Libia comienza nuevos programas militares conjuntos con Turquía para formar un nuevo Ejército

El primer entrenamiento de esta nueva fuerza tendrá lugar al oeste de Trípoli
Combatientes leales al GNA reconocido por las Naciones Unidas aseguran la zona de Abu Qurain, a medio camino entre la capital Trípoli y la segunda ciudad de Libia, Bengasi, contra las fuerzas de Jalifa Haftar

AFP/MAHMUD TURKIA  -   Combatientes leales al GNA reconocido por las Naciones Unidas aseguran la zona de Abu Qurain, a medio camino entre la capital Trípoli y la segunda ciudad de Libia, Bengasi, contra las fuerzas de Jalifa Haftar

Libia y Turquía han comenzado a realizar una serie de programas militares conjuntos con el objetivo de formar una nueva fuerza que se desempeñe como un Ejército, ha declarado el ministro de Denfesa, Salah Eddine al-Namrush, según recoge este domingo el Daily Sabah, un diario progubernamental turco. En una declaración en Facebook, al-Namrush ha señalado que habían comenzado a poner en marcha una reestructuración de las fuerzas armadas, las defensas aéreas, las unidades antiterroristas, las unidades de operaciones especiales y la marina. El primer entrenamiento tendrá lugar al oeste de la capital de Trípoli, según ha asegurado el ministro. El programa tiene como objetivo establecer un Ejército de acuerdo con las normas internacionales.  

Libia es una nación dividida en dos legitimidades políticas desde la caída de Muammar Gadafi en 2011. En el oeste se encuentra el Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA, por sus siglas en inglés), reconocido por la Naciones Unidas y con sede en Trípoli, y en este está instalado el Parlamento de Tobruk, respaldado por el Ejército Nacional Libio (LNA, por sus siglas en inglés). Los movimientos para formar una nueva fuerza militar por parte del Ejecutivo de Trípoli. Al-Namrush ya anunció el pasado 17 de agosto que se había firmado un acuerdo con los ministros de Defensa turco y qatarí para proporcionar asistencia en la reestructuración del Ejército en el país.  

Sarraj y Erdogan
PHOTO/PRESIDENCIA DE TURQUIA - El presidente turco Recep Tayyip Erdogan (R) asiste a una reunión con Fayez al-Sarraj, Primer Ministro del internacionalmente reconocido Gobierno de Libia de Acuerdo Nacional (GNA)

El Ejército turco proporcionará asistencia para reestructurar el Ejército libio en una fuerza regular basada en el modelo que se utilizó en el entrenamiento de las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán. Los asesores militares turcos tendrán un gran protagonismo en el proceso y proporcionarán tanto asistencia logística como entrenamiento en cooperación con Qatar. El Ejército libio está conformado por milicias, soldados tribales y miembros de clanes. El objetivo que persiguen Qatar y Turquía es establecer un Ejército profesional. El proceso es similar a un acuerdo de entrenamiento militar firmado por Bakú y Ankara en 1993 ante el enfrentamiento armado en la región de Nagorno-Karabaj.  

Las fuerzas de la gendarmería turca proporcionaron entrenamiento y ayuda a sus homólogos azerbaiyanos, mientras que el personal del Ejército azerbaiyano pasó tiempo en Turquía para recibir formación. Los pilotos de la fuerza aérea turca también trabajaron con los pilotos de Azerbaiyán y el Ejército azerbaiyano recibió apoyo de equipo técnico de Turquía. El GNA hizo una solicitud oficial de apoyo “por aire, tierra y mar” al Ejército turco para ayudar a defenderse de una ofensiva de las fuerzas leales a Haftar, que intenta tomar el control de la capital, Trípoli. El apoyo de Turquía ha sido fundamental para el mantenimiento del GNA. Desde enero, miles de soldados turcos han sido desplegados en Libia para ayudar a Fayez Sarraj a resistir a ofensiva sobre Trípoli del mariscal Jalifa Haftar.  

Una intervención polémica 

La intervención turca en la guerra civil de Libia ha sido muy polémica. La Liga Árabe ha manifestado su oposición a la injerencia turca y la utilización de mercenarios a sueldo provenientes de Siria y relacionados con grupos próximos al terrorismo yihadista. El ministro de Defensa de Turquía, Hulusi Akar, ha llegado a reconocer que como resultado de la intervención de su país en Libia “el equilibrio en la nación norteafricana ha cambiado significativamente” a favor del Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA), reconocido internacionalmente y liderado por Fayez Sarraj. El ministro de Asuntos Exteriores del país euroasiático ha seguido en esta misma línea asegurando que Ankara ha sido la responsable de “cambiar el equilibrio” en Libia y evitar de esta forma “una guerra civil”. “La única solución en Libia es una solución política y Haftar tiene que entenderlo”, ha indicado en una entrevista de televisión.  

Ministro de Defensa
PHOTO/MINISTERIO DE DEFENSA NACIONAL DE TURQUÍA - Fotografia de archivo, el Ministro de Defensa turco Hulusi Akar (L) habla con el Presidente del Consejo Presidencial de Libia Fayez Sarraj durante su reunión al margen del Foro de Doha de 2019

La Unión Europea ha rechazado la intervención de potencias extranjeras en el conflicto y ha pedido un embargo de armas a Libia para frenar el conflicto civil y también ha impugnado el uso de mercenarios. Los ministros de Exteriores de Egipto, Francia, Chipre y Grecia mostraron el pasado enero su rechazo a cualquier envío de tropas a Libia por considerarlo una "amenaza" a la seguridad regional y han abogado por una solución política al conflicto libio. Ankara empezó esta semana el envío de un contingente militar a Trípoli para apoyar al Gobierno de Trípoli, reconocido por la ONU y dirigido por Fayez Sarraj, y frenar el avance del mariscal Haftar, el hombre fuerte del este de Libia. Haftar dirige en estos momentos una ofensiva para conquistar la ciudad costera libia de Sirte, considerada clave para la seguridad de la ciudad-estado de Misrata y enclave fundamental para la conquista de Tripoli y la toma del país. Ambas partes están equipadas con flotas de vehículos aéreos no tripulados, drones, que han causado numerosas víctimas civiles.