”, explican Sheppard y England.

“El mercado global tendrá dificultades para absorber estos barriles libios adicionales”, asegura el analista de Again Capital John Kilduff en World Oil.