PUBLICIDAD

Iberdrola

Libia: Haftar llama a la revolución popular como solución al impasse de gobernanza

El militar pronunció un discurso público en el que llamó una vez más a los libios a rebelarse contra la clase política “corrupta” y “oscura”
AFP/ARIS MESSINIS - Khalifa Haftar durante las conversaciones con el Ministro de Asuntos Exteriores griego en Atenas, el 17 de enero de 2020

AFP/ARIS MESSINIS  -   Khalifa Haftar durante las conversaciones con el Ministro de Asuntos Exteriores griego en Atenas, el 17 de enero de 2020

Desde la apartada e histórica ciudad de Ghat, en los confines suroestes de Libia, el mariscal de campo Jalifa Haftar volvió a lanzar un mensaje al pueblo libio, motivándolo a tomar las riendas de su futuro en un contexto de impasse política y convulsión en el país. 

Haftar atacó con dureza a la clase política libia en su discurso del lunes por la tarde, a la que culpó del rumbo “oscuro” por el que Libia se ha deslizado en los últimos años. De “adoradores de tronos en conflicto”, calificó Haftar a los políticos libios, una clara referencia a la pugna por el poder que mantienen los dos Gobiernos paralelos encabezados por Dbeibé y Bashagha. 

“No hay más remedio que el levantamiento y la revolución del pueblo contra la miserable realidad del país”, exclamó Haftar frente a los asistentes, a quienes hizo protagonistas del futuro político de Libia, en tanto que “fuente de la autoridad”. El mariscal de campo del Ejército Nacional Libio mantiene desde meses esta misma línea discursiva, muy crítico con los pobres avances de la Cámara de los Representantes y el Gobierno de Unidad Nacional. 

Haftar tampoco les reservó ningún piropo a las potencias extranjeras con intereses en Libia, a las que acusa de desestabilizar aún más el clima político en el país. El mensaje surge a penas algunas semanas después del paso adelante que dio la diplomacia turca para intentar posicionarse como un mediador en la crisis libia. La propuesta de Erdogan no habría tenido gran calado entre los líderes libios. Turquía mantiene aún una fuerte presencia militar, así como a través de contratistas, que tomaron posiciones en torno a la capital de Trípoli. Por ahora no ha pruebas de que Turquía tenga la intención de retirar su presencia militar en Libia.

De acuerdo con un informe del Instituto España de Estudios Estratégicos firmado por el analista Felipe Sánchez Tapia, el presidente turco Erdogan intenta penetras en el país con el objetivo de incrementar su influencia en África, acceder a recursos energéticos, hacer frente a la competencia regional de Egipto y delimitar los espacios de soberanía en el Mediterráneo oriental. Con estos intereses, Ankara busca alcanzar una solución política después de que los enfrentamientos entre grupos rivales se hayan intensificado en el país.

REUTERS/ESAM OMRAN  -   El Mariscal libio Khalifa Haftar, en Bengasi, Libia, el 24 de diciembre de 2020
REUTERS/ESAM OMRAN  -   El Mariscal libio Khalifa Haftar, en Bengasi, Libia, el 24 de diciembre de 2020

“El pueblo no tiene más remedio que asumir la responsabilidad de sí mismo, sin representantes, para lograr el cambio deseado”, dijo el mariscal en su intervención, según recoge el medio árabe Al-Arab. “La batalla por construir el Estado debe ser librada por el pueblo con la colaboración del Ejército, de manera pacífica y contra los hipócritas, los corruptos y los absurdos políticos”, añadió el mariscal de campo bajo los vítores de la asistencia en Ghat. 

Haftar ya advirtió que sus tropas no se quedarían de brazos cruzados ante la situación de caos en Libia cuando a finales del mes de agosto estallaron fuertes enfrentamientos en Trípoli entre las milicias próximas a Fathi Bashagha y los milicianos del Gobierno de Unidad Nacional de Dbeibé. Desde entonces planea sobre el escenario libio la sombra de una intervención manu militari por parte del Ejército Nacional Libio. Al menos las advertencias de Haftar llevan repitiéndose varias semanas, de ciudad en ciudad. Se podría interpretar un intento por parte del líder militar en recabar los suficientes apoyos populares antes de dar el paso definitivo. 

enfrentamientos-tripoli-libia
AP/YOUSEF MURAD  -  Fuerzas libias se despliegan en Trípoli, el sábado 27 de agosto de 2022. Los enfrentamientos estallaron entre milicias rivales en la capital de Libia

La situación no es crítica aún. Las vías de diálogo están abiertas por ahora. Prueba es el reciente entendimiento tácito entre el Ejército Nacional Libio y el Gobierno de Unidad Nacionales para desbloquear la producción petrolífera libia, la más importante fuente de ingresos para el país, que se vio amenazada por milicias cercanas a Bashagha durante el mes de mayo. No fue un regalo de Haftar. A cambio, el Gobierno de Dbeibé se comprometió a pagar sus nóminas a los miembros de las fuerzas armadas bajo el control de Haftar. Una condición indispensable para evitar motines y deserciones entre las filas del que es, hasta ahora, el grupo militar más capaz de Libia. 

Haftar alcanzó también un acuerdo para poner a un hombre de su confianza a la cabeza de la Corporación Nacional de Petróleo, Farhat bin Qadara. El cumplimiento de las exigencias de Haftar por parte del Ejecutivo de Dbeibé significarían una inclinación de la balanza a favor del militar. Si tan preocupado está el Gobierno de Unidad Nacional de tener a los militares a su favor, podría significar un pronóstico negativo para Libia y una potencial preparación para el recrudecimiento de los conflictos. 

atalayar-recep-tayyip-erdogan-presidente-turquia-ankara-primer-ministro-libio-gnu-unidad-nacional-dbeibé-visita-oficial-turquía-libia
PHOTO/ Oficina de Prensa Presidencial via REUTERS  -  Erdogan y Abdul Hamid Dbeibé  durante una ceremonia de bienvenida en Ankara

Cabe la posibilidad de que Dbeibé, en una huida hacia adelante, busque más apoyos internacionales para seguir fortificando su trinchera en Trípoli y asegurarse las espaldas en caso de un cambio en la postura de Haftar. Analistas internacionales ponen el foco en el peligro de estas intenciones de Dbeibé en caso de darle la mano a Erdogan y conseguir más implicación militar de Ankara en la región.