PUBLICIDAD

Iberdrola

Libia reabre el espacio aéreo entre sus regiones del este y oeste

El Gobierno de Fathi Bashagha ha anunciado la vuelta de los vuelos domésticos entre las ciudades del este y del oeste del país después de permanecer suspendidos tres semanas por cuestiones políticas
libia

REUTERS/HAZEM AHMED  -   Fathi Bashagha, designado como primer ministro por el parlamento, pronuncia un discurso en el aeropuerto internacional de Mitiga, en Trípoli, Libia

El espacio aéreo entre el este y el oeste de Libia ha estado cerrado a vuelos civiles internos durante tres semanas como consecuencia de las diferencias políticas presentes en el país. Especialmente luego de que la Cámara de Representantes nombrara a Fathi Bashagha como el sustituto del primer ministro Abdel Hamid Dbeibé.

Las administraciones de los aeropuertos de Maitika y Misurata dieron a conocer esta noticia en dos comunicados diferentes publicados en sus respectivos perfiles de Facebook. “Anunciamos la reanudación de los vuelos nacionales desde el aeropuerto internacional de Maitika a los aeropuertos de Benina, Tobruk y Al-Abraq”. 

onu
 AFP/FABRICE COFFRINI - Stephanie Williams, Representante Especial Adjunta del Secretario General de la ONU para Asuntos Políticos en Libia

Al-Massar TV asegura que se han seguido las instrucciones verbales dadas por la Oficina del primer ministro a la Autoridad de Aviación Civil. Por su parte, Bashagha consideró el cierre de todo el espacio aéreo libio como “una violación del derecho de circulación y un ataque a la autoridad política y constitucional”. 

Stephanie Williams, asesora especial de las Naciones Unidas en este país, solicitó la retoma de los desplazamientos entre Trípoli y Bengasi apelando a la libertad de movimiento como derecho humano fundamental. “Me uno a los libios para pedir a las autoridades pertinentes que reanuden los vuelos civiles sin ninguna demora”. 

Dbeibé fue el encargado de adoptar esta medida, lo que desembocó en un aumento del sufrimiento del pueblo. El partido Libia para Todos no tardó en emitir su denuncia y dijo que tales prácticas suponían una amenaza para la estabilidad y unidad de una nación afectada por una profunda crisis económica y política. 

avion
AFP/MAHMUD TURKIA - Fotografia de archivo , trabajadores libios se preparan para descargar un cargamento de la vacuna china Sinopharm contra el COVID-19, en el aeropuerto internacional de Mitiga, en la capital, Trípoli, el 2 de agosto de 2021

El objetivo principal de dicha queja era la apertura inmediata del espacio aéreo ya que las leyes nacionales y las normas internacionales, garantizan la libertad de circulación, como el artículo 13 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y los títulos 12 y 13 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

También hizo un llamamiento para que la Fiscalía General abriese al primer ministro saliente una investigación inmediata. Con este acto, Dbeibé buscaba “socavar el tejido social libio”, retomar el discurso del odio y restaurar el estado de división sufrido durante un largo periodo de tiempo.

La Organización Libia para los Derechos Humanos condenó la suspensión de los vuelos civiles por noveno día consecutivo, afectando especialmente a los colectivos más vulnerables. Asimismo, subrayó la necesidad de evitarle a los ciudadanos el “flagelo” del enfrentamiento entre las diferentes facciones políticas. 

libia
AP/YURI KOCHETKOV - El primer ministro libio del Gobierno de Unidad Nacional, Abdul Hamid Dbeibah

El regreso de los vuelos domésticos constituye un soplo de esperanza para que el nuevo Ejecutivo asuma sus funciones de forma pacífica. Dbeibé insiste en que las tareas del gabinete solo deben entregarse a una autoridad elegida de forma democrática. Su descontento le ha llevado a adoptar varias decisiones orientadas a evitar la formación del nuevo Gobierno.

Con tal de no renunciar a sus poderes, volvió a suscitar los temores de un posible enfrentamiento armado, tal y como hizo saber durante la sexta edición del Foro de los Países Exportadores de Gas (FPEG). Donde destacó, a su vez, la estrecha relación que mantienen el estallido de un conflicto y la disminución de la producción de petróleo y gas en Libia.

A parte de establecer el cierre del espacio aéreo y la carretera costera que une el este y el oeste del territorio, emitió la orden de arresto de Hafez Kaddour y Salha al-Toumi, ministros de Asuntos Exteriores y de Cultura, respectivamente. Ambos delegados se dirigían en ese momento a la ciudad de Tobruk para asistir a la sesión de juramento de Fathi Bashagha.